Los detalles del caso de la bebé que fue regalada por su madre para ser “libre”

Todas las implicadas en el caso se encuentran privadas de libertad, mientras la bebé se encuentra con su padre.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) Una joven de 20 años identificada como Jennifer del Carmen Jiménez Marques fue detenida por el Cicpc por simular el rapto de su hija. “Se nos hizo rara su actitud. Su despreocupación y en especial la incongruencia a la hora de relatar lo sucedido”, dijeron las fuentes policiales a Correo del Caroní.

La bebé había sido supuestamente raptada el pasado lunes 27 de julio. El mismo día su madre acudió a la sede del Cicpc asegurando que una mujer y un hombre habían raptado a su hija y huído en un carro verde.

Lea también: las primeras investigaciones del caso

La noticia se corrió rápidamente por las redes sociales en donde se mostraba fotos de la nené. La mujer aseguraba que había tomado un taxi que manejaba una mujer de unos 30 años en el estado Bolívar para ir a casa de su madre en donde dejaría a su hija para ir a hacer cola para los pañales. Según ella, en medio del viaje, la mujer sacó un arma y la amenazó, luego se montó un hombre y la “ruletearon” en Puerto Ordaz.

A pesar de que la joven pensaba que su coartada era “sólida”, funcionarios del Cicpc notaron incosistencia en la historia.

Mientras, continuaba la atención sobre el caso en las redes sociales, y fue allí en donde una joven de 24 años, Geraldine Andreína Sierra Sortilet, publicó una foto con la bebé. En medio de toda la atención la chica “entró en pánico” y se dirigió al Consejo de Derechos del Niño y el Adolescente del estado Miranda allí sostuvo que la niña no había sido raptada, sino que “su mamá me la dio en adopción”.

Luego de esto, tras interrogatorios y al conocer sobre la revelación hecha por Sierra, la madre de la bebé confesó que fingió el rapto.

La verdadera historia es que tomó un carro por puesto de Upata hasta el terminal de Puerto Ordaz en donde la esperaban tres mujeres: Geraldine Andreína; su mamá, María Patricia Sortilet de Sierra, de 45 años; y una amiga, la abogada Cleotilde María Casalena, de 51.

“Llévatela, yo no la puedo tener más”, le dijo la madre a Sierra al entregarle a la bebé y recibir dos mil bolívares para su regreso a Upata. “Ella dijo que tenía miedo de que él (el esposo) la dejara, entonces prefirió regalar a la niña. Por si su marido decidía dejarla, ella podía regresar a su casa como una mujer libre”, comentó el comisario general de Regiones Estratégicas de Investigación Penal, Anixo Salavarría.

Mientras tanto el padre de la niña no sabía de los planes de su pareja y según los policías “está emocionalmente afectado”.

Por el hecho, la madre de la bebé esta detenida en el Centro de Coordinación Policial en San Félix, a la espera de su audiencia de presentación. Las tres mujeres con las que realizó el “negocio” están privadas de libertad en el Inof.

La bebé se encontraba en la Casa Hogar Santa Ana, en sector San Antonio de Los Altos, en el estado Miranda y finalmente el día jueves fue entregada a su padre. Se desconoce el estado de los trámites para que reciba la custodia de la menor.

Según una versión no confirmada, la abogada tenía varios documentos que constatan la entrega ilegal de la bebé, que podría haber sido “negociada” a una familia en Chile.

Categoría: Venezuela | Claves: sucesos