eltelegrafo

Los deberes y tareas de los alcaldes que luchan por la libertad

Se olvidan de mencionar los enormes problemas que agobian a los habitantes de Quito, Guayaquil o de la provincia del Azuay.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Editorial El Telégrafo). Como dice la expresión popular: “Que levante la mano aquel alcalde que diga que su municipio es perfecto”. Ahora se evocan todos los supuestos males del Gobierno central, pero se olvidan de mencionar los enormes problemas que agobian a los habitantes de Quito, Guayaquil o de la provincia del Azuay.

Las tres autoridades de esos gobiernos locales tienen enormes responsabilidades y unas cuantas deudas con sus votantes, sin dejar de lado a otros tantos. Si alguien revisa el plan de trabajo para la campaña electoral de 2014, encontrará que en un año no se ha cumplido ni con el 10% de lo ofrecido cuando ya llevan una cuarta parte de su mandato.

Hilando fino: ¿qué condiciones materiales han creado esas mismas autoridades para garantizar las libertades de sus ciudadanos? ¿Qué garantía para ejercer la libertad de comercio, expresión y movilización hay en Guayaquil cuando se reprime con violencia a los vendedores informales? ¿Los comerciantes en Quito no protestan exigiendo algo parecido? ¿En Azuay el campesinado está feliz por las vías de acceso? Para reclamar libertad a otros, hay que dar ejemplo.

Categoría: Opinión