“Mi hijo es un preso político”, el testimonio de Antonieta Mendoza de López

"Mamá, la clandestinidad y el exilio no son una alternativa para mí, yo sería prisionero de mi alma".

“Mi hijo es un preso político”, el testimonio de Antonieta Mendoza de LópezAntonieta Mendoza de López. Crédito: Alex Urbina/Sumarium
Publicada por: el maumaitreb@gmail.com @Mariang_ab

(Caracas, Venezuela). El caso de Leopoldo López se ha convertido en un tema recurrente para el venezolano, pero además, con una expansión mundial.

Hoy en día naciones del mundo han mirado a Venezuela por el caso que se sigue a un hombre, los opositores en el país se han unido por las mismas causas, y los radicales han abierto una brecha a la duda.

Distintos dirigentes opositores, e incluso los ‘venezolanos de a pie’, hablan de aires de cambio y de cómo el impacto que los últimos acontecimientos, que giran en torno a presos políticos, preparan a la Venezuela del futuro.

A través de un video de escasos tres minutos y medio, Leopoldo López convocó a una concentración nacional el 30 de mayo, que devolvió las expectativas a un sector del país desanimado. Así lo ve Antonieta Mendoza, la madre de un político opositor que ha puesto al descubierto la fibra de la que está hecha la familia López Mendoza.

Sabíamos que se estaba entregando a una justicia injusta y todo lo que eso significaba.

Desde un salón amplio, donde paradójicamente se respira libertad, se puede ver al fondo del jardín una escultura, como de unos 20 años o más, de Simón Bolívar tallada en madera, de la artista Beatriz Blanco, y entre fotografías familiares y libros que hablan de Venezuela, Neruda y Reverón, Antonieta Mendoza reconoce que todo este proceso resulta “muy duro”, sin embargo, hay algo que la caracteriza: un temple y una firmeza inquebrantables.

Lo compara con el tiempo en que Leopoldo estuvo en clandestinidad, aunque en esa ocasión, fue solo por seis días. “Fueron unos días muy duros, porque eran días de toma de decisiones. Si Leopoldo se iba a entregar, sabíamos exactamente que se estaba entregando a una justicia injusta y todo lo que eso significaba”, recuerda.

“Mamá, la clandestinidad y el exilio no son una alternativa para mí, yo sería prisionero de mi alma”, fueron las palabras de Leopoldo antes de emprender este camino, “esas luchas de vida, de principios y de convicciones” que llama Antonieta Mendoza, quien nos abrió las puertas de su casa para compartir el cambio de sus vidas a partir de una decisión: entregarse “al régimen”.

LEOPOLDO Y “EL RÉGIMEN”

AML: Leopoldo ha sido un perseguido político por el régimen prácticamente desde el inicio.

Lo que sí vivimos el 12 de febrero fue una emboscada que le hicieron a Leopoldo. Esto que hemos visto a lo largo de las audiencias es que Leopoldo ya se había retirado del sitio como una hora antes de que ocurriera la violencia frente a la Fiscalía, y cuando murió Bassil Da Costa y Juancho Montoya, ya Leopoldo estaba, incluso, en su oficina. Ahí hubo dos asesinatos para poder emitir una orden de arresto contra Leopoldo; es una cosa muy fuerte, muy dura de este régimen.

Han pasado ya más de 105 testigos, pruebas, y no hay una sola que pueda demostrar que Leopoldo tenga algo de culpa en esos hechos de violencia.

APOYO

AML: Cada quien apoya a su manera, pero nosotros nos hemos sentido muy apoyados.

La máxima demostración fue la marcha del 30 de mayo que con un video que Leopoldo grabó desde la cárcel, movilizó a más de 600 mil personas a nivel de país, no hubo un solo hecho de violencia y fue todo en paz; eso es una demostración de apoyo.

MADUREZ ESPIRITUAL

AML: Ha cambiado Leopoldo.

