“El Gobierno está confundido y es controlador”

Luis Vicente León, presidente de Datanálisis, indicó que en medio de la crisis el Gobierno tendrá que ajustar sus tarifas internas, entre ellas el precio de la gasolina, y devaluar pero no a 20 ni a 25 bolívares.

“El Gobierno está confundido y es controlador”El analista explicó que Venezuela se encuentra en un proceso de estanflación y va rumbo a una hiperinflación .Crédito: Alex Urbina/Sumarium
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El presidente de la empresa de investigación de mercado Datanálisis, Luis Vicente León, aseguró que de no hacerse los ajustes necesarios la economía “se va a revelar” y “es probable que veamos cambios” que, “o los toma el Gobierno o los tomará alguien por el Gobierno”.

En entrevista exclusiva para Sumarium, el analista señaló que para corregir los desequilibrios que presenta la economía venezolana es necesario el desmontaje del control de cambio y del control de precios, y a corto plazo el Gobierno “deberá devaluar, pero no a 20 ni a 25 bolívares con un mercado negro a 400 bolívares por dólar”.

“El Gobierno ha mostrado que no tiene mucho interés en hacerlo, que tiene miedo político de la toma de decisiones racionales en la economía, pero una cosa es lo que quiera y otra es lo que pueda (…) El Gobierno quiere mantener esto, pero el Gobierno no va a poder”, dijo.

A continuación dejamos para su lectura la entrevista completa en la que además se abordan temas de política nacional.

S: Organismos internacionales y analistas coinciden en el deterioro continuo de las variables macroeconómicas y han proyectado un panorama sombrío y complejo para Venezuela para 2015 y 2016. ¿Hemos llegado al clímax de la crisis?

LVL: El país está en una crisis súper fuerte y esa crisis trae un deterioro en las principales variables macroeconómicas, pero lo peor es que no estamos viendo todavía el clímax de esa crisis, no diría que estamos en el inicio, pero la evolución va a continuar. Esperamos un año con una inflación más alta que la de 2014, estamos hablando de que va a superar con creces el 100%, en adición a los problemas de desabastecimiento que van a empeorar.

No hay forma de que ya a estas alturas, cuando has entregado pocas divisas en lo que va año, no haya mayores complicaciones tanto de producción como de importación, ya hay varias cadenas productivas que van a mostrarse en sus huecos completos en los próximos dos o tres meses. Esta es una economía que todavía va a deteriorarse más en términos de desabastecimiento, inflación y desconfianza.

S: ¿Cuál será el clímax de la crisis económica? ¿Qué variable podría determinarlo?

LVL: La desconfianza. La variable crítica que explica la crisis es que la población empresarial, que es fundamental para el desarrollo y el equilibrio, no confía ni en el país, ni en el Gobierno ni en las autoridades monetarias. Cuando pierdes la confianza, cuando crees que el Gobierno está perdido y que no sabe cómo abordar la crisis, que no tiene intenciones serias de establecer un modelo de ajuste que rescate los equilibrios cambiarios y de precios, que estimule la inversión del aparato productivo, simplemente se cae la inversión.

El año pasado cayó cerca de 18% la formación bruta de capital fijo y este año será infinitamente peor, con lo cual la capacidad de producción del país se debilita, es desconfianza en el país pero también desconfianza en la moneda. Cuando desconfías en el bolívar como reserva de valor, permanentemente estás buscando como moverte a moneda extranjera y eso explica el comportamiento exponencial del tipo de cambio negro, explica la demanda infinita de dólares en todos los mercados oficiales y las razones por las cuales los venezolanos no quieren ahorrar en el país.

S: ¿Cuáles son los principales desequilibrios que requieren ser atacados con inmediatez?

LVL: El control de cambio y el control de precios son en este momento las variables críticas para poder hacer un cambio en la expectativa y en la confianza del mercado. Un control de cambio genera sobrevaloración, demanda infinita, mercados múltiples, arbitraje (comprar barato para vender más caro), compra de divisas en el mercado negro y salida de capitales, es decir no hay un solo elemento positivo en un control de cambio a 6,30 y 12,00 bolívares por dólar.

