“La oposición puede perder la confianza obtenida el 6-D”

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Sumarium).- La coordinadora nacional del partido Vente Venezuela, María Corina Machado, fue entrevistada por el portal La Patilla, en la que fue enfática para advertir que si la sociedad percibe la falta de determinación de la oposición para concretar el desplazamiento del poder de Maduro, la Unidad podrían perder la confianza obtenida el 6-D.

A continuación puede leer la entrevista completa:

  • ¿Esta ha sido la Semana Santa menos santa de la historia de Venezuela?

La desgracia que vivimos los venezolanos se resume en la impávida declaración de Aristóbulo Istúriz, como quien enumera accidentes viales se refiera a 21 saqueos sin que se le pare un pelo… imperturbable. Y un defensor entre comillas del pueblo, que lamenta linchamientos pero lo que más cuestiona es que esto se divulgue. ¿De qué estamos hablando? ¿El problema es que se conozca la verdad y no que ocurran los hechos? Es lo mismo que Tumeremo. Vamos a enterrar bajo muchos metros de tierra la total inhumanidad, la absoluta indolencia, la total falta de alma de una gente que obsesionada por el poder, o corrompida por el poder, las mafias y el dinero, está dispuesta a devastar Venezuela.

  • Están también los hechos de San Cristóbal. El arrollamiento de los policías por parte de unos manifestantes…

Yo sé que toda madre venezolana sintió el mismo escalofrío, la paralización del corazón al ver esas imágenes del arrollamiento… ese muchachito arrollando policías inocentes sin que le temblara el pie, sin bajar la velocidad…es la degradación moral, humana y espiritual. Esto hay que pararlo ya, porque Venezuela está llegando a niveles límite de caos, de anarquía y la instalación de la barbarie.

  • ¿Se ha llegado a esto de manera fortuita o planificada?

Totalmente planificada. Han pretendido quebrarnos material, física, psíquica y moralmente. Lo que vivimos hoy en Venezuela tiene que alarmar y hacer reaccionar al mundo. Cuando hace 2 años alerté sobre el riesgo de una crisis humanitaria, algunos dijeron que era exagerado. Me quedé corta. Hoy, además, enfrentamos una crisis de seguridad peligrosísima, no sólo para los venezolanos.

El viernes, en Carabobo, me relató un testigo cómo la noche antes, en un automercado de San Diego, un comprador en una situación anímica incomprensible le cayó a golpes a un pobre vigilante que terminó convulsionando en el suelo simplemente porque le revisó lo que llevaba. Hace dos semanas, en el sector La Bocaína, en Miguel Peña, un muchacho que visitaba a su abuela se asomó a la puerta a pedir a dos individuos que dejaran de echar tiros al aire. El hombre con el arma se volteó y le disparó al muchacho a la cabeza. Linchamientos, saqueos, descuartizamientos. Esta desgracia no somos nosotros. Es la barbarie. Es la locura que tenemos que detener ya.

Que quede claro, esto no ha sido producto de errores o falta de cálculo o de planificación.

Asumamos que la violencia, la ignorancia y la degradación moral son política de Estado porque son mecanismos de sumisión. El comunismo del Siglo XXI se propuso la degradación del venezolano. Ante esto sólo queda una posibilidad ética: rebelarnos para parar esta locura de inmediato.

“El parlamento debe buscar el cambio de régimen”

  • Esta semana se aprobó la Ley de Amnistía, se ha adelantando en la Reforma de la Ley del TSJ, sin embargo aún queda mucho por hacer. Se prometió que en seis meses se activaría la salida de Maduro y aún esto luce lejano…

Este es el parlamento que ha recibido el capital político más grande de nuestra historia. Recibió un mandato inequívoco: el cambio de régimen. El 6-D se revocó a Maduro. Por lo tanto este mandato fue una orden expresa, rotunda, contundente e inequívoca. Los venezolanos superamos todos los obstáculos y corrimos todos los riesgos para dejar claro esa decisión. Si la sociedad percibe que no hay la determinación a cumplir ese mandato, se corre el riesgo de perder la credibilidad, y con ello la confianza y la legitimidad. Esa es la urgencia de la acción política. Por eso, la acción institucional desde el parlamento debe ser asegurar el cambio de régimen. Es una exigencia ciudadana, que por supuesto, tiene que ir acompañada con todas las acciones de calle que promuevan y canalicen la presión social necesaria para que Maduro renuncie.