Leopoldo hoy en día es un ser mucho más reflexivo, ha tenido tiempo para leer muchísimo. La vida normal de un político no te da -y más un político joven en este país nuestro- la oportunidad. Escribe muy bien, hay en él una serenidad, una espiritualidad. El reza alrededor de tres horas al día, se levanta todos los días con el pan de la palabra, lee la Biblia, empezó a practicar los ejercicios de San Ignacio de Loyola. Ha pedido un director espiritual que lo fuera a visitar una vez por semana, no se lo han permitido.

En el penal hacen una misa los miércoles y creo que lo han bajado a esa misa tres o cuatro veces en quince meses.

DISTRACCIONES

AML: Estaba en una celda un poco más grande que tenía como dos espacios, en uno de esos espacios, yo creo que tenía alrededor de 700 libros. El dividía la biblioteca y la lectura por bloques. Leyó muchísima historia de Venezuela, y yo creo que eso también le ha dado una oportunidad de conocer mucho más al venezolano.

Muy disciplinado, es decir, él leía una hora economía, una hora historia de Venezuela, otra hora filosofía, otra hora los libros de tendencias internacionales, de lo que está pasando en el mundo. Y también hay otra cosa que Leopoldo aprendió a hacer en la cárcel: a dibujar.

Mi hija mayor, Diana, es artista plástica y ella como a los cinco o seis meses le llevó un block, unos pasteles y unos carboncillos, y un libro para aprender a pintar y a dibujar, y te diré que es bastante bueno.

Todo eso es un conjunto de experiencias… vas avanzando en el conocimiento de tu propio ser.

PETICIONES Y SACRIFICIOS

AML: Le he pedido que levante la huelga, pero por otro lado es una decisión muy difícil, porque yo acompaño a Leopoldo en su lucha por Venezuela; esa es su vida.

Él me decía: ‘mamá, yo no tengo otro proyecto en mi vida, aparte de ser un buen padre de familia, un buen esposo, un buen hijo… mi proyecto de vida es el país, es Venezuela, eso es mi vida’.

Si bien es cierto que yo le pido que levante la huelga, por otro lado me tengo que sentar con él a entenderlo y a acompañarlo en su lucha. Como familia hemos hecho lo imposible. La comunidad internacional conoció lo que está pasando en Venezuela con el encarcelamiento de Leopoldo y eso ha ido cogiendo muchísima más relevancia cuando resuelve hacer esta huelga de hambre que es un sacrificio extremo.

El otro día estaba leyendo unos tuits que decían: ‘La persona que toma la decisión extrema de entrar en una huelga de hambre no lo hace parar morir, lo hace para vivir con dignidad’, y eso lo puedes trascender a cualquier espacio en la vida nacional.

El sábado cuando lo vi, que tenía tres semanas que no lo veía, le decía: ‘mira Leopoldo, la huelga de hambre ha tenido muchísimos logros ya, la huelga de hambre puso el petitorio de Leopoldo y Daniel tomado por la unidad venezolana. Hoy en día la Mesa de la Unidad pide exactamente las mismas cosas que pide Leopoldo, se fortalece la Unidad; la Unasur ha invitado a la OEA y a la Unión Europea que lo acompañen para la observación calificada en Venezuela, eso no se había visto nunca, eso se logró; la manifestación del 30 de mayo, los venezolanos otra vez salieron a la calle sin miedo, con esperanza, con fe; todo eso son resultados de la huelga de hambre’.

Ahora, él me dice:

‘Mamá, pero hasta que no salga un grupo importante de presos políticos yo no voy a levantar la huelga’, porque él los llama los presos anónimos, presos que nadie conoce.

Hay como quince estudiantes que están presos simplemente por protestar pacíficamente. Nadie sabe sus nombres, nadie aboga por ellos… bueno, la lucha de Leopoldo es por ellos.

CAMBIOS

AML: Vino mi hermana (…) tuvo el privilegio de que la dejaran pasar, estuvo con Leopoldo y yo le decía… Tú te has fijado lo que han sido nuestros fines de semana en estos 15 meses: es esto que tú estás viendo, es Ramo Verde, sábados y domingos. Y el gran cambio de la dinámica familiar es la ausencia de Leopoldo, no tenerlo en estos espacios, no tenerlo en su casa.

