bbc-bar

“Nunca he visto tanta devastación”: el relato de sobrevivientes del ataque en Túnez

Amanda Roberts estaba pasando unas relajadas vacaciones de verano junto con su familia en el resort turístico de Susa, en Túnez, pero en unos segundos la escena se convirtió en una pesadilla.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

bbc-footer

“Nunca he visto tanta devastación en mi vida”, le dice la turista británica a la BBC. Ella es una de las sobrevivientes de la matanza en el complejo hotelero que dejó al menos 37 víctimas mortales y dejó a otras 36 heridas, la mayoría turistas extranjeros como ella.

El ataque se cobró la vida de 37 personas, la mayoría turistas europeos.

“Nos dijeron que corriéramos solo unos segundos antes de oír disparos… Corrimos para salvar nuestras vidas. Dejamos todas nuestras cosas y corrimos descalzos. Mi hija y yo tenemos quemaduras graves en los pies, pero gracias a Dios estamos vivas”.

“UNA BALA IMPACTÓ MI BRAZO”

Ellas tuvieron suerte de no encontrarse cara a cara con el atacante, como sí le ocurrió a otro turista británico al que la BBC entrevistó en un hospital de la zona.

“Estaba en la playa y oí a alguien disparando. Después miré a mi mujer que corría y, mientras me daba la vuelta, una bala impactó en mi brazo. Y simplemente seguí corriendo hasta el mar. Mi mujer corrió hacia el hotel”.

Según las autoridades tunecinas, el que creen que fue el único pistolero murió en un enfrentamiento con la policía.

La odisea de los turistas comenzó pasado el mediodía.

Los que vieron la escena la definen como “balas zumbando a su alrededor” e imágenes de “pánico” en el distrito Port El Kantaoui, un area desarrollada en los años 70 y 80 con hoteles, campos de golf y puertos deportivos, está localizada a diez kilómetros de la ciudad de Susa.

Gary Pine, un turista de Bristol, estaba en la playa cercana a su hotel con su mujer y su hijo cuando oyó lo que pensaba que eran fuegos artificiales.

La odisea comenzó pasado el mediodía.

Pero enseguida se dio cuenta de que en realidad era el estruendo de municiones y disparos.

“En cuestión de segundos la gente empezó a irse de la playa muy muy rápido”, apunta Pine al señalar que cada uno iba hacia donde podía.

“Había confusión. Parecía que nadie sabía lo que estaba provocando la huída. Mi mujer empezó a gritarle a mi hijo que saliera del agua y mientras corría le oyó decir a alguien que acababa de ver cómo disparaban a otra persona”, describió el turista que asegura haber oído una explosión en el hotel adyacente al suyo.

PÁNICO

En ese hotel, el Riu Bellevue Park, de propiedad española, se hospedaba la hija de Glenn Leathley.

El hombre se enteró del ataque por una llamada de su hija Olivia, que le contó que había disparos en la playa y él le instó a correr a un lugar seguro.

Olivia le volvió a llamar desde el hall del hotel cuando entró el pistolero y la joven empezó a correr para esconderse en un lugar seguro.

“No queríamos volver a llamarle por si el teléfono delataba su escondite”, explica su padre, que ya sabe que su hija está a salvo.

Otro que vivió escenas de pánico fue Steve Johnson, que se alojaba en el hotel Imperial Marhaba.

Cuando el ataque comenzó estaba en la playa y él trató de asegurarse que todo el mundo a su alrededor estaba a salvo hasta que llegara la policía.

“Gritamos a todo el mundo para que se enterase y corrimos hasta el spa del hotel donde tratamos de organizar a la gente para que se pusieran en zonas alejadas de las ventanas y pedimos al personal que cerrara las puertas”, cuenta.

Los restos del ataque eran visibles en los hoteles.

“Nos quedamos ahí hasta que empezamos a ver a agentes de policía armados y esperamos a que nos dijeran que era seguro salir”, recuerda el turista que dijo haber visto cómo retiraban varios cuerpos del área de la piscina.

Otra turista británica Debbie Horsfall también estaba en la playa con una amiga cuando comenzó el tiroteo. Ambas se salvaron, pero siguen con miedo.

“Sólo llevamos aquí dos días, llegamos el miércoles. Volvimos a nuestra habitación pero no nos sentimos seguras (…) Sólo queremos irnos a casa. Empacamos nuestras cosas inmediatamente”.

bbc-footer
Categoría: Venezuela