Maikel Moreno dice que la AN carece de legalidad para remover a magistrados

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. AFP).– El presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela, Maikel Moreno, descartó este martes que el Parlamento de mayoría opositora pueda concretar sus planes de destituir a los jueces de esa corte.

“En los actuales momentos la Asamblea en desacato carece de legalidad y legitimidad para remover a Magistrados“, dijo Moreno, citado por el TSJ en su cuenta de Twitter.

La bancada opositora anunció que este miércoles iniciará el proceso para remover a los jueces, luego de que en dos sentencias que causaron fuerte rechazo internacional el TSJ asumiera la semana pasada las funciones del Legislativo y eliminara la inmunidad de sus diputados.

El TSJ anuló esas decisiones tras una reunión entre poderes públicos -a la que no asistió el jefe parlamentario- que convocó el presidente Nicolás Maduro por la sorpresiva condena de la fiscal general, Luisa Ortega -confesa chavista-, a esos fallos.

Pero la oposición sostiene que los dictámenes constituyen un “golpe de Estado” que continúa, pues el tribunal mantiene el estatus de “desacato” en que declaró a la cámara hace más de un año y por el cual ha anulado todas sus decisiones.

“La Carta Magna solo faculta al Poder Ciudadano para calificar las faltas graves de los miembros del TSJ”, agregó Moreno.

Las posibilidades de remoción de los jueves son escasas, pues dependen del Poder Ciudadano, integrado por la fiscal, el defensor y el contralor, “aliados del gobierno”, explicó este martes a la AFP el constitucionalista José Vicente Haro.

“Al menos dos de esos tres funcionarios deben declarar la falta grave de los magistrados, si consideran que violaron la Constitución, y luego la Asamblea vota su remoción”, dijo.

Ya el defensor, Tarek William Saab, descartó que las decisiones judiciales hayan ocasionado una “ruptura del orden constitucional“.

De igual forma, El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) emitió un comunicado en el que rechaza “cualquier acto que pretenda deslegitimar la actuación de los magistrados de la Sala Constitucional”.

Los funcionarios “han actuado en cumplimiento de los mandatos constitucionales en resguardo del orden democrático y la paz social”.

A CONTINUACIÓN EL COMUNICADO

El Tribunal Supremo de Justicia, a través de la Sala Constitucional, en su condición de máxima intérprete de la Constitución es garante de la constitucionalidad y la legalidad en el país y rechaza cualquier pretensión que atente contra la estabilidad institucional de la República y violente el debido proceso, al cual deben estar sometidos todos los actos que rigen al Poder Público.

Desde este alto Tribunal rechazamos las acciones de un sector de la Asamblea Nacional que pretende erosionar la estabilidad política, democrática y el orden constitucional de la República Bolivariana de Venezuela.

Este sector que se mantiene en desacato, persiste en desconocer, lo establecido en el artículo 265 de nuestra Constitución que expresamente demanda la concurrencia de dos de las ramas del Poder Público para proceder a la remoción de los Magistrados y Magistradas del Tribunal Supremo de Justicia, previo procedimiento de calificación de falta grave por parte del Poder Ciudadano.

El cuerpo de servidores públicos de este Poder Judicial continuará dando respuestas a las necesidades de nuestro país en cumplimiento de la legalidad y de la interpretación prudente y estricta de nuestra Carta Magna, para de esta forma preservar la tranquilidad y la paz en nuestro pueblo.

Rechazamos categóricamente cualquier acto que pretenda deslegitimar la actuación de los Magistrados y Magistradas de la Sala Constitucional, quienes han actuado en cumplimiento de los mandatos constitucionales en resguardo del orden democrático y la paz social.

Exhortamos al cuerpo legislativo nacional a cumplir con la Constitución y las leyes para preservar el estado de derecho en resguardo de la independencia y autonomía de los Poderes Públicos.

Hacemos nuestras las palabras del Papa Francisco e invitamos al diálogo como único camino para preservar la paz, siempre dentro del marco de la soberanía nacional.