Maurizio Passariello: las próximas tres semanas “veremos el Trumpocalipsis”

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El consultor político y de medios Maurizio Passariello conversó con Sumarium Radio sobre la profunda crisis que está atravesando la campaña y el partido republicano tras el abierto distanciamiento entre el alto liderazgo del partido republicano y su nominado presidencial Donald Trump, como consecuencia de la filtración del video de Trump con comentarios vulgares y ofensivos hacia las mujeres publicado el pasado viernes.

Para Passariello tenemos del lado republicano a un candidato que está pasando por una crisis de aceptación entre los votantes que se venía evidenciando desde el primer debate presidencial, pero que se intensifica cuando se filtra un video en el cual el candidato Trump hace alardes de disfrutar de la oportunidad de poder agredir sexualmente a las mujeres. Este video precipitó en su opinión lo que era una caída paulatina en las encuestas tras su pobre desempeño del primer debate, en el cual todas las encuestas científicas indicaron que Hillary Clinton tuvo mejor desempeño, y simplemente aceleró la caída en la aceptación por parte del electorado del candidato Trump.

También según Pasarriello el video causó que muchas personas del partido republicano que habían estado apoyando de manera condicional a Trump, sintieran que esa era la gota que derramó el vaso y se distanciaran de Trump. Pero esta situación a su vez ha impregnado a Trump de un ánimo de venganza contra del partido institucional, quien cree ahora que la manera adecuada de lidiar con esta situación de distanciamiento de figuras tan relevantes como Paul Ryan y John McCain, es por medio de la agresividad verbal. Pero para Passariello este es un camino riesgoso, no sólo para la campaña sino también para el partido mismo, pues pudiera causarle serios problemas en distintos estados donde se están enfrentando contiendas relativamente cerradas, y donde el partido republicano estaba defendiendo asientos en estados que se estaban tambaleando y que ahora pudieran inclinarse hacia el partido demócrata si se produce una verdadera ruptura dentro del partido republicano que desincentive a los votantes de ese partido a la hora de votar.

En opinión del consultor político el gran drama que está enfrentando el partido republicano es que tiene un candidato presidencial que goza de un gran apoyo de la base pero cada día más se está viendo que es inaceptable para el votante de a pie promedio. De ahí que Paul Ryan haya decido darle libertad a los otros miembros de la cámara de representantes que llevaran adelante sus campañas de la manera que más les conviniera dependiendo del estado donde competían. Y ciertamente dijo que no iba a defender mas a Trump, siendo que de todas maneras no lo había estado haciendo tanto, pues siempre se mantuvo distante de Trump cada vez que hacía declaraciones impertinentes.

Pasariello aseveró que los lazos entre el candidato Trump y Rusia son realmente preocupantes. Se trata según el consultor de un patrón que ya han venido practicando los rusos en otros países, en especial de Europa oriental, donde han utilizado la estrategia de desinformación, de propaganda cibernética para justamente tratar de desacreditar a esos sistemas de gobierno. Y esto es parte de su estrategia geopolítica. Según el consultor, Donald Trump se ha prestado para esto y es es el candidato del Kremlin. “Trump es el candidato siberiano”.

Para Passariello, las últimas tres semanas que restan de campaña serán el “Trumpocalípsis”, es decir un período en el que el candidato Trump va a explotar bombas dentro del partido republicano. Y esto va a ocurrir porque si algo define al candidato Trump es su ilimitado narcisismo, y dado que es muy posible que él no va a ser exitoso el 8 de noviembre y que su derrota podría ser incluso catastrófica, lo que va a tratar de hacer es salvar su marca, salvar su nombre. Recordemos que Trump ha construido toda su carrera en el mundo de los negocios y ahora en el de la política sobre la idea de que es un ganador. Y el día que sea derrotado tiene que buscar una excusa de por que no es un ganador o si no se le viene abajo la marca entera. De allí que esté buscando maneras de justificar y tener excusas para su derrota el 8 de noviembre, por ejemplo con estas riñas con el partido republicano y arrojando dudas sobre la legitimidad del sistema electoral. “Es algo extraordinariamente destructivo y demuestra que Trump no está trabajando ni por el país ni por la democracia”, concluye Passariello.