“Los que no quieren cambio son los que criminalizaron al país”

La esposa de Leopoldo López manifestó que los que desestiman la propuesta son los que "criminalizaron al país".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: EFE

(Caracas, Venezuela. EFE).- Lilian Tintori, la esposa del dirigente opositor preso Leopoldo López, dijo hoy que la ley de amnistía que prevé aprobar en el Parlamento venezolano la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) “no es de olvido”, como asegura el oficialismo.

“La ley de amnistía no es de olvido, yo no me puedo olvidar que me quitaron a Leopoldo por dos años injustamente sin una prueba y sin un testigo que lo acuse de nada”, dijo Tintori en el foro “El compromiso es Venezuela”, en el que se abordó la ley con la que espera se concrete la liberación de su esposo, condenado a casi 14 años de cárcel por instigación pública, daños a la propiedad, incendio y asociación para delinquir.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha calificado la norma como “ley de amnesia criminal” y ha advertido que con ella se busca “crear violencia”.

“Los que hoy están diciendo que la amnistía es una ley criminal son los que criminalizaron el país, los que no quieren cambio, los que quieren que nosotros sigamos viviendo como hoy estamos viviendo, con presos políticos, con persecución, con escasez, con inflación, con crisis económica, con preocupación, con tristeza, con injusticia”, dijo Tintori.

RESCATAR EL ESTADO DE DERECHO

A su juicio, la ley de amnistía propuesta por la MUD es “una oportunidad de rescatar el Estado de derecho, la institucionalidad”.

La ley, que fue aprobada en primera discusión el pasado 16 de febrero por la mayoría opositora de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), debe ser sometida aún a otra discusión para su aprobación definitiva.

“Se aprobará a finales de marzo”, afirmó Tintori, quien instó a los ciudadanos a clamar por la medida que “beneficia a todos”.

El expresidente costarricense y premio Nobel de la Paz, Óscar Arias, expresó el pasado 18 de febrero que de la libertad de López y de otros “presos políticos” depende que Venezuela “pueda volver a ser conocida como una democracia que respeta los derechos humanos”.