Los lusos van a la final de la Euro

Con 31 años Cristiano Ronaldo aspira ganar su primer título con la Seleção

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: AFP

(Lyon, Francia. AFP).- Portugal se clasificó hoy a la final de la Eurocopa de fútbol de Francia al vencer 2-0 a Gales en Lyon con una actuación estelar de Cristiano Ronaldo, autor de un gol y una asistencia.

El crack adelantó a Portugal en el 50′ con un potente cabezazo y asistió a Nani tres minutos después para lanzar a la selección lusa a la segunda final europea de su historia después de la que perdió en 2004 en casa ante Grecia.

Portugal buscará el título el domingo en el Stade de France de París ante Alemania o Francia, que se miden mañana en Marsella en la segunda semifinal. Gales, por su parte, regresará a casa con la cabeza alta tras alcanzar la ronda de los cuatro mejores en la primera Eurocopa de su historia.

Cristiano Ronaldo, que lloró tras caer en la final de hace 12 años siendo casi un adolescente, ganó hoy el duelo de estrellas a su compañero en el Real Madrid Gareth Bale y a sus 31 años intentará conquistar su primer título con Portugal, uno de los pocos logros que le faltan al insaciable delantero. El gol ante Gales le permitió empatar con Michel Platini como el máximo goleador de la historia del torneo con nueve tantos.

PORTUGAL LIQUIDÓ EN 180 SEGUNDOS

Portugal demostró en el torneo una gran capacidad de sufrimiento, al superar la fase de grupos con tres empates, vencer a Croacia en la prórroga en los octavos y superar a Polonia en los penales para avanzar a semifinales. Hoy, en Lyon, ganó su primer partido en 90 minutos, aunque lo decidió en apenas 180 segundos, los que hubo entre los dos goles.

Pese a que faltaban Pepe en Portugal y Ben Davies en Gales, dos centrales titulares, la primera parte fue dominada por completo por las defensas. Fue esa línea la que más tiempo tuvo la pelota, con las dos selecciones extremadamente precavidas. Recibir un gol en el amanecer del encuentro era lo último que querían.

Cristiano Ronaldo comenzó con los nervios a flor de piel y discutió desgañitándose una falta cerca del área y un posible penal de James Collins que el árbitro no cobró. El central galés, de 1,93 metros y con aspecto de rudo, fue la sombra de Cristiano Ronaldo hasta que el luso decidió el duelo.

A pesar del marcaje férreo de su defensor, el triple ganador del Balón de Oro se procuró varias ocasiones en la primera parte, pero ninguna con peligro salvo un remate de cabeza en el 44 que se fue desviado por poco.

PARTIDO DE IDA Y VUELTA

Crédito: AFP

Si de un lado era Cristiano Ronaldo el que creaba el peligro, en el otro aparecía Bale. El crack de Gales fue lo más destacado de los “dragones” ante la ausencia de su fiel escudero Aaron Ramsey, sancionado. Bale fue el único que intentó poner una marcha más y cambiar el ritmo de un partido que en la primera parte fue tedioso, falto de la tensión que se le imagina a una semifinal de la Eurocopa.

Tres cabalgadas de Bale, una por la izquierda, otra por el centro y otra por la derecha, fueron las únicas acciones que pusieron en aprietos a la zaga portuguesa en los 45 minutos iniciales. Ocurrieron entre el minuto 18 y el 25, lo que hizo despertar tímidamente al público.

Pero el partido volvió en cuestión de segundos a su realidad. Lentitud en las transiciones, prudencia en ambos equipos y poco fútbol. Los porteros apenas tocaban la pelota.

La segunda mitad amagó con el mismo escenario, pero Cristiano Ronaldo se encargó de abrir el encuentro con un tremendo cabezazo que sacudió las redes en el minuto 50. El jugador del Real Madrid se elevó varios centímetros por encima de su marcador Chester en un córner y se sacó un remate de cabeza ante el que nada pudo hacer el portero Hennessey.

LA PICARDÍA DE NANI

Crédito: AFP

El golpe fue letal para Gales, una selección novel en este tipo de instancias y que tres minutos después ya perdía por 2-0 tras un despiste de sus centrales. Cristiano Ronaldo disparó con apuros desde la frontal un tiro cruzado y el balón llegó a los pies de Nani.

Habilitado por los defensores, el nuevo jugador del Valencia tocó la pelota, cambió por completo la dirección y colocó el 2-0 en el marcador. Una losa demasiado pesada para Gales, que a partir de ese momento jugó con más corazón que convicción.

El seleccionador galés, Chris Coleman, refrescó a su equipo con tres cambios, pero nada consiguió salvo desordenar a los “dragones”, volcados en el área rival. La situación era la ideal para Portugal, replegada y con muchos espacios a la contra.

Cristiano Ronaldo, Renato Sanches, Nani y Joao Mario tuvieron ocasiones para engordar la cuenta de Portugal y Bale continuó probando con disparos lejanos. Nada cambió el signo del encuentro, que acabó con Cristiano Ronaldo lazando al cielo de Lyon un grito de rabia.

FICHA DEL PARTIDO:

Crédito: AFP

PORTUGAL: Rui Patricio; Cédric, José Fonte, Bruno Alves, Raphael Guerreiro; Danilo, Joao Mario, Renato Sanches (André Gomes, m.74), Adrien Silva (Moutinho, m.79); Nani (Quaresm, m.87), Cristiano Ronaldo

GALES: Wayne Hennessey; James Chester, Ahsley Williams, James Collins (Williams, m.66); Chris Gunter, Neil Taylor, Joe Allen, Joe Ledley (Vokes, m.58), Andy King; Gareth Bale y Hal Robson-Kanu (Church, m.63)

Goles: 1-0, Cristiano Ronaldo m.50. 2-0, Nani m. 53.

Árbitro: Jonas Eriksson (Suecia). Mostró tarjeta amarilla a Allen (m.8), Chester (62′), Bruno Alves (71′), Cristiano Ronaldo (72′)

Campo: Stade de Lyon. 55.679 espectadores