Eso que intenta ser un subsidio a la población más pobre, no le llega a ese sector porque simplemente, o los productos se compran en el mercado negro muy caros o no hay (…) no hay ventaja en mantener esos tipos de cambio absurdos, sólo se obtiene la destrucción del aparato productivo interno, destrucción de la confianza en la moneda interna, estímulo al mercado negro y al arbitraje, contrabando de extracción y de introducción y un desequilibrio completo en la economía.

El control de precios es el segundo elemento importante, porque impide que las empresas tengan capacidad para producir. Si tú no puedes convertir en precios los incrementos de costos, no estás dispuesto a producir, invertir (…) lo que genera huecos en el mercado y un montón de gente comprando para revender y otro montón de gente comprando a precios más caros.

S: ¿Por qué las medidas implementadas por el Gobierno no han sido efectivas? ¿Qué ha faltado?

LVL: No han atacado la raíz del problema (…) El Gobierno está confundido y es un controlador, está atacando las consecuencias pero no las causas de la crisis. No está mal que metas preso a un contrabandista, ni que intentes controlar el paso de productos por la frontera o que trates de evitar el raspacupo, pero es que esos no son los problemas, ese ataque de consecuencias no te lleva a la solución.

Tienes que ir arriba al control de cambio que origina el bachaqueo de divisas, la sobrefacturación y el contrabando de extracción (…) y no puedes tener un control de precios absurdo que haga que los precios internos sean muy inferiores a los precios reales e internacionales, porque al final no importa lo que hagas, no hay forma de evitar el contrabando de extracción si tú no te das cuenta que tus precios internos no tienen sentido, por ejemplo el de la gasolina.

S: ¿Hay señales de que el Gobierno vaya a desmontar los controles?

LVL: Lamentablemente, no. Yo tuve muchas esperanzas en varias oportunidades de que el Gobierno entendiera que tenía un problema real y no sólo eran esperanzas, ellos lo habían manifestado. Cuando Merentes era Vicepresidente Económico dijo, en un programa con José Vicente Rangel, que íbamos camino a la unificación cambiaria, a la devaluación, al incremento de precios, a la negociación con el sector privado y al aumento del precio de la gasolina. Luego (Rafael) Ramírez, siendo Vicepresidente Económico, ofreció al mercado un ajuste cambiario (…) Algunas cositas hizo pero no lo suficiente y tampoco se atrevió a hacer lo central.

¿Por qué? Primero, yo creo que el Gobierno tuvo miedo a los costos políticos porque ha perdido popularidad de manera significativa, y segundo porque hay muchos actores que se aprovechan de esa crisis, que toman ventaja de la distorsión, que reciben los dólares baratos y los venden caros, que venden y controlan el contrabando de extracción, que controlan la compra y venta en el mercado negro de productos, ellos no estarían dispuestos a aceptar que el Gobierno les quite el corazón de su negocio.

S: ¿El componente ideológico “del modelo socialista” que se ha estado implantando también ha influido en esa toma de decisiones?

LVL: Sin duda, hay actores de izquierda radical que realmente sienten que el Estado tiene que controlar, que tiene que poner mano dura, son más de tendencia comunista o socialista radical, que por cierto ya quedan pocos en el mundo (…) y en el caso de Venezuela estos están todavía están pegados con aquellas cosas de los años 40, 50 y 60 que hoy son absolutamente erradicadas en el mundo y que también molestan o impiden cambios modernizadores en el país.

S: Cuatro meses tiene el Banco Central de Venezuela (BCV) sin informar sobre el comportamiento del Índice Nacional de Precios al Consumidor (Inpc), la escasez, el Producto Interno Bruto (PIB). ¿Es una decisión política no hacerlo, es ilegal y cómo afecta la no publicación de estas estadísticas?

LVL: Es ilegal porque hay una orden jurídica que obliga al Banco Central a presentar los datos de las variables macroeconómicas a la Asamblea, y eso usualmente se hacía en los primeros cinco días de cada mes (…) pero no lo ha hecho y por tanto está violando la ley, y el argumento que utilizan es absolutamente tonto, es que si tú no publicas la inflación es que no hay, es decir que la gente no se da cuenta que hay inflación porque el BCV no publica.

