Maracaibo, sin luz ni agua y bajo el régimen del bachaqueo

La ciudad se ha convertido en el crudo reflejo de la crisis venezolana.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Redacción Sumarium) – Maracaibo se ha convertido en el epicentro de todos los problemas que aquejan a Venezuela: racionamientos de electricidad y agua, fallas en la distribución de gasolina, desabastecimiento de alimentos y productos de primera necesidad, alta presencia de bachaqueros en supermercados y farmacias, y precios exorbitantes muy por encima de las regulaciones. Todo bajo la mirada indiferente del Gobierno nacional y regional, escribe José Gregorio Meza para El Nacional.

El Sambil Maracaibo, inaugurado el 28 de octubre de 2004, otrora símbolo del empuje comercial y del entretenimiento, abarrotado de gente a toda hora, hoy está a oscuras y sin aire acondicionado, detalla el articulista. Sus pasillos se encuentran a medio iluminar y casi vacíos. Las tiendas funcionan de 10:00 am a 6:00 pm, aunque ya a las 5:30 pm desalojan apresuradamente para apagar a la hora prevista.

El trayecto entre el sector La Limpia y la Universidad Rafael Belloso Chacín, gran parte de las avenidas Libertador, El Milagro, Bella Vista, Universidad, Padilla, la autopista, y las prolongaciones de la avenidas Goajira y Fuerzas Armadas, son una boca de lobo. La condición perfecta para los amigos de lo ajeno. Si al rosario de problemas se le suma la inseguridad, entonces, el coctel es potencialmente incendiario: según cifras extraoficiales, en lo que va de año asesinaron a 211 personas en la capital zuliana.

Los alrededores de los Abastos Bicentenario de Costa Verde a las 10:00 am parecen un hormiguero. La cola que empieza en la puerta trasera del centro comercial recorre la avenida 3G y se pierde de vista en la esquina con la calle 65, unos 200 metros más allá.

Por otra parte, las colas para abastecerse gasolina aumentaron significativamente con la llegada de mayo. Hasta más de una hora puede tardarse el ciudadano común para llenar el tanque de su carro.

Además, la situación en los hogares y comercios se agrava con las fallas eléctricas. Desde el pasado mes, sectores han reportado hasta 30 horas sin luz.

LOS PRECIOS SOLIDARIOS DEL BACHAQUEO

Insecticidas a 1.500 bolívares, desodorantes en 1.200, champú entre 2.000 y 3.000, paquetes de 12 pañales a 4.000 bolívares, fórmulas lácteas para bebés entre 9.000 y 12.000 y jabón en polvo a 1.000 bolívares forman parte de la oferta que se muestra en el mercado de Las Pulgas -centro de la ciudad-, tan solo a 200 metros del módulo policial. Hasta los controles de Directv, tan escasos en estos tiempos, abundan, cada uno a 4.000 bolívares, incluso con garantía.

A unos pocos kilómetros de allí, los comerciantes del mercado de Santa Rosalía que solían dedicarse a la venta de quesos, huevos, frutas y hortalizas, también especulan con productos de primera necesidad. La salsa de tomate se consigue a 1.500 bolívares, el rollo de papel higiénico lo venden en 500 y el paquete de arroz, cuando se consigue, sobre los 1.100 bolívares. El cuarto de kilo de café ronda los Bs. 1.000.

Para leer el artículo completo haga click AQUÍ.




Categoría: Venezuela | Claves: Crisis en Venezuela Zulia