Mueren 26 guerrilleros de las Farc en bombardeo militar

Se logró el rescate de un menor de edad, y adicionalmente, fue incautado abundante material de guerra.

Mueren 26 guerrilleros de las Farc en bombardeo militarJuan Manuel Santos ofrece detalles de la operación militar que acabó con la vida de 26 militantes de las Farc. Crédito: Fernando Vergara /AP
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Venezuela (Redacción Sumarium). Al menos 26 guerrilleros de las FARC del frente 29 murieron y dos más fueron capturados en una operación militar informó hoy el presidente colombiano Juan Manuel Santos.

Señala el diario El Espectador que los operativos, coordinados entre el Ejército, la Policía Nacional y la Fuerza Aérea– se desarrollaron en la vereda Santa Bárbara, en zona rural del municipio de Guapi.

Más temprano dijo a Reuters un oficial del Ejército Nacional que “en desarrollo de una ofensiva militar murieron 18 guerrilleros de las FARC”, y que las Fuerzas Militares no reportaban de inmediato bajas ni heridos entre sus tropas. Sin embargo, Santos confirmó que la suma fue de 26 insurgentes muertos.

El bombardeo se registró cerca del municipio de Guapí, en el departamento del Cauca, sobre la costa del país en el Pacífico.

Después de que los aviones y helicópteros descargaron las bombas sobre un campamento de la insurgencia, se produjeron combates en la zona, dijeron fuentes militares. Asimismo, se logró el rescate de un menor de edad, y adicionalmente, fue incautado abundante material de guerra, como 37 fusiles y una ametralladora M-60.

SANTOS SE DIRIGE AL PAÍS

La agencia EFE destaca que Santos felicitó al alto mando militar por el bombardeo de este jueves, que definió como “un trabajo de entrega y valentía”, y recordó que tras el ataque a Gorgona ordenó a las Fuerzas Militares intensificar su actividad para hallar a los responsables.

Desde la Casa de Nariño, el presidente Juan Manuel Santos, junto al ministro de Defensa saliente Juan Carlos pinzón, se dirige al país. Crédito: Cablenoticias.

Resaltó que la operación también representa un golpe contra “el narcotráfico, minería ilegal y la extorsión”, ya que este grupo era “el principal responsable de esas actividades criminales en la región”.

“Ya la guerrilla estará pensando en acciones de retaliación (venganza), pero esa es justamente la espiral de violencia, odio, venganza y retaliación que nos han conducido a 50 años de guerra”, sostuvo el presidente, quien instó a transformar esa actitud en “una espiral de perdón y reconciliación”.

La orden de bombardear el campamento de las FARC, subrayó, fue “una acción legítima del Estado en defensa y protección de la ciudadanía” que “la mayoría de los colombianos aplauden”.


LA OPERACIÓN

Reseña El Tiempo de Colombia que la inteligencia para ubicar el campamento fue realizada por la Dirección de Inteligencia de la Policía. Esa labor permitió determinar que, en la vereda San Agustín, las Farc estaban moviendo un cargamento de coca que era custodiado por un número importante de guerrilleros.

Las tropas iban detrás de alias ‘Aldemar’, jefe de ese frente, quien al parecer logró salir de la zona. Sin embargo, otro mando de ese grupo, alias ‘Chugo’, sí estaría entre los muertos.

Este jueves en la noche con el CTI de la Fiscalía se coordinó el ingreso de los equipos de la Policía Judicial a la zona, pero los combates seguían hasta la medianoche. Los militares encontraron una ametralladora, 15 fusiles, siete pistolas y un radio de onda corta. Además hallaron a un menor de edad y una mujer de la guerrilla heridos.

LAS IMPRESIONES

“18 asesinados bajo la profunda noche y en pleno sueño, con bombas de 250 kilos sin oportunidad de combatir, es un acto aleve y degradante”, escribió más temprano en su cuenta de Twitter el jefe guerrillero Pastor Alape, precisó AP.

Alape, cuyo verdadero nombre es José Lisandro Lascarro, también dijo que una “tregua unilateral no es insostenible, se hace imposible” porque “18 asesinados de la confraternidad insurgente hieren el corazón y alarman la razón”.

ENTRE ATAQUES Y DIÁLOGOS DE PAZ

El Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) mantienen desde más de dos años en La Habana una negociación de paz con la que se busca poner fin al conflicto interno de medio siglo, que ha dejado más de 220.000 muertos y millones de desplazados.

El diálogo de paz se desarrolla en medio de la confrontación, pese a que el Gobierno y la guerrilla buscan acuerdos para reducir la intensidad de las hostilidades.

Las partes, que continúan combatiendo en selvas y montañas, han logrado acuerdos sobre desminado, para dar acceso a la tierra a los campesinos pobres, facilitar la conversión de la guerrilla en un partido político y combatir el narcotráfico.

Pero aún quedan pendientes complejos temas como la compensación de las víctimas, el fin del conflicto y la aprobación de los acuerdos por parte de los ciudadanos con un mecanismo como el referendo.