Pero además de ser ilegal, la ausencia de esa data sí genera mucho daño, primero de no poder tomar decisiones estratégicas para corregir los problemas, de no poder medir la evolución del país para aplicar políticas públicas que enfrenten esos problemas y que tengas además exageraciones, porque empiezan a aparecer los creativos y como en toda sociedad polarizada, exageran.

S: Algunos analistas y economistas han asegurado que la inflación anualizada ya superó la barrera de los tres dígitos. ¿Es posible? ¿Ha hecho Datanálisisis alguna medición al respecto?

LVL: Es perfectamente posible y yo diría que es muy probable que hayamos superado el 100% de abril de 2014 a abril de 2015. De enero a abril, la cifra estimada indica que pudiéramos estar por encima del 40%, es decir solo en los cuatro primeros meses del año.

S: ¿Mantiene Datanálisis el pronóstico de una inflación entre 120 y 140% para el cierre de año?

LVL: Lamentablemente cada día la proyección puede subir, pero vamos a estar entre 120 y 140% con alta probabilidad. No hay forma ya de que la inflación ceda terreno, porque entraste en un punto en el cual hacer las cosas que tienes que hacer para frenar la escalada inflacionaria también exige subir un escalón de precios, ya de entrada sería un año de crecimiento elevado de los precios, incluso si haces lo correcto.

La diferencia es que si haces lo correcto la inflación es un escalón, pero luego te quedas ahí y no sigues en una espiral inflacionaria. Pero si no haces nada, a lo mejor no subes el escalón de un solo trancazo pero lo vas subiendo día a día, lo que está claro es que lo vas a subir más y el año que viene el país irá de cabeza a una inflación que pudiera entrar en lo que llamamos la hiperinflación, que es una tasa de cuatro dígitos y más.

Si el Gobierno no ajusta en materia cambiaria, si no cierra el déficit fiscal que está en 12% del PIB pero que camina a cerrar el año en 20%, no hay duda de que la economía camina a una hiperinflación. Venezuela puede tener inflaciones de cuatro dígitos con apenas llegar a 20% de inflación mensual, y 20% no es 240% al final de año, es 1.000%.

S: ¿Venezuela atraviesa por un proceso de estanflación?

LVL: Ya tenemos rato metidos en un proceso de estanflación, tenemos estancamiento con inflación, e incluso este año vamos a tener una recesión severa con inflación que es aún peor. Estimamos una contracción del PIB de 4%, pero somos los más conservadores, Latin American Consensus cree que puede caer entre 6 y 7%.

S:La escasez y el desabastecimiento han marcado la pauta en el problema económico de Venezuela en los últimos dos años, ¿en cifras, cómo se ha comportado?

LVL: La escasez es peor, estamos hablando de un 57% en bienes alimenticios regulados en la ciudad de Caracas y eso no se resuelve tratando de controlar el bachaqueo o a los bachaqueros (…) Cuando tu colocas captahuellas o limitas la venta por número de cédula, es decir, aplicas más controles, puede que baje un poco la presión de los bachaqueros pero se crearán nuevas redes negras. Tú no resuelves el problema por ahí, el problema lo resuelves generando estímulos para que hayan más productos, generando estímulos para la inversión, generando procesos de importación severos que puedan abastecer el mercado.

S: ¿Cómo generar procesos de importación severos cuando los ingresos en divisas se redujeron a la mitad tras la caída de los precios del petróleo?

LVL: Tienes que modificar el mercado cambiario. Ahorita no te alcanzan los dólares porque la demanda es infinita, porque estás vendiendo a 6,30 bolívares el dólar, porque a 12,00 bolívares no se han liquidado divisas este año, lo que es un absurdo, por lo tanto todos quieren dólares a 6,30 y todo el país completo quiere importar, nadie está produciendo.

El Gobierno tendrá que devaluar y así tendrá una reducción en la demanda, pero la devaluación no debe ser a 20 o a 25 bolívares con un mercado negro a 400 bolívares por dólar, tendrás que abrir mercado y vas a tener que devaluar realmente.

