“Ha llegado la hora de tomar las riendas del mercado petrolero”

El petróleo pesado "Tía Juana" venezolano se cotizaba el lunes por debajo de los 17 dólares por barril

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela) – El presidente Nicolás Maduro insistió este martes en su llamado a los países productores de petróleo para que sea aplicada una “nueva estrategia” que permita un repunte de los precios del crudo, que ha caído a niveles de 2003 y amenaza con alcanzar el costo de producción.

“Desde Venezuela envío este mensaje: ha llegado la hora de tomar las riendas del mercado petrolero, de fijar nuevas bases. Nosotros tenemos las propuestas estratégicas, que hemos colocado”, dijo en medio de una reunión televisada con empresarios.

“Hay que coordinar la estrategia para la defensa del mercado petrolero, la defensa de la Opep y la recuperación paulatina de los precios petroleros a niveles necesarios justos y estables”, añadió.

REDUCIR COSTOS

Venezuela debe reducir los costos de producción del crudo para sortear la “guerra” que se libra en el mercado internacional, dijo el presidente Nicolás Maduro, en momentos en que el petróleo cotiza cerca de mínimos de 12 años.

El fin de las sanciones internacionales contra Irán desplomó aún más los deprimidos precios del crudo esta semana y abrió la posibilidad de que el barril se venda por menos de 20 dólares, lo que pone en aprietos a países productores como Venezuela, que dependen en gran medida de sus ingresos petroleros.

“Hay que hacer un gran esfuerzo, sobretodo por esta guerra, para bajar los costos de producción de nuestro petróleo”, dijo Maduro, en un encuentro con empresarios a los que convocó para discutir medidas económicas de urgencia, que aún no precisó.

“Nosotros tenemos que competir y ganar en el campo de los costos de producción. Venezuela puede”, afirmó Maduro. 

La cesta venezolana de crudo y derivados había retrocedido hasta la semana pasada a un promedio de 24,38 dólares por barril (dpb), un precio que redujo 70 por ciento los ingresos en divisas de la nación sudamericana, que sufre por una recesión, escasez de bienes básicos y la inflación más alta de América.

ESTADO DE EXCEPCIÓN

Maduro decretó el viernes el estado de emergencia económica por 60 días, con el objetivo de reservarse mayores atribuciones legales para administrar el gasto público y ejercer control sobre la economía. Pero la norma debe ser aprobada esta semana por el renovado parlamento, ahora con mayoría opositora, para mantener su vigencia.

El presidente de Venezuela también dijo que inició contactos con naciones aliadas como Brasil, China, Rusia, Irán e India para conseguir apoyo financiero y seguir impulsando un encuentro entre miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y otros productores para detener la caída de los precios.