Matan a una mujer delante de sus hijos

Dos amigos de la occisa resultaron heridos.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Yohalys del Valle Álvarez Salazar, de 29 años, quedó tendida y sin vida en la sala de su casa, al recibir un disparo en el cuello con salida en el occipital izquierda.

Según la publicación de El Tiempo, el suceso ocurrió el martes, cerca de las 11:00 de la noche, delante de los dos hijos de la víctima faltal, entre las calles Ruperto Marcano y San Rafael del sector Oficina Uno, en El Tigre, al sur del estado Anzoátegui.

En el mismo lugar, también dos amigos de la occisa resultaron heridos. Se trata de un joven de 17 años, quien recibió disparos en el cuello y el estómago lo que ameritó intervención quirúrgica, y Leopoldo José Urbáez Oliveira de 23 años, a quien una esquirla se le incrustó en el pie derecho.

Según declaraciones de Leopoldo Urbáez Oliveira, él se encontraba en una habitación y se disponía a darse una ducha cuando escuchó detonaciones a corta distancia. Pese al temor que tenía, decidió abrir la puerta para averiguar lo que acontecía.

Dijo que se sorprendió cuando avistó en un charco de sangre del cuerpo inerte de la mujer y, a su lado, al joven que tuvo que fingir estar muerto para evitar que le siguieran disparando.

El hombre nunca se imaginó que se toparía con Luis Miguel Suárez Muñoz, apodado “el negro” o “cumanés”, que intentó atacarlo. Allí se produjo un forcejeo y el sujeto accionó la pistola que portaba. Un proyectil pegó contra el piso y rebotó en el pie de Urbáez.

Después, Suárez Muñoz, y dos hombres conocidos con los alias de “el papito” y “el nene”, huyeron en motos.
Las primeras averiguaciones indican que el trío integra la temida banda “los guasones”.

Urbáez buscó proteger a los hijos de la fallecida, una niña de 11 años y su hermanito de seis. Pidieron ayuda a los vecinos y llamaron a la Policía para notificar el hecho.

Se conoció que los atacantes eran conocidos de Yohalys Álvarez Salazar, ya que ella les abrió la puerta y entraron reclamando que les devolviera una cadena de oro, pero ella se negó. Surgió una discusión y la mataron por presuntas divergencias por la distribución de drogas.

El Cicpc investiga el homicidio. 
Categoría: Venezuela | Claves: Estado Anzoátegui Suceso