Los “pecados” de Maduro y el Psuv en la campaña, según Schémel

Insistió que la oposición es una "fuerza antagónica".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Globovisión

(Caracas. Venezuela. Redacción Sumarium).- Óscar Schémel, director de Hinterlaces, reiteró hoy que la oposición venezolana es una “fuerza antagónica, más no alternativa”, pese a que propinó una fuerte derrota al Psuv con 112 diputados en el 6-D.

“Uno de los retos de la oposición es eso, convertirse en alternativa”, consideró durante el programa Vladimir a la 1, de Globovisión.

Para Schémel el resultado del gobierno en las legislativas no es totalmente negativo. “Haber logrado 42% de la votación en un contexto de profunda crisis económica, con colas terribles, desabastecimiento como nunca se había visto, y niveles de inflación inéditos… es una hazaña, un éxito”.

En tal sentido, indicó que los venezolanos están apostando a las “soluciones democráticas y constitucionales” para los fuertes problemas que aquejan al país.

Al ser interrogado sobre quién de las dos fuerzas políticas de la nación está siendo más “proclive” a la confrontación, el analista respondió que el Gobierno “pretende repolarizar otra vez el país y reposicionar a la oposición” como una “amenaza”.

Asimismo, señaló que el gobierno ante su debacle en las legislativas, debe definir de una vez el modelo económico productivo, tomar decisiones en el campo cambiario, establecer alianzas, etc. “Tienen que cambiar las vocerías, renovarlas. Tienen que refrescar al gobierno, mandar una señal de que se están tomando decisiones, que se está rectificando”.

LOS “PECADOS”

– Hay una sobreexposición presidencial que no está bien dirigida, programada, no cuenta con los recursos discursivos establecidos y entonces se cometen improvisaciones, errores, desaciertos que afectan la imagen presidencial.

– No se le habló al chavismo descontento, a los simpatizantes, a las clases medias populares. El discurso se centró en los más convencidos, los militantes.

No es suficiente reivindicar el pasado, ni esperar que los programas sociales se conviertan automáticamente en votos.

– Se está despilfarrando un poco la imagen de Chávez, su poder simbólico, asociándolo solo a las competencias electorales.