eluniverso

Narcotráfico

Los padres deben conversar con sus hijos, instruirlos acerca del peligro del consumo, sin ocultarles nada.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Editorial El Universo)- Los tentáculos del narcotráfico penetran el tejido social con su poder corruptor y cada día se vuelve más difícil combatirlo.

Pero también se vuelve más difícil combatir el consumo, los clientes se buscan cada vez más jóvenes, por diversas vías, y la oferta se produce aun en los lugares más inesperados.

Es absolutamente indispensable que cualquier acto que ponga en riesgo de convertirse en consumidores a niños y jóvenes sea denunciado, investigado y sancionado con firmeza.

Pero no es suficiente. Los padres deben conversar con sus hijos, instruirlos acerca del peligro del consumo, sin ocultarles nada, y alertarlos acerca de los riesgos y las precauciones que deben tener para evitar ser víctimas del peligro que los acecha.

Quienes se enriquecen destruyendo vidas son hábiles y astutos para reclutar a sus clientes, nos corresponde a los demás evitar que tengan éxito. A los padres en primer lugar, ciertamente, pero también a los maestros, a los médicos, a los comunicadores, a las autoridades, a los líderes políticos, religiosos, deportivos, a todos, porque lo que está en juego es la vida, la salud y la seguridad de quienes deberán diseñar el futuro.

Categoría: Opinión