Lujosa casa comprada por Peña Nieto no incurrió en conflicto de intereses

Todas las casas fueron declaradas y adquiridas antes de que Peña Nieto y Videgaray fueran funcionarios federales y las condiciones de compra de las viviendas no fueron modificadas posteriormente a su favor.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Una de las propiedades de Nieto que estaba en investigación. Credito: elsoldenayarit.mx

(México, AFP) – El ministerio anticorrupción mexicano determinó este viernes que ni el presidente, Enrique Peña Nieto, ni el ministro de Hacienda, Luis Videgaray, incurrieron en conflicto de intereses por la compra de lujosas casas a contratistas públicos, una conclusión que la oposición tachó de “burla”.

“Se determinó que no existe conflicto de interés ya que ni el licenciado Peña Nieto ni el doctor Videgaray incurrieron en alguna acción parcial relacionada con las atribuciones que les corresponde ni participaron de forma alguna en los contratos”, dijo el ministro de Función Pública, Virgilio Andrade, al dar a conocer los resultados de su investigación.

La indagatoria se derivó del escándalo generado en noviembre pasado, cuando un reporte periodístico reveló que la primera dama, Angélica Rivera, había adquirido una mansión de más de tres millones de dólares a un importante contratista gubernamental meses antes de la victoria electoral de Peña Nieto en julio de 2012.

Posteriormente se conoció que el propio Peña Nieto y su ministro Videgaray habían hecho compras similares en el pasado.

Para enfrentar la polémica, y en medio de una crisis política por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, Peña Nieto pidió en febrero a Andrade que investigara los contratos públicos a esas empresas para determinar si fueron beneficiadas en los procesos de otorgamiento.

En su investigación, Andrade determinó que no hubo conflicto de intereses ya que, entre otros motivos, todas las casas fueron declaradas y adquiridas antes de que Peña Nieto y Videgaray fueran funcionarios federales y las condiciones de compra de las viviendas no fueron modificadas posteriormente a su favor.

Ni al presidente ni al ministro de Hacienda les “corresponde participar en contrataciones o la supervisión de la ejecución de dichos contratos”, dijo Andrade durante una rueda de prensa de casi tres horas.

El funcionario detalló que se tomó declaración mediante preguntas por escrito a 111 servidores públicos involucrados en el otorgamiento de 33 contratos públicos a los contratistas, quienes negaron haber recibido orden o presiones para favorecer a esas empresas.

“JUEZ Y PARTE”

La investigación de Andrade ha enfrentado suspicacias desde el inicio porque se trata de un miembro del gabinete de Peña Nieto, tuvo cargos de representación por el partido oficialista PRI y ha reconocido que tiene una relación personal con Videgaray.

“¿Quién puede creer en la versión de quien es juez y parte? (…) La sociedad exige conocer la verdad, ya no tolera más corrupción e impunidad”, dijo el presidente del izquierdista PRD, Carlos Navarrete, en Twitter.

El resultado de esta investigación “es una burla que ofende a los mexicanos y confirma la impunidad en nuestro país”, denunció el nuevo líder del PAN (conservador), Ricardo Anaya.

Andrade negó que su investigación sufra de falta de credibilidad y, para dar más certidumbre, dijo que las indagatorias no estarán sólo a disposición de un panel de expertos para su revisión, como estaba previsto en un inicio, sino que el expediente será público para que sea “plenamente transparente”.

En una entrevista radiofónica posterior, Andrade dijo que tras la conferencia habló con Peña Nieto y éste se limitó a decir que “tomaba nota” de la investigación.

TREN CHINO

Andrade recalcó que las compras de las tres viviendas fueron hechas con el patrimonio personal de Peña Nieto, Videgaray y Rivera, una famosa exactriz de telenovelas mexicana.

La mansión de Rivera está situada en Ciudad de México y fue adquirida a una empresa propiedad del Grupo Higa por un precio de 54 millones de pesos (3,2 millones de dólares en la actualidad) en enero de 2012.
La revelación de la compra se dio días después de que el gobierno cancelara abruptamente una millonaria adjudicación para la construcción de un tren de alta velocidad a un consorcio liderado por la empresa china Railway Construction en el que también estaba el Grupo Higa.

Ante la polémica por esta compra, Rivera anunció que, para acabar con las sospechas, renunciaba a la compra de la vivienda, lo que hizo en diciembre, según dijo Andrade.

33 CONTRATOS

Videgaray también compró a una compañía del empresario Juan Armando Hinojosa, propietario del Grupo Higa, una vivienda en un exclusivo complejo de golf de Malinalco (centro) por 7,5 millones de pesos (442.000 dólares).

El ministro recalcó que la compra se hizo en octubre de 2012, dos meses antes de que Peña Nieto asumiera la presidencia. En ese momento, Videgaray era el principal candidato para el ministerio de Hacienda al ser hombre de máxima confianza del mandatario.

Por último, la investigación de la Función Pública también analizó la compra de una casa por Peña Nieto a otra empresa contratista -que tiene como accionista a Ricardo Arturo San Román- en la turística localidad de Ixtapan de la Sal (centro), cuando el presidente iniciaba entonces su periodo como gobernador del Estado de México (2005-2011).

Andrade detalló que empresas de Hinojosa y San Román recibieron 33 contratos en obras públicas y servicios por el gobierno de Peña Nieto (2012-2018), que suponen el 0,017% del monto total de los contratos públicos desde el inicio de la presidencia.