¿Acuerdos en un diálogo roto? Lo que podrían lograr los mediadores

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Este 6 de diciembre, estaba previsto que se volvieran a sentar, por tercera vez, los representantes del Gobierno y de la oposición, junto a los mediadores, en la mesa de diálogo con el fin de tratar de llegar a un acuerdo para solucionar la crisis por la que pasa Venezuela actualmente.

Tanto los venezolanos como los políticos esperaban que se tomaran decisiones importantes para solventar el grave problema económico y humanitario que vive el país.

Los integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) consideran que el diálogo es una forma de resolver la crisis y de sacar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, del poder por la vía electoral. Sin embargo, hay otros integrantes de la oposición que creen que este vía no contribuye a mejorar la situación.

Aseguran que el diálogo es una vía que le da “oxígeno” al Gobierno, mientras los venezolanos padecen las consecuencias de las malas políticas económicas aplicadas por el Ejecutivo.

EN “STAND BY” EL ENCUENTRO

El secretario Ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús “Chúo” Torrealba, reiteró que la oposición no asistirá a la tercera sesión de diálogo por el incumplimento de los acuerdos por parte del Gobierno.

El secretario de la Unidad insistió en que permanecerán en conversaciones y de concretarse los acuerdos entonces sí regresarían formalmente a las reuniones con representantes del Gobiernos: “El diálogo no es únicamente para ganar tiempo, para llegar a acuerdos y no cumplirlos, no”.

“Seguimos en el diálogo, pero no vamos a ir a la reunión de hoy, nos vamos a reunir únicamente con los mediadores especialmente con el Vaticano (…) seguir en el diálogo sí, como no, pero permitir la continuidad de la burla, no”, manifestó.

En este sentido, anunció que hoy se reunirán con el monseñor Claudio María Celli, representante del papa Francisco en las mesas de diálogo, y con el Nuncio Apostólico, Aldo Giordano, para tratar especialmente el tema de los presos políticos y la huelga de hambre detenidos en El Helicoide.

Torrealba lamentó que el Gobierno “no solo incumple sus compromisos sino que los niega”, al califIcar como “muy grave” que la canciller Delcy Rodríguez niegue que se habló de los presos políticos cuando ella dirige la mesa de Derechos Humanos que está evaluando esas liberaciones.

“Lo que viene es lucha y para la lucha hace falta unidad… y también congruencia, claridad en los objetivos”, dijo al referir que es necesaria demás de la revisión de la MUD una revisión en la ciudadanía.

LO QUE DEBERÍA PASAR EL 6D

El analista político Eduardo Semtei precisó en exclusiva a Sumarium que desearía que se produzca la lista de los nombres de los presos políticos que serán liberados, así como la fecha de, al menos, las elecciones de gobernadores.

“Los diálogos políticos en general son procesos que no son inmediatos”, dijo al tiempo que destacó que si algún político fue a la mesa de diálogo creyendo que habría resultados inmediatos pues “se está engañando así mismo”.

Aclaró que estos procesos “son complejos” y aseguró que los resultados no se verán “en plazos tan cortos”. Sin embargo, manifestó que el diálogo “es lo mejor” para solventar la crisis por la que pasa el país, por ser “la vía más tranquila, democrática, pacífica y más segura porque obliga al Gobierno a sentarse”.

“Frente al diálogo no hay nada, hay un vacío. La vía de que van a salir enardecidas masas y van a desalojar a Maduro del Gobierno por la vía de la insurrección es mentira, es falso. Las encuestas dicen que la inmensa mayoría de los venezolanos no quieren complicaciones, no quieren guerra”, explicó.

Sostuvo que el Gobierno venezolano “no quiere cumplir la Constitución, no quiere hacer elecciones” y aclaró que con que el Ejecutivo se comprometa frente al mundo con la realización de los procesos electorales como las regionales, alcaldías y presidenciales, “estamos garantizando la paz, la tranquilidad”.

“La idea de que el Gobierno vaya a la mesa a rendirse, a rayarse, a pedirle perdón a la oposición, eso no va a ocurrir”, enfatizó.