Y yo te digo, yo sigo y sigo, a mí nadie me va a parar, eso que dice Leopoldo: el que se cansa pierde.

Es una falta increíble, y te podrán decir, bueno, ¿por qué eres tan fuerte? Claro que eres tan fuerte ¿Por qué? Bueno, por la lucha por la libertad de mi hijo. Yo no puedo desfallecer.

Antonieta Mendoza afirma que nadie la va a parar, “eso que dice Leopoldo: el que se cansa pierde”. Crédito: Alex Urbina/Sumarium.

ACCIONES ANTE LA CORTA MEMORIA DEL VENEZOLANO

AML: Una de las cosas más terribles de un preso político es el olvido, porque Leopoldo y Daniel son presos políticos, son presos de conciencia. Es decir, ellos están presos por su derecho demócrata de disentir, por sus ideas, por sus discursos, y nosotros tuvimos que poner en la faz de la tierra los casos de ellos.

EL REFUGIO ANTE LA PREOCUPACIÓN

AML: En el último mes no he tenido tiempo para eso (para la preocupación). Hemos estado prácticamente 24×7. Yo leo, yo rezo, no mucho, pero siempre que tengo el tiempo pienso en la Virgen, pienso en el Espíritu Santo, pienso en la Virgen con todo lo que pasó cuando vio a su hijo crucificado; tengo a mis nietos: Manuela y Leopoldo Santiago, y tengo a mi nieta mayor que se llama Sofía. Me distraen, me llenan muchísimo.

LA REALIDAD PARA LOS HIJOS DE LEOPOLDO

Familia López Tintori. Crédito: Los Reportes de Lichi.

AML: La ventaja de Ramo Verde es que está en un sitio muy bonito, porque está en el tope de una montaña y todos los Altos Mirandinos tú los ves. Cuando llegamos la primera vez le dijimos a Manuela que su papá estaba en un proyecto especial y que las rejas, las concertinas y los candados eran porque habían muchos animales salvajes y que era para protegerlo a él. Bueno, eso duró como un mes más o menos, porque después, incluso en el colegio… tú sabes cómo son las cosas ya.

Leopoldo y Lilian han maneja muy bien el tema de los niños, porque Leopoldo les ha dedicado el tiempo que ningún padre normalmente tiene, es más, ellos empezaron a ir los dos juntos, Leopoldo y Manuela, y hace como ocho meses decidió que iban por separado. Entonces, a los niños los llevan a las diez de la mañana y los iban a buscar a las cuatro de la tarde. Leopoldo pasaba el día con los niños y pasaba días pensando cómo iba a distraer a los niños ese día. Leopoldo Santiago aprendió a caminar en Ramo Verde.

LA JUSTIFICACIÓN A LOS CASTIGOS

AML: Totalmente arbitrarios. Por ejemplo, cuando Lilian llegó el año pasado en mayo de la audiencia con el Papa, ella llegó a la puerta de la prisión y le dijeron: usted no puede entrar, no puede entrar por los próximos quince días. Sin razón, sin un acta, sin nada, y así cada vez que hay algo que les moleste.

LA ESPERADA REUNIÓN DE NICOLÁS MADURO CON EL PAPA

AML: Su santidad está absolutamente, en total conocimiento de la situación venezolana. Sumamente preocupado por la situación de deterioro de los Derechos Humanos en Venezuela y por todo lo que está sucediendo en el país, y yo estoy segura que eso iba a ser un tema de conversación de su Santidad con el presidente Nicolás Maduro.

RESTRICCIONES

AML: No podemos hablar por teléfono, nos siguen. Nos sentimos acosados, perseguidos. Yo creo que la familia de Leopoldo es la familia más perseguida de este régimen.

LA VISIÓN DE UN PADRE: LEOPOLDO LÓPEZ GIL

AML: Muy orgulloso de su hijo, lo admira, admira su temple. Lamentablemente Leopoldo (padre) no está aquí, porque Leopoldo es miembro del Consejo Editorial de El Nacional, entonces, eso es otra cosa muy dura que nos ha tocado.

