Monjas piden frenar el estreno de la telenovela sobre la santa colombiana, Laura

Para las religiosas, la madre Laura es patrimonio de la Iglesia y hay que cuidar la imagen que se hace de ella.

Monjas piden frenar el estreno de la telenovela sobre la santa colombiana, LauraLa imagen muestra la estampilla de la madre Laura Montoya en la catedral de Bogotá, Colombia. Archivo. Crédito: Fernando Vergara/ AP.
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Bogotá, Colombia AP) — Una nueva telenovela sobre la única santa que tiene Colombia será estrenada el miércoles, aunque no sin controversia, ya que la orden fundada por ella ha interpuesto una demanda para frenar su estreno y exigir que se corrija el guión.

Durante semanas se ha estado promoviendo la que promete ser la próxima sensación en el horario de máxima audiencia: la serie “Laura, la Santa colombiana”. La novela de 24 capítulos que debutará a las 9:00 pm es una de las producciones estrella de la cadena Caracol para esta temporada y repasa la vida de la monja desde su nacimiento.

Nacida en la región cafetalera de Colombia en 1874, la religiosa María Laura de Jesús Montoya fue una educadora, escritora y misionera que dedicó su vida a proteger a las tribus indígenas de la discriminación y en ocasiones la violencia de la élite blanca del país. Su trabajo fue emulado en comunidades pobres, en su mayoría habitadas por negros e indígenas, en toda Colombia, y en la actualidad la orden que ella fundó tiene presencia en 21 países, donde labora con indígenas, afrodescendientes y marginados en general.

El papa Francisco la canonizó en 2013 después de que se demostrara que hizo un milagro al curar a un enfermo terminal. Su figura es motivo de devoción en Colombia, donde casi el 80% de la población es católica, según el Centro Pew de Investigación de Estados Unidos.

Caracol, con sede en Bogotá, es conocida como una de las productoras más exitosas de telenovelas en Latinoamérica. Pero la mayoría de sus creaciones, incluidas “Sin tetas no hay paraíso” y “El cártel de los sapos”, tienden a seguir guiones más liberales que son populares entre las audiencias, pero que con frecuencia reciben críticas de que son inapropiados para la población.

Dada esta aparente contradicción entre la liberalidad de lo que se transmite por televisión en el país y la profunda fe de sus habitantes, probablemente era inevitable cierta fricción por el estreno de la serie.

Según las Hermanas Misioneras de María Inmaculada y Santa Catalina de Siena, la comunidad religiosa fundada por la madre Laura, la serie de Caracol inventa amoríos y diálogos que jamás existieron y que afectan al honor de la religiosa.

En la telenovela aparecen “relaciones de carácter amoroso que nunca existieron, así como diálogos de mal gusto entre hombres criticando su aspecto físico” de la madre Laura, afirma la orden en un comunicado, “y los dotes de futura esposa, entre otras situaciones que no fueron reales”.

Lo anterior da lugar a que los televidentes seguidores de la serie en mención consideren como ciertos y reales los hechos que allí se describen.

Además criticaron que no fueron consultadas durante la elaboración del guion y que la orden no le autorizó a Caracol que usara su nombre.

“Todas estamos muy disgustadas; pueden dar una mala imagen de nuestra santa”, explicó la madre María del Carmen, quien no quiso dar su apellido, desde la sede de la orden en Antioquia. “Es un tema delicado porque es sobre la vida de un santo, pero la cadena quiere conseguir audiencia con la juventud sin ajustarse a la biografía y saca cosas que no son reales”.

Consuelo Benjumea, la abogada de la congregación, confirmó a la AP que el tema central de la demanda es que la serie no incluye todos los aspectos reales de la vida y obra de la madre Laura.

La cadena no quiso hacer comentarios al respecto debido a que hay una acción judicial en curso, aunque confirmó a la AP que en ningún caso se suspenderá su estreno el miércoles. En otras ocasiones, fuentes de la televisora han declarado que es un personaje público y por tanto no es necesario contar con autorización.

Para las religiosas, la madre Laura es patrimonio de la Iglesia y hay que cuidar la imagen que se hace de ella.

Sin embargo, uno de los biógrafos de la monja dice que sus seguidores podrían estar exagerando en sus reacciones. Hasta la fecha el único segmento de la telenovela que los colombianos han visto es el avance de seis minutos en el que se ve cómo dialoga con un hombre que intenta tocarle la mano, pero ella continúa con firmeza en su camino espiritual.

Manuel Díaz Álvarez, un sacerdote que vive en Venezuela y que escribió una biografía sobre Montoya publicada en 2004, consideró que las monjas se están escandalizando sin motivo. Dijo que la madre Laura fue alguien que superó obstáculos poco a poco, no un ángel que bajó del cielo.

Categoría: América Latina | Claves: Colombia Novela