“CRISTIANA SEPULTURA AL DIÁLOGO”

El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, aseguró en una entrevista en Unión Radio que durante la tercera reunión en la mesa de diálogo si “no hay resultados”, el enviado del papa Francisco, Claudio Celli, “tendrá que darle cristiana sepultura” a esta herramienta de conciliación.

Fustigó que el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero, quien es uno de los mediadores junto a Leonel Fernández y Martín Torrijos, no ha sido “serio” durante la gestión, puesto que informó que el mandatario Nicolás Maduro había congelado el proceso de diálogo y posteriormente, anunció que el Ejecutivo continuaba en el mismo.

“Si Rodríguez Zapatero va a seguir con sus gestiones como mediador, tiene que ser serio”, dijo al tiempo que destacó que el Referéndum Revocatorio sigue siendo la vía para solventar la crisis que tiene azotada a los venezolanos.

Igualmente, recalcó la importancia de que se hable y concrete una agenda electoral durante las conversaciones: “Si no hay resultado en el diálogo, ¿qué valor tiene este proceso? Aquí queremos la agenda electoral”.

NADIE SE LEVANTA DE LA MESA DE DIÁLOGO

Por su parte, el primer Mandatario venezolano advirtió recientemente que nadie se levantará de la mesa de diálogo, “que les quede claro”.

Igualmente, aclaró que las conversaciones podrían durar hasta el 2018, año en el que culminaría su período presidencial, lo cual fue inmediatamente rechazado por la oposición, pues aseguran que la crisis en Venezuela “es culpa” del Presidente.

“En esa mesa de diálogo nos quedamos todo el año 2017 y todo el año 2018”, dijo el pasado 27 de noviembre durante el acto del 96 aniversario de la Aviación Militar Bolivariana, en el estado Aragua.

Precisó, además, que algunos dirigentes opositores que están dentro de la mesa de diálogo tienen “falta de altura”, por lo que comentó que los “obligó a sentarse”.

Ante las diversas declaraciones que ha dado el Ejecutivo, el secretario Ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús “Chúo” Torrealba, aseguró en su programa radial “La fuerza es la unión”, transmitido por la emisora Radio Caracas Radio (RCR), que Nicolás Maduro “es incapaz de mantener un diálogo decente y respetuoso”.

“Quiero hacer un llamado de atención, muy cordial y respetuoso, a impedir que la habladora de pisoteada por parte del Ejecutivo Nacional nos distraiga de las realidades”, refirió al tiempo que destacó que Maduro “se la ha pasado promoviendo, auspiciando, manteniendo y financiando el diálogo del gobierno colombiano con la narco-guerrilla de las Farc. Usted tiene años en eso, pero es incapaz de dialogar con los estudiantes venezolanos, con los empresarios, con los trabajadores organizados independientes de Venezuela”.

De igual forma, durante una reunión con el nuncio apostólico, monseñor Aldo Giordano, a quien le participó la preocupación de que el Gobierno no ha cumplido con los acuerdos fijados en la última reunión.

“PIEDRA DE TRANCA”

La dirigente política María Corina Machado (MCM) se ha opuesto desde el inicio a un diálogo con el Gobierno, pues considera que Venezuela vive una dictadura: “Hay que detener ya este diálogo porque es una piedra de tranca en la ruta hacia la libertad”.

Reveló que el diálogo “no surgió en la unidad. Fue una decisión de tres partidos (Acción Democrática, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo) que, de manera inconsulta y en el momento menos oportuno cuando el país avanzaba en una ruta hacia una inminente transición, suspendieron todo ese proceso sin acordarlo con nadie”.

Opinó, también, que para “negociar con un gobierno autoritario como éste se debe hacer desde una posición de fuerza con la gente en la calle, desde el país que no aguanta más, que quiere que se acabe la pesadilla”.

La oposición, o al menos la mayoría de los integrantes de ésta, tienen sus esperanzas enfocadas en la intermediación del Vaticano para que produzca respuestas concretas que beneficien a los venezolanos y genere una salida pacífica a la crisis que vive la nación.