Vamos a cumplir en el 2017 cincuenta años de casados, yo me casé a los 21 y Leopoldo a los 23, somos compañeros.

En estos temas tan difíciles, en estas situaciones tan complejas siempre necesitas a alguien con quien conversar los temas. Y lo más hermoso es que tenemos muchas veces posiciones absolutamente distintas… la manera de afrontar un problema, entonces se discute y tú llegas a una especie de consenso.

EL “OPTIMISMO GENÉTICO” DE LÓPEZ GIL

AML: El abuelo de Leopoldo, mi marido, fue un preso de Gómez. El papá de Leopoldo y los hermanos pasaron 17 años en el exilio. En esa época los presos entraban y salían de la cárcel. Es donde hablan de la genética, eso viene de familia.

PETICIONES AL GOBIERNO

AML: No mucho más que el petitorio, pero quizás yendo un poco más allá, y fue el artículo de Leopoldo, mi marido, este viernes… el camino de la reconciliación frente al camino equivocado de la separación, de la polarización y de la violencia.

Yo lo que le pido al presidente Maduro es que cumpla con el petitorio que es democrático, constitucional, legítimo, dirigido a todos los venezolanos, porque todos los venezolanos quieren elecciones libres y transparentes; todos los venezolanos quieren ir a votar sabiendo que su voto va a ser respetado, por eso piden la observación internacional calificada; todos los venezolanos quisieran que se liberara a los presos políticos que están injustamente presos; todos los venezolanos quieren que cese la represión; todos los venezolanos quieren tener medios libres y que cese la censura.

Venezuela es uno. Él es el presidente de todos los venezolanos. Todos los venezolanos lo eligieron a él, él no es presidente de un grupo. Que actúe como un presidente de los venezolanos, que libere a los presos políticos, que se establezca una mesa de diálogo, pero donde esté sentado un Leopoldo, por ejemplo, donde esté sentado Antonio Ledezma, donde esté sentado Daniel Ceballos junto con el resto de la oposición y que haya una mediación neutral, como se maneja en las mesas de negociaciones que se han hecho en todas las crisis del mundo, y ese sería para mí un camino de esperanza, sería un camino luminoso para Venezuela.

La realidad es que tenemos que convivir, yo no siento rabia, yo no siento rabia hacia los chavista, yo no siento rabia hacia Maduro, a mí lo que me da es una profunda lástima y una profunda tristeza.

FELIPE GONZÁLEZ Y LAS VOCES INTERNACIONALES

AML: Nosotros nos reunimos con él. Tuvimos unas reuniones de trabajo súmamente importantes, porque es un hombre profundo de mente, democrático. Él fue presidente de España por 14 años… le dio el gran impulso a la modernización, y él tuvo mucho que ver en la transición también. Es alguien que uno tiene que escuchar. Nos guió mucho, conversó mucho con los abogados defensores de Antonio y de Leopoldo y Daniel.

Cada expresidente ha puesto su gran amor por la libertad y por Venezuela: los presidentes Pastrana y Quiroga, el presidente Piñera, el presidente Calderón. Es decir, los que han venido a visitarnos, a apoyarnos, y los que no han venido, pero que lo han hecho a través de pronunciamientos: los pronunciamientos del Club de Madrid con más de 60 expresidentes, por otro lado Human Rights Watch y Amnistía internacional que han estado siguiendo los casos día a día y pidiendo por la liberación de los presos.

Es decir, el caso de Venezuela creo que tiene a todo el mundo preocupado menos a Nicolás Maduro.

LA DEFENSORÍA DEL PUEBLO

AML: Ha sido interesante, porque cuando a Leopoldo lo encarcelaron yo le mandé una carta a la Defensora del Pueblo, Gabriela Ramírez en ese tiempo, no me contestó; le mandé una segunda carta, no me contestó. Y bueno, hemos tenido varias reuniones con el Defensor del Pueblo (Tarek William Saab), y él tuvo mucho que ver en la manera cómo se trató a Daniel Ceballos.