S: ¿Esa devaluación podría ocurrir este año? ¿Hay señales de que el Gobierno esté estudiando devaluar?

LVL: El Gobierno ha mostrado que no tiene mucho interés en hacerlo, que tiene miedo político de la toma de decisiones racionales en la economía, pero una cosa es lo que quiera y otra es lo que pueda. El Gobierno quiere mantener esto, pero el Gobierno no va a poder. Lo más probable es que veamos cambios que, o los toma el Gobierno o los tomará alguien por el Gobierno, porque la economía se va a revelar.

S: ¿Cómo analiza la no culpa del Gobierno en los problemas que afectan al país? Ha sido recurrente que el Gobierno responsabilice a la oposición de todos los males, de la alta inflación, de la contracción económica de 3% en 2014, por citar algunos ejemplos.

LVL: Es un intento clásico de los políticos de desviar la atención del problema y del responsable, yo creo que el presidente Nicolás Maduro es un extremo de esa estrategia de locus externo de control, es decir todo es culpa de los demás, matan gente y esos son los opositores para hacer creer que el Gobierno no controla la inseguridad, hay inflación y entonces son los empresarios que se están haciendo un harakiri, están destruyendo sus empresas, están parando sus procesos productivos y no están importando mercancía para destruir al Gobierno del presidente Maduro.

Bueno, llega un momento que ya no es serio discutir eso porque realmente sabes que el Gobierno intenta desviar esto, porque hay una parte de la población chavista que le cree y le está entregando un discurso para poder defenderse, pero el Gobierno sabe que nada de eso es verdad. El discurso es un tema político, pero lo importante es que el Gobierno haga cosas para enfrentar el problema, vimos en Hugo Chávez discursos de ese tipo pero al final tomaba decisiones relevantes, lo preocupante no es lo que Maduro dice sino lo que no hace.

S: ¿Los bajos precios del crudo local complican aún más el panorama económico? ¿Puede la economía venezolana funcionar con un barril petrolero estimado para este año entre 55 (mínimo) y 60 dólares (máximo) sin los excedentes acostumbrados?

LVL: Venezuela mal manejada no le alcanza ni 100, ni 150 ni 200 dólares. Si quieres mantener un tipo de cambio a 6 bolívares por dólar no te alcanza ni 100, ni 150, porque estás regalando tus dólares y por lo tanto la demanda es infinita y el contrabando, el aprovechamiento, la toma de ventaja, la corrupción y la ineficiencia son gigantes.

Venezuela vivió a 8,50 dólares por barril y no éramos mucho menos. Depende de cómo manejes la economía, de qué políticas económicas severas establezcas y también de que entiendas, y eso es lo más difícil de todo, y no solo el Gobierno sino la gente, que no se puede seguir viviendo de un subsidio cambiario que nos ha entregado el petróleo y que ha hecho que tengamos una vida ficticia, de mentira. Necesitamos una sinceración de la economía y cuando esta se sincere, mucho de nosotros, incluyéndome, no vamos a poder hacer muchas cosas de las que hacíamos con dólares baratos. No sólo el Estado va a tener que sacrificarse, sino también cada uno de nosotros.

S: ¿Venezuela ha hecho lo necesario para cubrir el déficit de caja de Pdvsa y el déficit fiscal que ha sido exacerbado por la caída de los precios del crudo?

LVL: El Gobierno ha hecho malabares y en efecto ha conseguido recursos, logró créditos de China, logró pignorar oro, logró vender derechos especiales de giro, consiguió pagos de República Dominicana aunque sea con descuentos, logró colocar deuda de Citgo en Estados Unidos, es decir ha jugado tesorería que yo no critico en medio de una gran crisis.

El problema es que después que hiciste todo eso, ¿cómo están tus reservas?, 6 mil millones de dólares menos que hace unos meses y tienes que pagar una fortuna en octubre en vencimientos de deuda, no le has pagado a las empresas su deuda comercial, no entregaste divisas para importar en los primeros cuatro meses del año y estás boqueando, quiere decir que porque por ahí no van los tiros.

