Lujo, sexo, drogas… la vida de excesos de los “playboys” árabes

Muchos miembros de las monarquías del Golfo tienen mansiones multimillonarias en Los Ángeles y ya se han enfrentado a las autoridades.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Con el tiempo Rashid fue modelando su cuerpo y hasta decían que consumía esteroides. Crédito: Infobae

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El pasado sábado 19 de septiembre murió de un ataque al corazón el jeque Rashid bin Mohammed bin Rashid al Maktoum, hijo mayor del príncipe de Dubái. Su fallecimiento despertó una gran polémica en los Emiratos Árabes Unidos y en Gran Bretaña, donde realizó sus estudios universitarios, ya que algunos indicios sostienen que la causa del deceso fue un exceso de drogas.

Según consigna Daily Star, el joven jeque de 33 años tenía “un pasado turbio” entre drogas, alcohol y orgías en lujosos hoteles. Un reciente episodio con otro príncipe saudita, de vacaciones en una mansión en Beverly Hills, terminó por arrojar luz sobre la polémica vida de estos playboys árabes.

El príncipe saudita Majed Abdulaziz al Saud, de 28 años, fue detenido en Los Ángeles tras la denuncia de una presunta agresión sexual. Salió en libertad con cargos tras pagar una fianza de USD 300.000. Varios testigos citados por el diario Los Angeles Times afirmaron haber visto a una mujer ensangrentada pidiendo ayuda mientras intentaba saltar la valla de una mansión en Beverly Hills.

Lo cierto es que muchos miembros de las monarquías del Golfo tienen mansiones multimillonarias en Los Ángeles y no es la primera vez que se enfrentan a las autoridades.

Mientras en su reino, el príncipe Rashid fue despedido con pompas reales, en Occidente su muerte puso bajo el foco el mundo secreto de estos magnates que todos los veranos huyen del calor del desierto en Oriente medio y pasan sus días gastando fortunas en libertinajes y desenfrenos occidentales. El escándalo en la mansión de Beverly Hills no hizo más enfatizar estas sospechas, reseña Clarín.

Y es que la semana pasada, el jeque Jalid bin Hamad al Thani, de la familia real qatarí, fue interrogado por la policía de Beverly Hills tras la aparición de un video en el que se ve una Ferrari amarilla saltándose un cartel de Stop y poniendo en peligro a un grupo de peatones. Los agentes determinaron que el coche pertenece a Al Thani, pero el príncipe negó haberlo conducido y reclamó su inmunidad diplomática antes de abandonar el país.

La mansión de Majed Abdulaziz al Saud en Beverly Hills. Crédito: Infobae

Hace dos años, la princesa saudita Meshael Alayban quedó libre de cargos por falta de pruebas, tras ser acusada de esclavizar a una empleada.

Los playboys vienen de Qatar, Arabia Saudita, Emiratos Arabes Unidos y Kuwait. Y con ellos viajan sus preciosos autos a un costo de 30 mil dólares cada uno. Qatar Airways dedica aviones enteros a transportar los autos de los jeques desde Oriente Medio a Londres. “Es muy bizzarro”, dice un aristócrata inglés. “Aún hay mesas disponibles para tomar el té en Claridges en julio, pero está absolutamente lleno de árabes. Creo que soy el único inglés cuando voy”.

Categoría: Mundo | Claves: Playboys árabes