Daniel estaba en unas condiciones muy comprometidas, porque en la primera semana, cuando lo trasladaron a San Juan de los Morros, lo pusieron en un sitio de 40 grados centígrados a la sombra, tú te imaginas el calor que eso es. No le dejaban tomar suero, sino solamente agua, entonces la descomposición de él fue muy rápida.

Él (el Defensor) tuvo que ver con que el traslado fuera al Sebin, él tuvo que ver que lo pusieran en un sitio cómodo, que tuviera un baño privado. Además, que se hiciera el traslado, lo que se quería era sacarlo de San Juan de los Morros. Y después, anunció estos cinco presos políticos, que dijo incluso sus nombres, que van a ser liberados y que hay seis más que también están sus expedientes en revisión para su liberación. Son pequeños pasos, ya hemos tenido la oportunidad de conversar con él y conocerlo.

CRUZ ROJA INTERNACIONAL

AML: Ellas (Diana y Adriana López) mandaron una petición a la Unasur y a la OEA. Recogieron en 48 horas 28 mil firmas para que la Cruz Roja internacional venga. Esto se mandó ayer (14/06/2015), vamos a esperar… la Unasur está esperando la petición para empezar a moverse.

Por otro lado, yo, en lo personal y familiarmente, también le agradezco muchísimo la gestión humanitaria de Ernesto Samper con el tema de Unasur, porque empezó a mover la observación internacional a partir de esa gestión humanitaria que tuvo con los presos políticos, con los venezolanos. O sea, que trasciende a Leopoldo, trasciende a Daniel.

CONDICIONES CUESTIONABLES

AML: Fíjate como son que nosotros pedimos una ambulancia al tribunal, que lo bajaran en una ambulancia con tapaboca. No le han dejado pasar los tapabocas y lo bajaron en esos Jeeps entre dos soldados. Ya estaba en huelga de hambre, ya tenía una semana en huelga de hambre.

Y cuándo llega él como a las cinco y media, seis de la mañana, lo meten en los calabozos del Palacio de Justicia. Esos son unos de los peores calabozos que hay donde dejan esperando a los presos que van a subir a las audiencias, pero se ha convertido en un sitio donde tienen presos permanentemente, y cuando llega Leopoldo no han lavado los excrementos de día anterior, y ahí lo dejaron.

Antonieta Medoza afirma que ha habido “pequeños pasos” de acercamiento con la Defensoría del Pueblo. Crédito: Alex Urbina/Sumarium.

EL FUTURO DE LEOPOLDO FUERA DE PRISIÓN ¿PRESIDENTE?

AML: Eso no lo puedo decir yo, no sé. Leopoldo se ha preparado, Leopoldo ha trabajado, Leopoldo ha recorrido el país alrededor de cinco veces, Leopoldo conoce a los venezolanos, está haciendo el sacrificio más grande en su vida por los venezolanos y por Venezuela… los venezolanos dirán y son los venezolanos los que van a elegir.

LILIAN, ¿UN PROSPECTO PARA LA POLÍTICA A FUTURO?

AML: No, ella está haciendo eso porque Leopoldo está en la cárcel. Ella está siendo una activista por los Derechos Humanos, por Leopoldo y por los presos políticos, pero ella en ningún momento ha pensado en tener una carrera política y una presencia política. Ella va a ser, como siempre lo ha sido, la esposa de Leopoldo, acompañando a Leopoldo.

¿SATISFACCIÓN POR LO QUE SE HA HECHO?

AML: No, porque no está libre (silencio). Tenemos que hacer más. Una cosa es levantar la huelga de hambre y otra cosa es la libertad de Leopoldo. Esto es una especie como de dinámica que hoy tú dices, bueno, qué más puedo hacer, pero siempre hay algo que no has hecho y que vas a hacer.

¿AGOTAMIENTO?

AML: No, no me veo, ¿no? (bromea) Bueno, me corté el pelo como señal de protesta, se lo cortó Diana, mi hija mayor, se lo cortó Adriana, mi hija menor, y mi nieta (…) cogió la tijera y dijo: yo corto con la injusticia, y por otro lado con el otro moño dijo: I cut with injustice.

