México establece figuras oficiales para frenar ingreso de indocumentados

En los últimos meses ha evitado la llegada a EE.UU. de 11,893 menores indocumentados por la frontera y ha deportado más migrantes centroamericanos de su territorio.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Los migrantes se montan en “La Bestia” para cruzar la frontera de México rumbo a EE.UU.

(Redacción VOA).- Durante lo que va del año 2015, el gobierno mexicano ha interceptado a 11,893 menores de edad indocumentados de origen centroamericano, según el Instituto Nacional de Migración de México.

De los cuales, 4,029 tienen desde cero a 11 años de edad y los otros 7,864 entre 12 y 17 años. De ellos 8,060 son hombres y 3,833 mujeres. Dicha cifra ha sufrido un incremento alarmante del 40 por ciento desde el 2014.

Ante la inesperada entrada de menores al país, el gobierno mexicano estableció la figura de los Oficiales de Protección a la Infancia (OPIS), la cual está conformada por agentes migratorios especializados en el bienestar de los menores.

Los OPIS en conjunto con el sistema del Desarrollo Integral de la Familia (DIF), se aseguran que se les brinde albergue, ayuda psicológica y médica, mientras los menores esperan ser repatriados.

El Instituto Nacional de Migración (INM) afirma que estos organismos ayudarán a que el proceso de repatriación sea más fácil para los menores que emprenden el largo camino hacia Estados Unidos.

Como parte de la política mexicana para impedir la llegada de migrantes a Estados Unidos, el gobierno de México ha implementado retenes a lo largo de carreteras frecuentemente transitadas por traficantes de personas.

Se han reportado incidentes de violencia por parte de agentes mexicanos contra los migrantes, -tanto niños y adultos- reportados por los mismos habitantes de la ciudad Palenque al sur de Chiapas.

Por su parte la ONG, Movimiento Migrante Mesoamericano en conjunto con albergues y defensores de los derechos humanos han recolectado testimonios sobre las injusticias que viven los migrantes.

Con el despliegue de cinco mil agentes, la vigilancia fronteriza se ha intensificado, aunado a redadas en hoteles y hospitales, los agentes tienen instrucciones de revisar el estatus migratorio, truncando el camino desde Centroamérica con destino a Estados Unidos.

El tren conocido como “La Bestia” sirve de transporte directo a través de México, cruza los estados de Yucatán, Campeche, Tabasco, Chiapas y Veracruz. Terminando en el norte del país, cerca de la frontera con EE UU. Los inmigrantes centroamericanos arriesgan todo por un espacio en el tren.

Éstos son víctimas de secuestros, ataques sexuales, sobornos y hasta ser empujados del tren si no pagan la tarifa por tramo viajado.

La cacería de migrantes, en especial entre los adultos en México es inhumana, reportan sobrevivientes, “Casi me ahogaron, se pasaron” relata, Wilmert, un indocumentado centroamericano que se hospeda en uno de los albergues de migrantes en Palenque (Chiapas) mientras se recupera de sus heridas.

Según las últimas estadísticas en los primeros cuatro meses de 2015, México ha detenido un 83 por ciento más de indocumentados que en el mismo periodo de tiempo del año pasado y ha deportado un 79 por ciento más de migrantes (51,565 frente a 28,736), en su mayoría centroamericanos.

Gracias a la presencia de Organizaciones como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se han logrado documentar las transgresiones que viven las personas que luchan por una vida mejor.

La Voz de América intentó obtener declaraciones de la embajada de México en Washington, pero no obtuvo respuesta.

Categoría: Mundo | Claves: Indocumentados en México VOA