Para resolver el problema más vale que te pongas a trabajar, más vale que tengas claro que vas a tener que ajustar tus tarifas internas, que vas a tener que subir el precio de la gasolina, que vas a tener que reconocer que ese no es el valor del dólar y vas a tener que estimular el aparato productivo privado que es cuatro veces más eficiente que el público. Si tú no haces eso, venderás los cuchillos de plata, el Reverón o el Soto que heredaste (…) ¿y después qué, cuándo ya no te quede nada, de qué vives? (…) ya no te queda mucho.

S: ¿Hay riesgo de que Venezuela caiga en default?

LVL: El riesgo siempre existe cuando estás en medio de una crisis, porque hay dos cosas que se consideran para evaluar el pago de la deuda, lo que los americanos llaman el “willing to pay”, que es el deseo que tiene el Gobierno de pagar, y el “ability to pay”, es decir, su capacidad para pagar. El Gobierno venezolano tiene un “willing to pay” positivo, ellos saben que un impago de la deuda genera un riesgo peor que el problema de no tener dólares, porque si tú no pagas la deuda te pueden embargar tus barcos repletos de petróleo dando vueltas por todo el mundo y las cuentas por cobrar de Pdvsa que están en los principales bancos, y sin eso no vas a comer.

A pesar de ese “willing to pay” positivo, podría llegar un momento en que por incapacidad económica la capacidad de pago se vea en aprietos, es decir, que simplemente no pagues porque no puedas y no porque no quieras.

S: ¿Puede eso ocurrir este año?

LVL: No, este año no, yo creo que el Gobierno por aquí o por allá, incluso el año que viene, tiene la posibilidad de generar algunas ventas de activos que le permitan pagar la deuda, pero si el Gobierno no ajusta el mercado, no ajusta la economía, esto no es infinito (…) y si el precio del petróleo no sube, el Gobierno hacia el 2017 tendría graves problemas para pagar.

S: En medio de tantos desequilibrios económicos, algunos políticos y analistas señalan la dolarización como la única salida, ¿cuál es su propuesta?

LVL: La unificación cambiaria, un solo tipo de cambio, además fluido, donde todo el mundo puede vender y comprar, donde si hay menos dólares sube el precio y se controle o regule la demanda por la vía del precio. Ahora, si tú no tienes eso, entonces vas a tener un mercado negro absurdo, opaco, ilegal, donde no se puedan llevar las transacciones de manera transparente, lo que puede generar una manipulación en su precio.

S: ¿Dolarizar es viable?

LVL: Viable es, lo que no creo es que vaya a ocurrir, no creo que el Gobierno tenga eso entre sus políticas reales, incluso si quisiera cambiar. La dolarización exige ceder tu moneda completa por una moneda extranjera, no creo que los actores de izquierda estén de acuerdo, pero lo que si termina ocurriendo es lo que estamos viendo, una economía dual, es decir tienes mercados en dólares y mercados en bolívares.

S: Ya esos mercados en dólares los hemos visto en el transporte aéreo internacional, donde algunas aerolíneas venden sus boletos en divisas, y surgió información similar en el sector automotriz que aún no sido confirmada, ¿puede extenderse esta estrategia a otros mercados?

LVL: Sí, es posible que se extienda porque en la medida que el Gobierno tenga menos dólares, que es lo que va a ocurrir, va a tener que concentrar la mayoría de los dólares en alimentos, medicamentos e implementos básicos (…) y cuando no tenga dólares para el carro tendrá dos opciones, o que se cierre de manera completa la importación y producción de carros, o permitir que operen en dólares o al precio equivalente al dólar negro, para que los que tengan muchos dólares o muchos bolívares paguen.

S: El diputado Jesús Faría dijo hace poco que Venezuela podría implementar o adoptar el uso de otras monedas distintas al dólar como nuevos patrones de referencia para el ahorro internacional. ¿Esto es posible en la práctica?

