“¿Me vas a esposar a mí? Te vas a cag… en toda Chile”

"No ponga las cosas más difíciles", dijo el carabinero.

“¿Me vas a esposar a mí? Te vas a cag… en toda Chile”Vidal es uno de los máximos goleadores de la presente Copa América. Crédito: Reuters/ Carlos Garcia Rawlins.
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Santiago, Chile. EFE)- El jugador Arturo Vidal mantuvo un intercambio de palabras con un policía que lo iba a detener tras un accidente de tráfico en la noche del martes mientras conducía en estado de embriaguez cerca de Santiago y al que le dijo: “Espósame, pero te vas a cagar a todo Chile”.

“¿Me vas a esposar a mí?”, le preguntó Vidal al carabinero, según un vídeo grabado por un testigo y que fue difundido posteriormente por la radio Bío Bío. “No ponga las cosas más difíciles”, le contestó el agente, a lo que Vidal replicó: “Espósame, pero te vas a cagar a todo Chile”

Momento en el que la policía atiende el accidente de tránsito. Crédito: Biobio Chile TV

El también jugador del Juventus de Italia corría a 160 kilómetros por hora en dirección a Santiago, tras pasar algunas horas en un casino, cuando chocó a otro vehículo que volcó, tras lo cual se salió de la calzada y por milagro no cayo a una profunda zanja que había en el lugar.

Su Ferrari rojo, valorado en unos 300.000 dólares, quedó semidestruido.

Según dijo un testigo a radio Cooperativa, Vidal estaba bebido y tras el choque, que lo dejó con lesiones leves, lo mismo que a su esposa, que le acompañaba, se acercó al otro automóvil y le reprochó al conductor, que también sufrió lesiones leves, porque a su juicio “iba muy despacio”.

“¿Cómo voy a venir manejando esa hueá, cómo soi tan tonto, no pensái?” (“¿Cómo voy a venir manejando esa huevada, cómo eres tan tonto, no piensas?”), le dijo el jugador al carabinero, intentando negar que era quien conducía el Ferrari.

“Si la cagó la cagó, caballero”, le contestó el policía.

“¿Cómo, yo la cagué? Deja de hablar hueás, dónde están los heridos, a ver'”, replicó Vidal quien, a renglón seguido, preguntó: “¿Me vas a esposar a mí?”

“No ponga las cosas más difíciles”, dijo el carabinero. “Espósame, pero te vas a cagar a todo Chile”, replicó Vidal, que tras el accidente fue llevado a un hospital para constatar sus lesiones y para pasar un control de la alcoholemia antes de pasar la noche en una comisaría.

Este miércoles, el juez de Garantía de San Bernardo, una localidad vecina a Santiago, dejó en libertad a Vidal, tras decidir solamente retener su licencia de conducir al futbolista y dejarlo con control de firma mensual durante los 120 días que dio de plazo a la Fiscalía para completar la investigación.

Esa firma la podrá estampar una vez al mes en el Consulado de Chile en la ciudad italiana de Milán, el más cercano a Turín, donde el jugador vive y juega con el Juventus, actual campeón de Italia.