Los comentarios de LVL sobre la memoria y cuenta

León vio una sola medida racional en las 5 horas de discurso del Presidente.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Sumarium).- El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, difundió sus primeras impresiones sobre la memoria y cuenta del presidente Nicolás Maduro, donde saludó la interpretación que le dio el presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, al argumento de la guerra económica y al deterioro de las empresas públicas.

León, como nos tiene acostumbrados, fue mordaz con las palabras del Jefe de Estado, asegurando que al ratificar el intervencionismo y el control se garantiza la profundización de la crisis.

“El presidente dice que el problema no son los controles sino la mala aplicación de ellos. Es la reacción típica del socialismo primitivo”, publicó en su Twitter.

En este sentido también añadió que el pretexto del aplicar mayor control no tiene otro fin que tapar las distorsiones creadas, para luego culpar a la propia crisis que se origina a partir de éste de que no hay suficiente control.

Sin embargo, en la alocución del Mandatario también consiguió puntos de encuentro, como el que se refiere a abrir el mercado para lograr inversiones extranjeras y al aumento de la gasolina, lo que tachó como una medida “racional”.

“Lo más importante no es lo que el Presidente dijo sino lo que no dijo: ¿Cómo recuperará la confianza perdida sin cambiar el modelo que la causó?”, se pregunta el Presidente de Datanálisis.

EL DECRETO DE EMERGENCIA ECONÓMICA

Seguidamente cargó contra la iniciativa del Ejecutivo Nacional bautizada como el Decreto de Emergencia Económica, el cual, en palabras del analista es una herramienta que permitiría reestructurar el presupuesto, cambiar partidas y conseguir créditos adicionales sin ir a la AN,

“El decreto de emergencia busca obtener mejores condiciones que en una habilitante”, reza uno de sus tuits.

De igual manera el gobierno tendría la facultad de intervenir temporalmente empresas y bienes privados con la “excusa” de garantizar abastecimiento, limitar el acceso de las empresas y la población a divisas o incluso a sus bolívares.
Aumentar sustancialmente la presión tributaria sobre el sector privado y la población en general.

“El Decreto de Emergencia es una ratificación del modelo intervencionista y controlador y sólo puede profundizar las distorsiones que este crea”.

León también planeta que la medida entra en vigencia de manera inmediata, pero que necesariamente tiene que ser ratificado o rechazado por el Parlamento o el Tribunal Supremo de Justicia y que bastaría un solo rechazo de parte de alguna de estas instituciones para que quedara anulado.

“El rechazo parlamentario al decreto será usado por el gobierno como una excusa para culpar a la oposición de la crisis que ya existe”, prevé.

Categoría: Venezuela