LVL: No, aunque lo podrías hacer pero con unos costos gigantes porque el mercado internacional opera en dólares y Venezuela produce dólares. Para poder tener reservas en yuan o en cualquier otra moneda tendrías que cobrar en dólares porque tus clientes pagan en esa divisa, excepto China, luego debes mover el dólar a la moneda de reserva con lo cual ya pierdes dinero en las comisiones y después, cuando necesites pagar deuda externa o pagar a las empresas para que puedan comprar a sus proveedores en el mercado mundial, tienes que volver a cambiar de la moneda de reserva al dólar con lo cual perdiste plata en la ida y perdiste plata en la vuelta, perdiendo alrededor de 5 a 10% del total de tu recurso solamente en la operación de cambio, eso es una estupidez.

Luis Vicente León dice que la oposición tiene el reto de integrar a todos sus liderazgos para no tener el enemigo adentro. Crédito: Alex Urbina/Sumarium 

Hablemos de política nacional…la nueva medida de aislamiento aplicada a Leopoldo López, el traslado de Daniel Ceballos a una cárcel para presos comunes y la huelga de hambre que mantienen ambos políticos, han incrementado la tensión y han generado una serie de acontecimientos en el país.

S: ¿Cómo analizas la convocatoria de la marcha convocada por Leopoldo López desde la cárcel de Ramo Verde y la participación que se observó?

LVL: Todas las expresiones son positivas, todas las expresiones de la sociedad cuando esta se quiere manifestar, sobre todo cuando es una marcha pacífica como lo fue, son un derecho constitucional abierto que muestra y anima (…) es la demostración de una gente que quiere cambio y que está dispuesta a mostrarse, algo que ya sabíamos.

S: ¿Qué hay de distinto después del sábado 30 de mayo cuando se realizó la marcha?

LVL: Lo único que hay distinto es que aprendimos, por ejemplo, que hubiera sido mucho mejor que la hubiera convocado toda la oposición en conjunto, que no hubiera habido una sola fuerza que intentara que los demás se pegaran, sino que se hubiese sentado en una mesa y hubiera puesto a todos de acuerdo en la necesidad de manifestar, entonces la marcha hubiese sido tres veces más grande.

S: ¿Puede considerarse un error que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) no haya apoyado la movilización?

LVL: No quiero hacer un análisis de que era lo correcto o incorrecto, siempre es muy fácil hacer eso, lo que está claro es que existen divisiones internas muy fuertes dentro de la oposición, no dentro de la MUD porque esta no es más que un espacio en la cual se ponen de acuerdo o intentan poner de acuerdo visiones distintas, que además es normal que hayan visiones distintas, pugnas de poder y liderazgos que tienen intereses personales, pero lo que hay que buscar es unidad o consenso alrededor de las reglas de juego a través de las cuales vas a dirimir el disenso, esa es la clave.

La cosa no es que la Mesa de la Unidad haya hecho mal al no acompañar una marcha, sino al revés, la pregunta significativa es ¿por qué una fuerza individual de la oposición no logró un acuerdo primero antes de convocar una marcha?

S: ¿Es relevante para la oposición el rol en la lucha de calle que vienen desempeñando Lilian Tintori, Patricia Ceballos y Mitzi Capriles?

LVL: Es natural que Lilian Tintori, Patricia Ceballos y Mitzi Capriles jueguen un rol importante en la lucha en la calle por un derecho particular, en este caso la defensa de los presos políticos, porque sus maridos están presos y son presos políticos, y aquí y en cualquier parte del mundo, la esposa es la representación básica de una familia y va a jugar el rol de la defensa, el rol emocional, el rol de la calle, el rol de estar frente a la cárcel de su marido.

S: ¿Ese rol puede interpretarse como un liderazgo?

LVL: No son ellas las conductoras de la oposición. Si analizas hoy el liderazgo de la oposición solo consigues a tres actores, de los cuales dos son muy fuertes: Leopoldo López y Henrique Capriles con respaldos populares importantes dentro del país y de la oposición, además en fuerzas que podríamos decir que son relativamente similares, y un tercer actor que viene creciendo que es Henri Falcón, que aunque todavía no está en los niveles de los dos primeros, está muy lejos todavía, se separa de ese otro grupo completo de líderes de oposición que están en el error muestral de cero y no tienen respaldo popular.

