Nuevo plan de ahorro de energía incluye los viernes libres

"Vamos a tener fines de semana largos donde tenemos que incrementar el aporte (de ahorro) público, de la administración pública nacional, estatal, municipal, y todos los entes laborables, del sector público, que no afecten la producción, la labor productiva”

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela) – La crisis eléctrica en Venezuela se ha profundizado, y la administración del presidente Nicolás Maduro ha tomado medidas especiales para hacerle frente.

Algunas no parecen muy adecuadas, como la de dar todos los viernes libres desde esta misma semana durante los meses de abril y mayo, justo cuando el país atraviesa por la que es, quizás, la mayor crisis económica de su historia.

Así, el plan de 60 días contempla 3 grandes puntos:

1 – Viernes libres: Maduro señaló que en abril y mayo los trabajadores de la administración pública -Maduro no aclaró si los empleados de empresas privadas también serán afectados por la medida- tendrán los viernes libres, y puso como ejemplo la iniciativa de días libres que dio a todos los trabajadores antes y durante la semana santa, que permitió, aseguró, ahorrar energía en ese lapso.

2- Ahorro en las industrias básicas: las industrias básicas deben ahorrar hasta 20% por día. Esto será medido por inspectores de Corpoelec y “jefes militares”, según dijo Maduro.

3- Autogeneración de los grandes consumidores: Maduro no los mencionó, pero se refiere a los centros comerciales, que deben autogenerar con plantas eléctricas desde 4 hasta 9 horas su energía. Para algunos supondrá, prácticamente, el cierre.


En tal sentido, Maduro pidió el apoyo de los venezolanos, recordando que en Venezuela se produce como “fenómeno” que el mayor consumo de electricidad proviene del sector residencial, y no del industrial o comercial. Una medida para forzar el ahorro, dijo, podría ser un aumento de tarifas, pero no lo pondrá en práctica porque su gobierno tiene como meta, aseguró, el máximo bienestar de la mayoría de la población.

“Un tarifado no, menos en esta situación de guerra económica. Pero si abro un debate sobre las tarifas, para luego, para cuando nos hayamos estabilizado”, añadió.

El presidente alertó que si el plan no ahorra la cantidad necesaria, en el país podría haber un gran racionamiento, aunque se mostró confiado en que no será necesario.

SITUACIÓN “EXTREMA”

Aunque el gobierno venezolano declaró toda la Semana Santa no laborable para disminuir el consumo de agua y electricidad, Maduro reconoció que el país afronta “una situación extrema” por el descenso en los niveles de las 18 represas del país.

Guri, principal embalse ubicado en el estado Bolívar (sureste) y que abastece el 70% del sistema eléctrico, se encuentra apenas tres centímetros por encima del “punto extremo” de 240 metros sobre el nivel del mar, precisó Maduro, quien asistió como invitado al programa televisivo semanal del segundo del chavismo, Diosdado Cabello.

“NO VALE EL ODIO”

Anticipándose a las críticas de la mayoría opositora en el Parlamento, que ha cuestionado la gestión gubernamental de la crisis eléctrica, Maduro aseguró que “no vale ni el odio, ni la revancha ni la diatriba pequeña” en esta circunstancia.

Venezuela, que vivió una dura crisis eléctrica en 2010, padece constantes apagones, especialmente en las provincias.

Créditos: VTV

Categoría: Venezuela | Claves: Nicolás Maduro