ACUSACIONES POR PECULADO DOLOSO

AML: Ese caso prescribió, la misma Contraloría que es donde estaba el caso dijo que no había daño patrimonial para Pdvsa, para la nación, o sea, el caso estaba cerrado.

En el 2013 (…) el 23 de enero, llegó a la casa de Leopoldo una citación para mí y para él de la Fiscalía, y nos imputaron penalmente, o sea que volvieron a abrir el caso.

El caso está abierto, está como en el congelador, pero tú te sientes un poco con la espada de Damocles aquí (señala la garganta), porque ellos en algún momento pueden ponerme una preventiva de salir del país, me pueden poner una privativa de libertad, me pueden poner casa por cárcel, cualquier cosa.

Yo creo que ya con el tema de Leopoldo, la gravedad con el encarcelamiento de Leopoldo, ya esto termina siendo un tema absurdo, eso fue un caso que construyeron ellos y claro, era el caso perfecto: la madre y el hijo… le metes el morbo a eso, que ellos son unos expertos.

NAVIDADES EN FAMILIA

Esta navidad, los López esperan celebrar en familia como cada año, pero con Leopoldo en libertad. En la casa de Antonieta Mendoza, las navidades son tan tradicionales como para cualquier familia venezolana. “Mi marido es un gran chef, que lo heredó de su madre, es toda una celebración familiar muy bella”, dice.

El año pasado, tuvieron que replicar lo que ella llama “el espíritu de la navidad” en Ramo Verde, y es así como lo describe:

Para nuestra familia las Navidades y el Año Nuevo han sido por generaciones fechas esperadas durante todo el año para disfrutar juntos la llegada del Espíritu de la Navidad y la celebración del nacimiento del Niño Jesús.

El año pasado las esperamos igual, pero con una gran diferencia, nuestro hijo Leopoldo ha estado encarcelado injustamente desde febrero 2014 por sus ideas, sus ideales de democracia y su proyecto de vida de querer una “Mejor Venezuela”, por lo que no podía acompañarnos a celebrar como siempre en libertad.

Fueron días duros y tristes, sin embargo quiero compartir la fortaleza espiritual de nuestro querido hijo. Nos regaló, en especial a Manuela y Leopoldo Santiago, una bellísima Nochebuena, la cual recordaremos siempre. La imaginación y creatividad fueron la mejor forma de traducir el deseo de Leopoldo y Daniel, Alcalde de San Cristóbal, de darles a sus hijos la Navidad que todo niño se merece.

Fue así como una celda abandonada en el cuarto piso del penal de Ramo Verde, en el ala de “castigo”, se convirtió en un planetarium, y para ello la acondicionaron, dibujaron el sistema solar, un marciano y un astronauta, poniendo de manifiesto las recién adquiridas dotes artísticas bajo la experta supervisión de la artista plástica, Diana López, mi hija mayor. Hubo entrañables momentos del amor de esos padres hacia sus hijos, transmitiendo, esperanza y mucha fe…Me sentí muy orgullosa de ellos.

El 31 nos permitieron recibir el 2015 en la prisión de Ramo Verde. La familia López Mendoza y López Tintori se dieron el abrazo de Año Nuevo declamando “UNO PARA TODOS Y TODOS PARA UNO…”, tradición de mi padre Eduardo Mendoza Goiticoa y sus hermanos. Luego disfrutamos de los fuegos artificiales de la Gran Caracas, los Altos Mirandinos, Los Teques y los Valles del Tuy. Bellísimo espectáculo. Las rejas, las concertinas y los guardias armados desaparecieron, eran objetos y seres invisibles, para darle el paso a ese sentimiento de paz, armonía y esperanza. Y el gran regalo fue ver a Manuela, despierta por primera vez para recibir el 2015, acostada sobre su papa quien le relataba como se iba el año viejo y llegaba el nuevo, y luego, agarrada de manos con su papá y su mamá,expresó sus deseos de paz.

Estos dos días no se parecen a las muchas Navidades que hemos pasado en familia a través de los años por las circunstancias que he descrito. Sin embargo, para nosotros quedarán en la memoria como dos fechas absolutamente inolvidables.

Antonieta Mendoza de López.