¿Qué hablan más las tres señoras que Henri Falcón? Sí, ellas hablan más, pero Henri Falcón apela a un grupo político moderado que es completamente distinto al que las señoras apelan y que es en particular más grande. Los grupos moderados son más grandes que los radicales extremos.

S: ¿Qué mantiene a Leopoldo López entre los liderazgos más grandes de la oposición?

LVL: Leopoldo López tiene una fuerza muy grande que tiene que ver con esa búsqueda de cambio y con su valentía al estar preso pudiendo haberse ido, como se han ido muchos otros que hoy no están en el panorama político venezolano.

S: ¿Y a Henrique Capriles?

LVL: Representa a una moderación que fue muy importante y que casi gana las elecciones en Venezuela, que pudo haber disminuido algo frente a un López que apareció en la escena y fractura esa fuerza del liderazgo opositor, pero Capriles está ahí vivito y coleando. Esos son los actores que tienen respaldo popular.

S: ¿Y qué lugar ocupan Antonio Ledezma y María Corina Machado dentro del liderazgo de la oposición?

LVL: Juegan un rol radical. Es el caso de María Corina Machado que aglutina un grupo de sentimientos más fuertes, más duros y radicales en aquellos que piensan que esto es una dictadura y que solo se puede salir por la fuerza, que hay que obligar la renuncia del Presidente (…) hay gente que tiene esos pensamientos pero no se traducen en apoyo como liderazgo, pero sí en una empatía cualitativa.

Todos esos líderes son importantes y el rol de la oposición es integrarlos, no importa cuánta fuerza tengan numéricamente, lo importante es integrarlos a todos, porque lo que está claro es que de no integrarlos vas a tener a los enemigos adentro y con eso te puede ganar el adversario.

S: Has dado como favorita a la oposición venezolana para las próximas elecciones parlamentarias, pero ¿ha habido un cambio en la intención de voto desde las primarias hasta la fecha?

LVL: Sí, en efecto, la oposición es una mayoría muy importante en posición de voto parlamentario. Cuando digo muy relevante estoy hablando de una diferencia de más de diez puntos, cuando tienes una diferencia de más de diez puntos a favor de la oposición, el tema es serio, porque puede haber cambios pero es difícil imaginarse que en el medio de una crisis el Gobierno pueda voltear una tortilla tan grande de manera fácil, no es que no pueda hacerlo, la oposición se puede fracturar o puede abstenerse o el Gobierno puede lanzar un “Black Swan”, es decir un evento extraordinario que pueda estremecer la opinión pública, pero es muy grande la diferencia y no se resuelve fácilmente ni con unos muertos que votan, porque estos pueden ser 40.000 o 50.000, no son más, y estamos hablando de diferencias que son bastante más que eso.

S: Para finalizar… Muchos se preguntan, ¿ha habido algún acercamiento entre usted y el Gobierno tras las recomendaciones y propuestas que ha escrito de manera directa a través de sus artículos al presidente Nicolás Maduro?

LVL: El Presidente ha sido amable públicamente, en cadena nacional me ha invitado a conversar con él como un representante de la oposición, y yo estoy siempre dispuesto a apoyar con mis opiniones en materia económica sobre lo que eventualmente el país requiere para poder hacer cambios y se las he dado de todas las maneras posibles (…) también he conversado con muchos chavistas y ha sido un tema relativamente fluido por mi trabajo de encuestador.

S: Hay quienes comentan en las redes sociales que con algunas de sus opiniones usted ayuda al Gobierno, ¿qué piensa al respecto?

LVL: No son para ayudar a un Gobierno, son para ayudar al país, yo no estoy aquí para jugar a que el Gobierno destruya la economía para que después cambiemos de Gobierno, yo estoy aquí para ayudar a que la economía mejore (…) y si eso hace que el presidente Nicolás Maduro sea más popular porque resuelve problemas, yo prefiero que él se haga más popular pero que resuelva los problemas del país.

Yo no votaría por el presidente Maduro, pero estoy dispuesto a ayudar a cualquier gobierno a resolver los problemas de Venezuela.

Por Aniger Esteves.