Los símbolos de la resistencia en Venezuela

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Más de un mes lleva Venezuela sumida en manifestaciones, los ciudadanos en las calles se han expresado con contundencia en contra del Gobierno de Nicolás Maduro. Aunque la represión ha sido brutal, sin embargo, los manifestantes siguen respondiendo y las calles se siguen llenando cada día. Al final se ha convertido en una lucha de resistencia.

Las imágenes de las protestas son impactantes, algunos ciudadanos valientes y decididos, con sus acciones se han terminado convirtiendo en símbolos de la resistencia.

MARÍA JOSÉ CASTRO

Tal es el caso de María José Castro, una portuguesa afincada en Caracas, cuando caminó con una bandera de Venezuela colgada en su espalda hasta una tanqueta de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). “Sentí que me había convertido en madre de esos muchachos que se estaban manifestando. ¡Me dolía ver cómo disparaban contra ellos! Cuando escuché a los soldados ordenar el avance de las tanquetas pensé que ocurriría una masacre y ahí me eché”, comenta al diario El País de España.

“Mi vida estaba en manos de Dios, no de los soldados. Cuando era muy joven debí irme de Portugal por una dictadura, ahora sé que uno debe luchar. No podemos dejarnos arrebatar una nación por un tirano. Venezuela ha dado mucho al mundo, recibió a muchos extranjeros, así como a mí, y por eso yo no abandono a mi país”, expresó la mujer.

La mujer se ha convertido en un símbolo de la resistencia pacífica en Venezuela y su inspiradora imagen le ha dado la vuelta al mundo.

HANS WUERICH

Asimismo, el rostro de Hans Wuerich, jamás será olvidado. el 20 de abril, el joven decidió quitarse su ropa, quedar completamente desnudo y arriesgarse frente a los funcionarios policiales.

Sin ninguna protección, indefenso, y solo con una Biblia en la mano, se enfrentó a los Guardias. Se montó en la tanqueta y exigió a los funcionarios que cesaran la represión. La respuesta fue violenta. Mientras él más se acercaba a los funcionarios, y más resistía, más lo golpeaban, disparaban e insultaban.

“Había evaluado varias maneras de protestar pacíficamente. No creo en la violencia como una salida a la crisis, porque eso da excusas al Gobierno para reprimir”, relata.

Sus motivos para rechazar al Gobierno son comunes: una economía devastada por erróneas políticas y la caída de los precios del petróleo, la casi inexistencia de medicinas, los presos políticos y la anulación del Parlamento, entre otros infortunios. Wuerich abandonó hace un año la casa de sus padres para vivir solo en el barrio de La Pastora. “El dinero no me alcanzaba para comer bien, eso es lo que sucede a la mayoría de los venezolanos. Estuve cuatro meses viviendo solo. Para una persona joven es difícil independizarse debido a la crisis económica en este país”, señala.

TOMÁS VIVAS

Otro venezolano valiente es Tomás Vivas, un artista de 29 años, que partió de Mérida, para vivir solo en Caracas. El joven con la cara cubierta se paró, alzó su instrumento musical (cuatro) y tocó música en medio de la represión, de las bombas lacrimógenas y los perdigones.

“Salí a tocar joropo (género musical típico de Venezuela y Colombia). Muchas veces no soy escuchado, especialmente cuando estoy atrapado en la línea de fuego entre manifestantes y policías. No importa, yo sigo tocando (…) Cada quien debe hacer el tipo de protesta que crea conveniente, pero pienso que la pacífica es la más efectiva”, afirmó.

Para leer el artículo completo pulse AQUÍ.