Los escenarios de LVL tras el rechazo de la AN al decreto

"La oposición debe dejar siempre abierta su puerta y que la gente lo sepa", acotó.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, señaló que más allá del debate sobre el Decreto de Emergencia Económica, hay una realidad concreta: “El país si está en una emergencia que requiere ser atendida”.

Asimismo, indicó a través de su cuenta en la red social Twitter que es obvio que el Gobierno “usará políticamente el rechazo opositor al decreto para contaminarlos de culpabilidad en la crisis actual y futura“, pero la oposición “intentará justificar su acción en la mala calidad del decreto para resolver la crisis, necesidad de cambio y falta de información”.

“Empíricamente el Gobierno podría ejecutar algunas acciones previstas en el decreto de facto o validadas por el TSJ, pero no validar el decreto. La parte más sensible del rechazo es la presupuestaria, pues cualquier modificación debe ser aprobada por la AN o sería corrupción“, explicó.

Sostuvo que rechazar el decreto “no es un problema sólo para el Gobierno. La oposición también tiene retos ahora. Una simple acción de rechazo al decreto no pone sobre la mesa una propuesta alternativa y si corre el riesgo de ser vista como bloqueo“.

Manifestó que rechazar el decreto de emergencia pone a la oposición en la emergencia de comunicar el por qué de lo decidido y proponer opciones: “Si la oposición concentra su acción en el aspecto político del rechazo y no es proactiva en la búsqueda de soluciones, debilita su posición“.

“La oposición tiene derecho y razones para rechazar el decreto. Pero eso no resuelve el tema central. El pueblo quiere solución no conflicto. El Gobierno inunda de inmediato el país con su acusación de bloqueo y consecuencias. Si la oposición no tiene propuesta, el otro marca el debate“, sumó.

El también economista expresó que más allá de la dificultad de acordar con el Gobierno, “la oposición debe dejar siempre abierta su puerta y que la gente lo sepa. El conflicto entre Gobierno y la oposición no resuelve ni amaina la crisis. Sólo la encrudece“.

“La posición inteligente (y necesaria) es que la oposición insista en su disposición a revisar propuestas y acordar acciones racionales de emergencia. El Gobierno podría también estar haciendo una finta de ‘pocker’ con dos posibles justificaciones: Radicalización o ajuste encubierto“, enfatizó.

Reseñó que si el Gobierno considera que “su vía es radicalizarse (tomar importaciones y empresas), el decreto era sólo un peine para justificar su decisión. Si el Gobierno necesita devaluar y liberar pero evadiendo costos políticos, podría estar presionando a la AN para que asuma acción y costos“.