Los detalles de la audiencia del 8-S de los sobrinos Flores

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – La periodista Maibort Petit en su blog dio detalles del primer día de la audiencia del pasado 8 de septiembre, en donde la defensa de los sobrinos Flores, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, solicitó la supresión de evidencias sobre supuesto narcotráfico.

El juicio se realizó en en el salón 14C de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, en Estados Unidos. En el espacio estaban el juez Paul Crotty, la defensa de los sobrinos Flores integrada por seis reconocidos abogados y siete asistentes, dos fiscales de la oficina de Preet Bharara y nueve testigos.

Al llegar a la sala, los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela vestían un uniforme color azul, que significa que aún no han sido procesados, estaban enérgicos y acicalados. Sin embargo, el que más destacó fue Efraín Antonio Campos Flores, quien recientemente cumplió 30 años, que se mostró ante los presentes tranquilo, conversador y atlético.

Según precisó la reportera venezolana, Campos Flores mostró que manejaba un inglés bien fluido y “desenvuelto”, puesto que no paró de hablar con su abogado, John Zach, en la lengua anglosajona. Incluso, le preguntó a su representante legal sobre los rascacielos que se avizoraban desde el ventanal de la sala donde se realizó la audiencia.

Por su parte, describió Petit, Flores de Freitas estaba sentado junto a su abogado David Rody y solo una silla separaba a éstos de su primo y demás litigantes. Franqui Francisco estaba arreglado, al parecer perdió algo de peso, al igual que su primo estaba tonificado. Sin embargo, parecía que no había recibido sol dado que estaba algo pálido, pero aparentemente gozaba de buena salud.

Petit manifestó que Flores de Freitas no estaba “tan alegre” como su primo, pues cada vez que era nombrado en la audiencia por los testigos, se ponía “nervioso”. A diferencia de Efraín, Franqui no tenía un inglés tan fluido como su primo.

Igualmente, la nueva abogada del joven, la latina Elizabeth Espinosa, estuvo presente y le sirvió como intérprete, ya que le daba detalles de lo que declaraban y ocurría en la sala.

LA “MISTERIOSA” PAREJA EN LA AUDIENCIA

La periodista venezolana acotó que una mujer de aproximadamente 55 años de edad, usaba una especie de pañoleta en la cara para tapar su rostro y un hombre de unos 65 años, vestido con traje de invierno, se mostraron preocupados a lo largo de la jornada. Ambos hablaban perfectamente español y tenían acento venezolano.

LOS TESTIGOS

El primer testigo llamado al estrado fue un efectivo policial de Haití, quien le colocó las esposas a los sobrinos Flores en el restaurante del Hotel donde fueron detenidos.

El funcionario trabajaba para la Unidad Antinarcóticos de la Policía de Haití desde hace más de 3 años y fue asignado por sus jefes, para trabajar en “la operación de arresto de los dos acusados de delitos de narcotráfico”.

Tras ser preguntado en múltiples veces por el abogado Randall Jackson sobre el procedimiento, el policía haitiano respondió que todo el procedimiento estuvo “apegado a las normas” de su país: “Los dos hombres no se resistieron al arresto, ambos colocaron las manos para ponerles las esposas y en todo momento nosotros nos identificamos como policías nacionales”.

El oficial dijo que “cuando los oficiales llegaron a la mesa del restaurante del hotel donde se estaban haciendo las negociaciones, se presentaron como la autoridades y les dijeron que iban a ser arrestados” y destacó en todo momento que los uniformes utilizados por los efectivos estaban identificados con la insignia “Police”.

“Es obligatorio. Nadie puede quitarles las insignias. Nadie está autorizado para hacerlo”, destacó cada vez que era cuestionado por la defensa sobre el uniforme y la cantidad de personas que participaron en la operación. 

EL FUNCIONARIO DE LA DEA QUE ENTREVISTÓ A LOS SOBRINOS FLORES

Sandalio González, agente especial de la DEA, fue el encargado de entrevistar a Efraín y a Franqui desde Haití hasta Nueva York, además de explicarles los derechos Miranda, de leerleS las formas y de informarles los motivos de la detención.

Durante el interrogatorio, el funcionario dio detalles de todo el proceso que se activo para la investigación y añadió que la DEA no fue quien detuvo a los sobrinos Flores en Haití, sino la propia policía local, dado que cumplen con todas las normativas establecidas en esa nación.

“Fueron los oficiales de la policía de Haití quienes procedieron arrestar en el restaurante del hotel a los acusados, cumpliendo lo establecido en las leyes de ese país. Nosotros esperamos que se cumplieran todos los protocolos para luego tomar custodia de los dos hombres”, dijo González.

Cabe resaltar que la audiencia inició aproximadamente a las 9:45 de la mañana y terminó a las 5 de la tarde.

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO PUBLICADO POR LA PERIODISTA, PULSE AQUÍ.