  • Pero también es verdad que en paralelo crece la crisis social y se requiere legislar en ese sentido…

Para que los venezolanos sientan que hay una solución a sus problemas, y al drama de la supervivencia del hambre, la barbarie y la crueldad desatada, la respuesta tiene que ser oportuna. Si no es oportuna, no es solución. No basta con decir que todo se resolverá en tres, dos o un año… porque el hambre no espera un año. Maduro sólo saldrá con presión social y es nuestra obligación presionarlo hasta que entienda, que por el bien de todos -incluyèndolo- se tiene que ir.

  • ¿Qué hubiera hecho usted de haber estado en la Asamblea Nacional?

Yo creo que ya es hora de que se restituya a los diputados de Amazonas. Yo creo que hay ministros que merecen un voto de censura (alimentación, electricidad y prisiones, entre otros) y eso implica que tienen que salir del gabinete. Por otra parte, es inaplazable revocar las designaciones fraudulentas e inconstitucionales de Magistrados, Rectores del CNE y la Fiscal General que no cumplieron con los requisitos y procedimientos establecidos en la Constitución. Yo creo que hay que proceder a aprobar de inmediato en segunda discusión las leyes que ya se han avanzado, y que si eso provoca vetos presidenciales pues dejar en evidencia la naturaleza del régimen. Considero que la Asamblea debe exigirle la partida de nacimiento a Maduro que es una demanda legítima de la sociedad venezolana; y comprobar que no tenga doble nacionalidad. Y entre otras cosas pienso que ya ha llegado la hora de que el Parlamento le pida la renuncia a Maduro.

Hace tres meses, algunos argumentaron que había que evadir un enfrentamiento institucional entre el TSJ y la Asamblea Nacional , y por lo tanto el parlamento se inhibió de estas acciones. La realidad es que el enfrentamiento institucional ya lo decretó el Tribunal, y la Asamblea tiene que actuar en defensa de su institucionalidad, de su mandato y como el único poder que tiene legitimidad hoy en el país. Si no lo hace, esta instancia también perderá esa legitimidad. En este sentido, considero que fue un buen paso el dado esta semana, con la aprobación en segunda discusión de la Ley de Amnistía y la aprobación en primera discusión de la Ley del TSJ.

  • ¿A que está jugando el gobierno con esta situación de anarquía y anomia?

A ganar tiempo. Todo régimen totalitario enfrentado a una debacle en su respaldo popular, internacional y al colapso económico e institucional,está dispuesto a exprimir hasta el último centavo apostando a que la sociedad claudique y que en medio de la anomia puedan permanecer en control o surgir.

  • ¿Siente que con ese ganar tiempo Maduro se ha se fortalecido? ¿Está el gobierno más fuerte que hace unas semanas?

No. El régimen no se ha fortalecido; al contrario; el repudio popular e internacional crece cada día junto con la evidencia de que mientras Venezuela muere de hambre esta gente sigue desatada robando.

Hoy existen varias condiciones favorables para la salida de Maduro, y que debemos aprovechar. Entre ellas, el colapso de su popularidad, la exacerbación del hambre y la crisis en la salud y la electricidad y el efecto Brasil….

Por eso la urgencia. La urgencia que no solo nace de razones éticas, porque se pierden vidas cada día que pasa, sino también desde la perspectiva de las fuerzas en la lucha política. No podemos perder tiempo. Por eso, aquellos mecanismos de sustitución del régimen que le dan tiempo, son muy peligrosos. Y por eso el país, y lo siento en todas partes, clama por la salida inmediata de Maduro. El mecanismo para lograrlo es la renuncia al cargo.

El derrumbe del Foro

  • Vemos que el sur del continente se mueve. El gobierno de Dilma Rouseff está en serios aprietos, Evo Morales en la misma dirección y recientemente Obama sella alianzas en Cuba y Argentina…. Mientras Venezuela…

En el Hemisferio lo que estamos constatando es el derrumbe del Foro de Sao Paulo. Y que quede claro que es el fracaso de su proyecto, no solo de sus erradas políticas económicas. En un período en el que América Latina ha tenido gigantescos ingresos producto del aumento de los precios de las materias primas, lejos de haberlos invertido en crecimiento económico, superación de la pobreza, fortalecimiento institucional y ahorro, estos regímenes se lo consumieron para enriquecer a unos pocos y hacer a la sociedad dependiente del Estado. Además, establecieron una perniciosa complicidad entre los regímenes que se instalaron. Pero la vocación democrática y las profundas aspiraciones de superación de nuestros pueblos están comenzando a revertir los daños. Así como Argentina ha iniciado un proceso de reinstitucionalización y apertura, y Brasil lleva adelante la depuración de las redes de corrupción, Venezuela, muy pronto, avanzará hacia la transición a la democracia y la reconstrucción nacional.

Categoría: Venezuela