Fueron validadas 409.313 firmas para continuar con el RR, afirma la MUD

"Los venezolanos ganamos hoy la batalla de las huellas; nos impusimos a los poderosos", expresó Henrique Capriles, recordando las numerosas irregularidades por parte del oficialismo contra los firmantes.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Prensa Unidad Venezuela / YouTube

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – La oposición venezolana afirmó el viernes que validó más del doble de las firmas necesarias para pedir un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, pero será la autoridad electoral la que decida, hasta el 26 de julio, si acata este derecho constitucional.

En una rueda de prensa, el gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, anunció que fueron validadas 409.313 firmas en todo el territorio nacional, cuando se necesitaban menos de 200.000 en la primera fase de convocatoria de referendo.

Lea también: Con la “ñapa margariteña” oposición avanza a la activación del revocatorio

“Los venezolanos ganamos hoy la batalla de las huellas; nos impusimos a los poderosos“, expresó además, recordando las numerosas irregularidades por parte del oficialismo contra los firmantes.

En tal sentido, apuntó que en varios centros de validación fueron discriminados firmantes por su vestimenta y que les cortaban la electricidad si la gente aplaudía.

Por ejemplo, destacó que hubo centros donde funcionarios del Estado impidieron a ciudadanos ejercer su derecho por usar pantalones cortos.

Asimismo, subrayó que el Consejo Nacional Electoral (CNE) puso todo su esfuerzo “en hacerlo todo difícil”, violando “una y otra vez” su propio reglamento, por lo que el número de personas que intentó infructuosamente validar su firma es superior al de personas que lo lograron.

MADURO, EL “GRAN PERDEDOR”

Sin embargo, los jerarcas del oficialismo “fueron derrotados y van a seguir siendo derrotados (…). El gran perdedor en la jornada de hoy es Nicolás Maduro Moros, que lo vamos a revocar”, insistió Capriles, que invitó a “preparándonos ya” para el próximo paso, que es recoger 20% de firmas del Registro Electoral.

“El revocatorio va a ser en el año 2016”, ponderó.

Por otra parte, recordó que el proceso de validación de firmas “dejó presos políticos”, pues dos jóvenes del partido Voluntad Popular (VP) fueron detenidos en labores políticas y apresados en una cárcel común.

Lea también: “Por USD 3.000″… así relata Univisión la prisión de dos activistas de VP

El proceso electoral entra ahora en una de etapa de incertidumbre, pues el CNE -acusado por la oposición de servir al gobierno- será el que decida si se alcanzó la meta.

El CNE debe certificar que la MUD logró autenticar el mínimo requerido de las 1,3 millones de firmas que recaudó para activar el proceso que busca sacar del poder a Maduro (2013-2019).

Los adversarios de Maduro impulsan el revocatorio apoyados en la severa crisis económica, que en las últimas semanas aumentó la tensión social con saqueos en varias ciudades que dejaron al menos cinco muertos.

Una escasez de 80% de los alimentos y la inflación más alta del mundo (180,9% en 2015) por tercer año consecutivo, además de los altos índices de criminalidad, motivan el rechazo a Maduro, quien según una encuesta de la firma Datanálisis apenas tiene un 25% de apoyo.

Lea también: La huella del hirviente descontento en Venezuela

Maduro estima imposible que el revocatorio pueda celebrarse este año, aduciendo que los plazos legales no lo permiten, a pesar de lo que dice el reglamento del CNE.

Para la oposición es crucial que la consulta se realice antes del 10 de enero de 2017, pues si se revoca a Maduro antes de ese día, habrá elecciones anticipadas.

Si ocurre después de esa fecha, el mandatario socialista podrá elegir a su sucesor en caso de derrota.