Murió a los 28 por su obsesión con la cirugía plástica

Amigos e incluso su novio, Gilberto Azevedo, aseguraron que la mujer nunca se conformaba con su apariencia, era adicta al gimnasio y siempre quería realizarse más operaciones quirúrgicas.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Daily Mail

(Caracas, Venezuela. Sumarium).- La modelo brasileña de 28 años Raquel Santos, falleció de un infarto luego de someterse a un procedimiento para eliminar sus líneas de expresión el pasado lunes.

Oriunda de Rio de Janeiro, Santos fue finalista en uno de los concursos de belleza más populares de Brasil, Musa do Brasil, y sus familiares confesaron que la modelo estaba aterrada por la operación, pero que era una “esclava de la vanidad”, reseñó Daily Mail.

Las autoridades locales investigan el uso ilegal de una medicina para caballos, que la víctima se inyectaba antes de sus entrenamientos para mejorar su rendimiento y que posiblemente contribuyó a su muerte.

La droga conocida como Potenay, la cual contiene mefentermina, es un estimulante cardio-respiratorio que es frecuentemente utilizado por los fisicoculturistas en Brazil para ganar músculo, pero también aumenta la presión arterial.

LA PROCEDIMIENTO COSMÉTICO “NO LA MATÓ”

Crédito: Daily Mail

El día de ayer la policía interrumpió el funeral de Santos y se llevó su cuerpo para examinarlo, debido a que el certificado de defunción de la modelo se completó de manera errónea.

Amigos e incluso su novio, Gilberto Azevedo, aseguraron que la mujer nunca se conformaba con su apariencia, era adicta al gimnasio y siempre quería realizarse más operaciones quirúrgicas.

El cirujano plástico que la operó, Wagner Moraes, se defendió garantizando que el procedimiento no fue la causa de muerte.

“Es un procedimiento sencillo que dura dos minutos, El gran problema es que ella ya estaba sufriendo de complicaciones de salud, por aplicar Potenay en el cuerpo cada día, inclusive el día de la operación”, explicó.

Categoría: Sociedad | Claves: El Cotilleo