Ni los vendedores informales aceptan los billetes de Bs. 2

El caso de las monedas es peor.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Los billetes de dos bolívares resulta un dolor de cabeza para los venezolanos. “No los acepto porque después nadie me los acepta a mí”, esa fue la decisión de Damaris Gogué, una vendedora informal del casco central de Maracaibo estado Zulia.

Mientras Ricardo Ávila, su cliente, coincide, aunque expresa su desacuerdo con esta práctica. Días anteriores Ávila, luego de cobrar un depósito en el banco intentó pagar una botella de refresco sólo con billetes de dos bolívares. La negativa de quien lo atendió en el comercio le cayó por sorpresa y decidió dejar la compra sin efecto, así lo reseñó el Diario La Verdad.

Tal es el rechazo y el bulto que genera la gran cantidad de billetes de esa denominación que Benito Guerra, conductor de autobús, tiene un mes sin ver una cantidad considerable de billetes de dos bolívares. Afirma que los acepta como método de pago, pero sus pasajeros no como cambio. “A veces hasta te los lanzan a la cara”, agrega. Y es que para tener mil bolívares, una cantidad de dinero suficiente para comprar un almuerzo ejecutivo, se necesitan 500 billetes de dos bolívares.

Nidia González, vendedora asegura que acumuló al menos 100 bolívares en monedas de mil bolívares, una especie que no se atreve utilizar para pagar ni el transporte público. La razón reside en el rechazo que experimenta con el uso de billetes de dos y cinco bolívares. Esto a pesar de que los bancos pagan pensiones enteras únicamente con papel moneda de estas dos últimas denominaciones.

Categoría: Venezuela | Claves: Billetes