Los nuevos detalles del caso de Armando Cabrera y la transexual

"Sus abogados están averiguando y el culpable de ese asesinato va a caer", destacó la sobrina del actor.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – La periodista Angélica Lugo publicó en la página web Runrunes que allegados del actor Armando Cabrera señalaron que él no pudo haber asesinado a Keiduin Alexander Suárez, de 27 años, quien era transexual, puesto que para el momento del hecho se encontraba jugando dominó en el Club Valle Arriba con unos amigos.

Asimismo, manifestaron que tiene fracturada la muñeca derecha, tras haber sido atacado por un delincuente hace tres meses para robarle un reloj mientras estaba en un cajero en La Previsora.

El actor Marcos Moreno, amigo desde hace 18 años de Cabrera, manifestó que “Armando tiene fracturada la muñeca derecha. No puede hacer maniobras”.

Explicó que “cuando fue atacado por el delincuente pisó mal y se fracturó. Hasta hace 15 días tuvo un yeso porque fue operado, por lo tanto, no puede manejar con destreza para además asesinar a una persona y lanzarla de su vehículo que solo utiliza para desplazarse en distancias cortas. Además, él no tiene arma de fuego y sería incapaz de matar a alguien”.

Por su parte, la sobrina de Armando, Victoria Rincón Cabrera, informó que los abogados de su tío solicitarán los videos de la cámara de club para demostrar que el artista estaba en el lugar en el momento del asesinato de la transexual.

“Sus abogados están averiguando y el culpable de ese asesinato va a caer, porque mi tío es inocente”, enfatizó Victoria.

“ARMANDO CABRERA ES INOCENTE”

El director de teatro Michel Hausmann afirmó en su cuenta en la red social Facebook que Armando Cabrera “es inocente”, puesto que ha indagado en el caso preguntándole a los abogados y amigos del actor .

Explicó que el crimen ocurrió el viernes 13 de mayo, en la noche, en El Rosal. “Armando no salió esa noche de su casa. Hay muchos testigos que lo confirman. Entre ellos, el portero del edificio en el que vive Armando, amigos como el actor Marcos Moreno (quien estuvo en comunicación con Armando ese mismo viernes en la noche, lo mismo que el sábado, temprano en la mañana, cuando un alegre Armando salió a las 7:30 a hacer diligencias”.

Manifestó que existe un solo testigo que declaró que Armando “era culpable. ¿Qué alegó ese testigo? Que un tal ‘Alberto Cabrera, de profesión actor, ultimó a la víctima en su camioneta’. Creo que dijo, además, que la camioneta era de color azul. Para empezar, Armando no se llama Alberto. Luego, Armando no tiene una camioneta sino un Camry de 1996, o algún año cercano. Pero, para más señas, a Armando lo asaltaron hace varios meses, precisamente en El Rosal (donde ocurrió el crimen), y le fracturaron el brazo derecho de una forma tan violenta que, al sol de hoy, prácticamente no puede moverlo; tanto menos, mover su mano con propiedad. Es imposible que, dada su condición, pueda accionar un arma. Los médicos han dado constancia de eso”.

Hausmann aseveró que la actitud de Armando Cabrera, desde el viernes hasta el martes, “es la de una persona inocente. La alternativa es que Armando sea un psicópata y que tenga la capacidad de actuar con absoluta normalidad después de cometer un crimen tan espantoso. Esto, a mi entender, no sólo es improbable. Yo, personalmente, no lo podría creer jamás ¿Qué hizo Armando en las horas posteriores al crimen? Madrugó, fue de compras y luego, en horas de la tarde, fue al Club Valle Arriba a jugar dominó. De haber sido el asesino, hizo gala de una sangre fría envidiable, digna de un asesino con experiencia”.

Agregó que “en medio de la partida de dominó comienzan los errores de la prensa: aparecen los titulares con información falsa, inexacta, tendenciosa, primero diciendo que le habían disparado al actor Armando Cabrera. Sus amigos empezaron a llamarlo desesperadamente. A Armando le pareció la cosa más graciosa del planeta: ‘no me manden flores; mándenme dólares’, le decía a sus amigos, jocosamente, sin entender de dónde había salido semejante disparate. Cosas de los portales de internet intentando cazar clics, pensaría”.

Añadió que en hora de la noche la noticia había cambiado y se le acusaba al actor de asesinar a una trabajadora sexual transgénero. “Armando desmintió la noticia en Twitter, escribiéndole directamente a Daniel Colina, el reportero que dio la noticia. Cabe preguntar si el señor Colina se habrá comunicado con Armando, para verificar, para indagar; para increparlo, al menos. A juzgar por la evidencia, lo dudo. Aquí comenzaron los pecados profesionales de reporteros y medios de comunicación. Mientras tanto, Armando insistía en su inocencia ante Ravell y La Patilla, que ya se habían hecho eco de la nota de Colina”.

Tras el escándalo que se originó, Cabrera recibió una cita para declarar el martes 17 de mayo ante el Cicpc. “Esto es cuatro días después del crimen. Cuatro días. Tiempo suficiente para esconderse, huir, comprar un pasaje a Trinidad, cruzar la frontera hacia Manaos o cualquier otra cosa. En lugar de eso ¿qué decide hacer Cabrera? Como cualquier otra persona inocente, se presenta a la cita, para desmentir todos los cargos. Lo que ocurre es ya el pan nuestro de cada día en un país cuyo sistema judicial es menos que una parodia: Armando cae preso. Una raya más para el tigre que es el poder judicial criollo”.

ESTÁ EN EL LLANITO Y NO EN EL RODEO III

El director de teatro apuntó que Armando Cabrera sigue en El Llanito, pese a que una nota de prensa del Ministerio Público dijo que sería trasladado a la cárcel de Rodeo III. “La fiscal mandó a Armando inmediatamente al Rodeo III. Nada más falso. Hasta hoy, Armando sigue en El Llanito. Probablemente lo trasladen a El Rosal”.

Sumó que la fiscal que lleva el caso “simplemente no ha ido a las audiencias, y la fiscal suplente ha diferido el caso. Se retomará, aseguran, en los próximos quince días”.

Michel Hausmann exigió a los periodistas “serios, por favor, investiguen. No por simpatía alguna con Armando, que no tienen por qué tenerla, ni por amor a la verdad, a la que si quieren pueden pasarle de largo, sino por oficio. Por las exigencias de su propio oficio”.




Categoría: Venezuela | Claves: Armando Cabrera sucesos