Matan a un hombre y a sus dos hermanos por no tener oro y efectivo

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela, Redacción Sumarium).- Los comentarios de Roy José Cortez tras varias horas tomando en una licorería cercana a su domicilio, ubicada en el sector Mi Alegría, en El Callao, al sur del estado Bolívar, le costaron la vida a él y a sus dos hermanos.

De acuerdo a la reseña del Correo del Caroní, en medio de la embriaguez el hombre hizo comentarios que alertaron a los presentes. Según testigos, Cortez, de 44 años, comentó que en su casa tenía oro y dinero en efectivo guardado.

Sus familiares afirman que eso era mentira, pero los delincuentes que estaban en la licorería tomando cuando él hizo el comentario no lo sabían. Cerca de las 11:00 de la noche, el hombre se fue para la vivienda que compartía con otros familiares, entre ellos, dos hermanos.

Minutos después de la llegada de Roy, varios sujetos armados se trasladaron hasta la casa de madera. Tocaron la puerta, y al ver que nadie salía los sospechosos derribaron la puerta.

La petición de los malhechores fue clara: “José, ¿dónde está el oro y el dinero?”. Él no tenía nada para darles, ya que ni el oro ni el efectivo existían. Eso molestó a los atacantes que sin pensarlo abrieron fuego contra Cortez y sus dos hermanos.

Jesús Antonio Cortez, de 51 años -uno de los hermanos- falleció en el sitio. Mientras que Roy y Argenis Cortez, de 40, fueron trasladados hasta un centro asistencial, donde murieron minutos después producto de las heridas que sufrieron.

JUSTICIA

Tras perpetrar el crimen los hampones huyeron del lugar. Fueron los vecinos de los hermanos Cortez los que llamaron a funcionarios de la Policía del estado Bolívar (PEB), adscritos al Centro de Coordinación Policial (CCP) El Callao, para notificar lo sucedido.

Efectivos iniciaron un patrullaje para dar con los sospechosos; y en el sector La Lagunita avistaron a dos individuos a bordo de una moto que al ver a la comisión policial intentaron huir y empezaron a disparar, generándose una confrontación entre los uniformados y los sujetos. En el incidente resultó herido uno de los sospechosos, mientras que el otro huyó.

El primero falleció en el hospital y no fue identificado por carencia de documentos. Le incautaron una pistola marca Taurus, calibre 380, la cual estaba requerida desde el 30 abril del 2014, en Caracas.

Posteriormente funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) apresaron a cuatro sujetos que guardan relación con el triple homicidio. Los aprehendidos fueron identificados como Álvaro Ramón Cardozo Hernandez, Kenny Alexzander Martínez, Wuender Ronniel Arévalo Saavedra e Isaías Ramón Cardozo Hernández.

Les confiscaron tres celulares de diferentes modelos y al verificarlos consiguieron mensajes de extorsión a comerciantes, delito conocido coloquialmente como cobro de vacunas.