Mala alimentación agrava las enfermedades crónicas

El mango, la yuca y el plátano son los rubros de mayor consumo por su precio accesible, pero son altos en azúcares

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) .- Cuidar de la salud en estos tiempos se ha convertido en un problema para el venezolano, quien sobrevive a la situación de escasez de alimentos y altos costos de rubros fundamentales, se enfrenta también a la búsqueda de medicamentos desaparecidos en las farmacias. Médicos e investigadores observan con preocupación las patologías crónicas relacionadas a la nutrición.

El nutricionista, dietista e investigador del Observatorio Venezolano de la Salud (OVS), Pablo Hernández, hace un panorama de la crisis alimentaria para el diario El Universal, e indica que la generación más joven pudiese “morir antes que los padres” debido al desequilibrio en la salud del venezolano. Agrega que si bien el tabaquismo, el consumo de alcohol, la ausencia de actividad física siempre han estado presentes en la sociedad venezolana, la mala alimentación puede acelerar o agravar enfermedades cardiovasculares, generar hipertensión o diabetes.

Hernández advierte que actualmente la población basa su dieta en carbohidratos, los cuales con el tiempo se transforman en azúcares en el cuerpo. El mango, la yuca y el plátano son los rubros de mayor consumo por su precio accesible, pero son altos en azúcares y aportan gran cantidad de carbohidratos, que al no poder ser metabolizados aumentan el riesgo de sobrepeso, obesidad y diabetes. Lo mismo ocurre con los guisos y sopas de sobre altas en sal, que inciden al aumento de la presión arterial y cuadros hipertensivos.

El especialista declara que aunque actualmente es difícil consumir frutas y vegetales, recomienda que su uso puede puede ayudar a rendir la alimentación, en preparaciones como vegetales salteados, zanahoria rallada o calabacín rallado mezclado con la harina de maíz para aumentar y extender el uso de los alimentos.

Leer texto completo en El Universal.