Médicos denuncian que Min Salud distribuye fármacos sin registro

- La página web del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel para el reporte de las anomalías no está disponible.

- El apartado correspondiente a las alertas por medicinas ilícitas, que incumplen los requisitos de calidad o de seguridad, fue actualizado por última vez en el año 2012.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium). Un oncólogo, que pidió el resguardo de su nombre por temor a represalias, advirtió a El Nacional que algunos pacientes que dependen de la Farmacia de Alto Costo del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales han recibido medicamentos sin el número de lote y registro que por ley debe otorgar el Servicio de Contraloría Sanitaria de Venezuela, una vez que ha analizado todos los medicamentos.

La fuente indicó que recibió a dos pacientes con reacciones adversas a la capecitabina, para tratar el cáncer de seno, y pemetrexed, usado en el tratamiento del cáncer en el revestimiento interno de la cavidad torácica. Ambos fueron fabricados por laboratorios uruguayos.

De acuerdo con la publicación, el Ministerio de Salud estaría distribuyendo fármacos procedentes de la India, Uruguay y otras naciones sin registro sanitario. Plantea que en la farmacia del servicio de Cirugía Cardiovascular del Hospital Universitario de Caracas, por ejemplo, hay varios tipos de medicamento que incumplen con el requisito, como el Dixocardin- cuyo principio activo es digoxina-, que es fabricado por Laboratorios Saga con sede en Ahmedabad, India.

Expone, además, que el informe de exportaciones publicado por la empresa de comercio exterior india Tofler, basado en los reportes del Ministerio de Asuntos Corporativos de ese país, indica que se enviaron a Venezuela 87.924 cajas de 10 tabletas cada una, pertenecientes al lote SA 30049082. El costo fue de 0,3 dólares, para un total de 26.377,12 dólares.

En la misma farmacia del HUC los pacientes reciben Furolax, basado en furosemida, fabricado por Laboratorio Alfa con sede en República Dominicana. Tampoco tiene el registro sanitario venezolano, sentencia el diario de circulación nacional.

De acuerdo con el oncólogo, el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel (Inhrr) tiene una página en la que debe denunciarse el número de lote del medicamento si hay reacciones, pero no funciona”.

Por otra parte, la página web del Inhrr para el reporte de las anomalías no está disponible. El apartado correspondiente a las alertas por medicinas ilícitas, que incumplen los requisitos de calidad o de seguridad, fue actualizado por última vez en el año 2012.

LO QUE DICE LA LEY

Explica El Nacional que la Ley de Medicamentos y el Reglamento de la Ley del Ejercicio de la Farmacia señalan que antes de introducir y distribuir un fármaco en el país, debe ser evaluado y aprobado por el Servicio de Contraloría Sanitaria de Min Salud, que emite el número de registro si cumple con los principios de biocompatibilidad, bioequivalencia, biodisponibilidad. Estos principios determinan si los componentes de los medicamentos son óptimos según las características de la población en el país.

EL INHRR publicó en junio de este año una lista de 69 principios que requieren estudios de bioequivalencia. En ella figuran la digoxina, la furosemida y la capecitabina, denunciadas por fuentes médicas y farmacéuticas por carecer de registro sanitario.