Maduro pide el apoyo de los colombianos en Venezuela tras la crisis fronteriza

“Muy distinto es el pueblo noble de Colombia de las mafias uribistas asesinas", dijo el Mandatario

Maduro pide el apoyo de los colombianos en Venezuela tras la crisis fronterizaCréditos: Prensa Presidencial / EFE / archivo
Publicada por: el RonGonzalezc@gmail.com @RonCcs

(Caracas, Venezuela) – El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió a los colombianos en su país apoyarle ante la crisis que se ha desatado por el cierre de la frontera entre ambos países por el estado Táchira y la deportación de más de 1.000 neogranadinos desde el pasado viernes.

“Vamos a conformar un poderoso movimiento de colombianos y colombianas por Venezuela. Llamo a todos los colombianos, hijos de (Simón) Bolívar y (Hugo) Chávez, a apoyar a Venezuela en este momento que Venezuela necesita su apoyo”, dijo en un acto de gobierno televisado.

“Muy distinto es el pueblo noble de Colombia de las mafias uribistas asesinas. Han atacado lo más sagrado de nuestro pueblo, su economía familiar”, señaló el Presidente al recordar el lucrativo negocio del contrabando de extracción desde Venezuela, que está “desangrando”, en palabras de la canciller neogranadina María Ángela Holguín, a Venezuela.

DEMANDANRÁN A VENEZUELA

Y vaya que Venezuela necesita apoyo. La Fiscalía colombiana ha adelantado que denunciará a Venezuela, con quien comparte una extensa frontera de más de 2.000 kilómetros, ante la Corte Penal Internacional por delitos de “lesa humanidad” contra los expulsados.

“Es inaceptable que (Venezuela) niegue la política de ataque sistemático a la población colombiana en la frontera,con lo que justifica esa execrable actuación del Gobierno de Nicolás Maduro y deja claro que dicha política la mantendrán”, ha dicho la Fiscalía en un comunicado.

LO QUE PIENSA SANTOS

No obstante, Venezuela, que incluso ha demolido algunas de las precarias viviendas de los expulsados, asegura que la mayoría de los deportados son paramilitares y contrabandistas, aunque el presidente Santos dijo el miércoles, tras reunirse con centenares de familias en albergues improvisados en la ciudad de Cúcuta, que se trataba solo de “familias humildes”.

“Bienvenidos a Colombia que este gobierno sí los quiere. (Ustedes) no son ningunos paramilitares, son familias pobres y humildes que lo único que quieren es que los dejen vivir y trabajar”.

Pero no todos los colombianos han sido expulsados. Las deportaciones solo han afectado a ciudadanos que hacen vida en la frontera. Distinto es, además, el caso de 8 acusados de paramilitarismo, quienes han sido puesto a las órdenes de la justicia venezolana.