Los grandes diarios españoles se preparan para abandonar el papel

En el futuro, y una vez que esta transición comience a consolidarse, el papel debería quedarse con tiradas aún más reducidas y en zonas geográficas concretas.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium)– Los grandes diarios españoles liderados por El País, El Mundo y ABC ultiman detalles para dar un salto definitivo a su extremada dependencia del papel, un soporte que consideran en franca decadencia y que probablemente no volverá a darles la rentabilidad previa a la crisis.

De acuerdo con PrNoticias, las caídas en la difusión del primer semestre del año 2015 han vuelto a ser demoledoras con retrocesos de entre el 10% y el 20% dependiendo del diario. Las ventas se han desplomado y solo el alza en el precio de los ejemplares logra mantener los ingresos. Como si fuera poco, la publicidad en prensa tampoco mejora.

El papel debería quedarse con tiradas aún más reducidas y en zonas geográficas concretas

Estos datos se mantienen por séptimo año consecutivo y obligan a dar un impulso definitivo y centralizado a las ediciones digitales, que en algunas cabeceras como AS, Marca o El Economista ya perciben más ingresos publicitarios que sus ediciones en papel. Ese es precisamente el primer objetivo, que las ediciones digitales sustituyan los ingresos “analógicos”.

El objetivo es aumentar exponencialmente sus lectores en el resto del mundo

Para ello, diarios como ABC preparan un rediseño de su versión digital que debería debutar antes de fin de año y que estará centrado en potenciar los espacios publicitarios. El Mundo, por su parte, también ha centrado el foco en buscar nuevas narrativas y nuevos proyectos como microvídeos. Ademas, espera lanzar una batería de nuevos productos para reforzar sus formatos digitales y en hacerlos más atractivos para los anunciantes.

En el caso de El País los esfuerzos se centrarán en seguir apostando por Latinoamérica sin descartar nuevas ediciones digitales en el resto del continente americano. El objetivo es aumentar exponencialmente sus lectores en el resto del mundo para poder venderles a los anunciantes españoles y europeos una globalización comercial que le podría permitir cobrar más por sus anuncios.


Los ingresos por publicidad que algunos diarios generan en sus ediciones digitales no superan el 30%, y el objetivo a partir del próximo curso es al menos acercarse al 40% para periódicamente ir compensando el descenso del papel. El segundo gran objetivo para la prensa es potenciar los ingresos por venta de ejemplares digitales. En este sentido, la idea es aplicar un muro de pago permeable que les permita aumentar los ingresos pero sin resentir las visitas.

Con ello quieren comenzar a realizar la esperada transición. Quieren sustituir ingresos de una plataforma en alza por otra en franca decadencia y por primera vez desde que comenzó la crisis hay proyectos concretos que manifiestan el interés real de los diarios por potenciar Internet y soltar el papel. En el futuro, y una vez que esta transición comience a consolidarse, el papel debería quedarse con tiradas aún más reducidas y en zonas geográficas concretas, siempre como un producto de lujo cada vez con menos noticias del día y centrados en el análisis.

Categoría: Mundo | Claves: España