Médicos y pacientes denuncian la grave crisis en la maternidad

Se han tenido que “habilitar los pasillos de la maternidad para las pacientes que están infectadas ya que no pueden estar en contacto con las otras”.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom


(Caracas, Venezuela, Redacción Sumarium).-
“En lo que va de año se han registrado 166 muertes infantiles en la Maternidad Concepción Palacios”, así lo han denunciado los galenos que laboran en uno de los centros que por años ha sido referencia nacional, pero que hoy presenta condiciones inhumanas.

Los médicos y pacientes que protestaban hoy denunciaron ante un nutrido grupo de comunicadores sociales, el notorio deterioro de las instalaciones de la Maternidad Concepción Palacios, y lamentaron que tal centro, solo cuente con tres cubículos para atender partos.

“En 2015 hubo 94 muertes infantiles y este año, de enero a junio, tenemos 166 muertes. El 90 por ciento son de casos de niños con un peso de menos de 2.500 gramos, pero aun así esto no pasaría en otros países”, aseguró la directora de epidemiología de la Maternidad Concepción Palacios, Gladys Zambrano, a la prensa, según reportó la agencia EFE.

Por su parte, la presidenta de la Sociedad Médica de la maternidad, Moraima Hernández, señaló que, debido a las condiciones de la infraestructura, ha comenzado “el repunte de infecciones posquirúrgicas” y “el aumento de la mortalidad de los neonatos”.

Hernández afirmó que actualmente los pacientes se quedan sin comer y que continúan “las carencias” en todo el hospital, por lo que hizo un llamado a las autoridades y advirtió que “están en juego las vidas de madres y recién nacidos”.

Explicó que, pese a que la ministra para la Salud, Luisana Melo, les ha dicho que son una institución médica de prioridad, aún no se han solucionado los problemas del hospital.

Por su parte, familiares de los pacientes hacen un llamado al presidente de la República, Nicolás Maduro Moros. “Señor presidente venga a la maternidad a constatar el calvario que se vive”.

Hace poco más de un mes, los galenos de este mismo centro de salud protestaron junto a otros dos hospitales -el Hospital José María Vargas y el Hospital General José Ignacio Baldó- para exigir medicinas, materiales médicos y que se aceptara la ayuda humanitaria que estaban ofreciendo países y organismos internacionales.