Miley Cyrus se volvió “loca y ordinaria”, opina Mónica Naranjo

"Como niña Disney estuvo perfectamente diseñada, luego viene el estallido hormonal y pasa a ser una especie de loca y ordinaria", afirmó Mónica Naranjo sobre la cantante estadounidense.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – La cantante y compositora catalana Mónica Naranjo, ícono musical de la comunidad gay hispanohablante, concedió una entrevista a El Confidencial a propósito del próximo lanzamiento de su octavo álbum discográfico.

La producción, titulada Lubna, es de un género que la artista definió como ópera-rock y contiene una canción que lleva por nombre Ese es mi público, la cual trata de “una estrella que termina devorada por su propio personaje“, refirió Mónica.

“Creo que todos los artistas deberían establecer jerarquías emocionales. Para mí lo principal es tener mi familia y mis cosas personales en orden. El trabajo ocupa, no sé, el tercer o el cuarto lugar en mi escala de prioridades. En la canción hablo de un artista que el único sentido que encuentra a su vida es su público, que funciona como alimento de su ego. Eso puede ser una etapa, pero encuentro muy mediocre que el escenario acabe devorando toda tu vida“, consideró.

En tal sentido, al ser consultada su opinión sobre la cantante estadounidense Miley Cyrus, quien -a juicio del entrevistador, el periodista Víctor Lenore- fue “abducida desde pequeña por el universo Disney y ahora (está) totalmente desatada en el exhibicionismo sexual”, Mónica aseveró que Miley fue “diseñada” para volverse “loca y ordinaria”.

“Es mercadotecnia pura, está todo muy estudiado, más tratándose de Estados Unidos. Como niña Disney estuvo perfectamente diseñada, luego viene el estallido hormonal y pasa a ser una especie de loca y ordinaria. Es un cambio que está muy bien y que funciona, pero las personas normales no se acuestan niños un día y luego se levantan así. Al menos, yo no me lo creo. Vengo de una generación donde Madonna rompía creando personajes, pero sí resultaban verosímiles. Lo mismo David Bowie, que a todo le daba mucho ambiente y mucha fuerza. No necesitaban tanta ordinariez, ni tantísima historia para llamar la atención. Lo de Miley Cyrus está muy bien, pero nosotros nos hemos formado en los ochenta, que es una época donde había mayor nivel“, puntualizó.