Maduro acusa a Uribe de sembrar células paramilitares en Venezuela

El presidente venezolano aseguró que en la actualidad, el fenómeno de sicariato y los "delitos violentísimos contra gente trabajadora de Venezuela" y contra "altas personalidades" se deben a esas supuestas células paramilitares sembradas por Álvaro Uribe.

Maduro acusa a Uribe de sembrar células paramilitares en VenezuelaMaduro ha reiterado en repetidas oportunidades que el expresidente colombiano está involucrado en numerosos hechos de violencia en Venezuela. Crédito: AP Photo / Archivo
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redaccióm Sumarium) – El jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro, dijo hoy que “liberará” a su país del “paramilitarismo” que, según dijo, sembró el expresidente colombiano Álvaro Uribe (2002-2010) en Venezuela para implantar fenómenos de violencia criminal contra gente trabajadora y “altas personalidades”.

Uribe, desde que fue presidente, yo lo puedo decir hoy, aquí tengo elementos de prueba, comenzó un proceso de penetración de paramilitares colombianos que iba desmovilizando y los mandaba a estados en Venezuela para que sembraran células

“Todo ese paramilitarismo lo lanzó Álvaro Uribe Vélez sobre Venezuela y yo me he comprometido con Venezuela entera, voy a liberar a Venezuela del paramilitarismo y de todos estos fenómenos de violencia criminal que han sido inducidos, multiplicados, que se pagan con drogas, que se pagan con dólares”, dijo Maduro.

Maduro hizo estas declaraciones en una entrevista que concedió al canal estatal Telesur, medio fundado por el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez (1999-2013), con motivo el décimo aniversario del inicio de sus transmisiones.

“Uribe, desde que fue presidente, yo lo puedo decir hoy, aquí tengo elementos de prueba, comenzó un proceso de penetración de paramilitares colombianos que iba desmovilizando y los mandaba a estados en Venezuela para que sembraran células (criminales)”, añadió.

El presidente aseguró que en la actualidad, el fenómeno de sicariato y los “delitos violentísimos contra gente trabajadora de Venezuela” y contra “altas personalidades” se deben a esas células paramilitares.

También subrayó que “está totalmente demostrado” que en el asesinato del diputado chavista Robert Serra y su asistente María Herrera en octubre pasado está involucrado Uribe.

Maduro ha reiterado en repetidas oportunidades que el expresidente colombiano está involucrado en numerosos hechos de violencia en Venezuela.

En junio pasado el gobernante informó de la detención del exconcejal colombiano Julio Vélez, a quien acusó de ser uno de los presuntos “autores intelectuales” del asesinato de Serra y lo identificó como “mano derecha” de Uribe.

Sostuvo que Vélez era el aliado de Uribe “en el Norte de Santander, en Cúcuta y en toda la frontera (…) para la política y para acciones delincuenciales paramilitares”.

La inseguridad es uno de los principales problemas de Venezuela.

Según la fiscal general venezolana, Luisa Ortega, la tasa de homicidios en 2014 fue de 62 asesinatos por 100.000 habitantes, mientras que para la organización no gubernamental Observatorio Venezolano de Violencia fue de 82 por 100.000.

ACUSA AL “PODER IMPERIAL” DE QUERER SEMBRAR EL CAOS EN LATINOAMÉRICA

El presidente venezolano también dijo hoy que pese a los intentos de su par estadounidense, Barack Obama, de dejar un legado positivo frente a América Latina, la política establecida desde el Pentágono y el Departamento de Estado es implantar “un mar de caos” en la región.

“Frente al intento del presidente Obama de dejar un legado positivo hacia América Latina también hay una política establecida desde el Pentágono, desde el Departamento de Estado (…) y ese poder se ha planteado ya, para la despedida de Obama, dejar a América Latina hecha un caos“, dijo.

Maduro hizo estas declaraciones en la misma entrevista que concedió al canal estatal Telesur.

Agregó que “una cosa es Obama tratando de dejar un legado positivo” y otra es el legado que quiere dejar “el poder imperial” que es “llenar de caos los países donde hay líderes progresistas” para dominar la región.

Se refirió, en este sentido, al caso de protestas que se han producido en Ecuador y apuntó que su jefe de Estado, Rafael Correa, es “atacado” porque en la actualidad es el presidente de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y porque en Quito está la sede la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

“Y porque es un líder valiente de pueblo”, dijo y reiteró que todo forma parte de un plan para desestabilizar la región.

Venezuela no se quedaría cruzada de brazos nunca, si llegan a darle un zarpazo a presidentes democráticos, populares, actuaríamos como estamos actuando en Venezuela, con firmeza”, dijo.

También se refirió al canal diplomático abierto desde abril pasado entre su Gobierno y el de Obama para reactivar las relaciones bilaterales, que desde 2010 se encuentran sin representación diplomática.

Maduro dijo que insistió mucho en activar este canal pues cree que “es a través de la diplomacia, el respeto” que se pueden afrontar las diferencias.

El consejero del Departamento de Estado de Estados Unidos, Thomas Shannon, dijo el pasado miércoles en Madrid que los diálogos que su país mantiene actualmente con Venezuela “empezaron a pedido de Maduro”.

El diplomático describió la situación como de “esperanza” aunque recalcó que el proceso se encuentra en su “inicio”.

Shannon dijo que la administración de Obama está “aceptando las conversaciones con interés, pero reconociendo que hay diferencias” entre los dos gobiernos.

DICE QUE LA “ULTRADERECHA ESPAÑOLA” QUIERE TRAZAR EL RUMBO DE VENEZUELA

Por otra parte, Maduro dijo en la entrevista con Telesur que es una “falta de respeto” que la oposición venezolana invite a la “ultraderecha española” para que supuestamente trace el rumbo del país, en clara alusión a los legisladores de España que se encuentran de visita en Caracas.

Es muy irritante que venga gente de España a decirle a Venezuela qué debemos hacer nosotros, eso es vomitivo (…) no necesitamos que venga la ultraderecha de Rajoy a venir a trazarle a Venezuela, 200 años después (de su independencia) cuál debe ser nuestro rumbo”, dijo al referirse al presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy.

“La llamada MUD (alianza opositora venezolana Mesa de la Unidad Democrática) se trae a la ultraderecha española (…) es vomitivo, y digo vomitivo porque es lo que me provoca cuando los veo y los escucho, porque es una falta de respeto a una historia y a un pueblo, los problemas internos de venezuela los definimos nosotros”, señaló.

Ayer Maduro también dijo que con la Ley de Seguridad Ciudadana de España, calificada como “Ley Mordaza” el presidente del Gobierno español “le da una puñalada a la democracia” en nombre de Francisco Franco.

“La ley represiva, la ley Franco, la Ley Mordaza prohíbe que quienes son desalojados protesten el desalojo, el desahucio”, dijo Maduro, quién luego añadió textualmente: “¿A eso le llaman democracia? Esa es la cancelación de la democracia, una puñalada a la democracia ha dado Rajoy a nombre de Franco con la Ley Mordaza”.

El grupo de senadores españoles se encuentra en Caracas desde el miércoles pasado invitados por la oposición venezolana para presentarles el panorama de derechos humanos de los que consideran presos políticos y opositores perseguidos, una visita que culmina hoy.

Esta jornada, los legisladores se vieron impedidos de visitar al dirigente Leopoldo López, preso desde febrero del año pasado, una situación que se repite después de que ayer las autoridades les prohibieran la entrada al Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) donde se encuentra el exalcalde encarcelado Daniel Ceballos.