Madre de víctima de la masacre en Orlando hace llorar a la convención

"Felizmente había leyes con sentido común sobre armas cuando mi hijo Christopher nació. ¿Pero dónde estaba ese sentido común el día que él murió?", dijo Leinonen, en un discurso que paralizó a la convención partidaria celebrada en Filadelfia.

Publicada por: el andreduardo@gmail.com @AndrEduardo

Video: USA TODAY / YouTube

(Filadelfia, Estados Unidos. AFP) – Christine Leinonen, madre de un joven que pereció en la matanza ocurrida hace un mes en una discoteca en Orlando (Florida), conmovió hasta las lágrimas este miércoles a la Convención Nacional del partido demócrata, con su testimonio contra la venta indiscriminada de armas.

“Felizmente había leyes con sentido común sobre armas cuando mi hijo Christopher nació. ¿Pero dónde estaba ese sentido común el día que él murió?“, dijo Leinonen, en un discurso que paralizó a la convención partidaria celebrada en Filadelfia.

“No quiero que ustedes se hagan esta misma pregunta sobre sus propios hijos”, añadió Leinonen con la voz embargada.

El pasado 13 de junio en la noche, un hombre armado con un fusil invadió una discoteca gay en Orlando, en un episodio que dejó 49 muertos, en la que es considerada la peor tragedia de este tipo en el país.

Lea también: Ataque en disco gay de Orlando deja 50 muertos. Fue un “acto de terrorismo”

Este miércoles, el discurso de Leinonen fue acompañado en un silencio casi absoluto en el miniestadio Wells Fargo Center, de Filadelfia, donde miles de delegados demócratas esperan un discurso del presidente Barack Obama en apoyo a la candidatura presidencial de Hillary Clinton.

“GRAN ADMIRADOR DE HILLARY”

Leinonen dijo que su hijo Christopher “era un gran admirador de Hillary. Es la razón por la que estoy aquí“.

En su discurso, Leinonen recordó que tomó “cinco minutos para que la campana de una iglesia toque 49 veces”, como en el homenaje a las víctimas, pero el arma que mató esas personas era capaz de disparar 30 proyectiles en un minuto, en lo que definió como una “matemática terrible”.

“Un minuto para que un arma dispare tantas balas, y cinco minutos de campanadas para homenajear tantas vidas”, lamentó.

En el estrado, Leinonen estaba acompañada por dos amigos de su hijo, Brandon Wolf y José Arraigada, quienes sobrevivieron a la masacre.

En la jornada participaron también sobrevivientes y familiares de víctimas de matanzas similares, como la ocurrida en la escuela Sandy Hook, en 2012, y en la iglesia Mother Emanuel, en 2015.

También asistió la exlegisladora Gabby Giffords, quien en 2011 sufrió un balazo en la cabeza durante un encuentro con electores, aunque sobrevivió con graves secuelas.

En todos los casos, los testimonios coincidieron en pedir la adopción urgente de normas legales que dificulte el acceso a armas, especialmente armas automáticas, y la creación de medidas de control de antecedentes personales de los compradores.




Categoría: Mundo | Claves: Estados Unidos