Obama advierte en Londres contra el posible “Brexit”

"No he venido aquí para influenciar en el referéndum. Yo ofrezco mi opinión", dijo el mandatario estadounidense, quien rechazó que su presencia en la isla sea para influir en el plebiscito del 23 de junio sobre una posible salida de Gran Bretaña de la UE ("Brexit").

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Video: Euronews / YouTube

(Londres, Reino Unido. dpa) – El presidente estadounidense, Barack Obama, advirtió hoy enfáticamente en contra de una salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE) durante su visita a Londres y aseguró que “no habrá ningún acuerdo comercial bilateral en un futuro previsible”.

No he venido aquí para influenciar en el referéndum. Yo ofrezco mi opinión”, dijo el mandatario estadounidense, quien rechazó que su presencia en la isla sea para influir en el plebiscito del 23 de junio sobre una posible salida de Gran Bretaña de la UE (“Brexit”).

Obama remarcó que la intención de su viaje a Londres era para felicitar en persona a la reina Isabel II por su 90 cumpleaños.

“En democracias, todo el mundo desea tener más información, no menos”, manifestó Obama después de que euroescépticos lo acusaran de interferir en el debate sobre el referéndum.

LA UE SOLO TIENE VENTAJAS PARA EL REINO UNIDO, DICE OBAMA

Durante una conferencia conjunta con el primer ministro británico, David Cameron, el presidente estadounidense dijo que si bien se trata de una decisión del electorado británico, su país está convencido de que la permanencia dentro de la UE solo tiene ventajas para Reino Unido. Esto se aplica tanto a la economía como a cuestiones de seguridad, afirmó Obama tras la reunión de ambos líderes en la residencia oficial de Downing Street en Londres.

“Si uno de nuestros amigos está en una organización que realza su poder y mejora su economía, yo quiero que se quede en ella“, dijo Obama tras la conferencia de prensa conjunta.

Por su parte, Cameron enfatizó que la presencia de los británicos en la UE subraya y refuerza las fortalezas de Reino Unido. Al mismo tiempo, defendió el derecho de Obama a hablar en Reino Unido sobre el referéndum, al igual que sus comentarios en referencia a elecciones anteriores en Estados Unidos.

“Creo que es justo escuchar y considerar los puntos de vista de nuestros amigos“, dijo. “Cuando se trata de la relación especial entre nuestros países, no hay mayor entusiasta que yo”, aseguró Cameron. “Pero nunca me he sentido limitado en esta relación por el hecho de estar en la Unión Europea”, agregó.

Por su parte, Obama elogió a Cameron como a uno de sus “compañeros más cercanos y de mayor confianza”.

“EUROPA FUERTE NO ES UNA AMENAZA”

El mandatario estadounidense ya se había expresado en contra de una salida de Reino Unido de la UE. “Déjenme que se lo diga como amigo: la UE hace más grande a Reino Unido. La Unión Europea no modera la influencia británica, la magnifica“, dijo Obama antes de su visita a Londres en un artículo para el diario británico conservador “The Daily Telegraph”.

“Una Europa fuerte no es una amenaza para el liderazgo mundial de Reino Unido, refuerza el liderazgo mundial de Reino Unido”, enfatizó.

Coincidiendo con el artículo, el alcalde de Londres y uno de los más destacados partidarios del “brexit”, Boris Johnson, señala en otro texto publicado este viernes en “The Sun” que Estados Unidos están recomendando a Reino Unido algo que ellos nunca harían: ceder soberanía.

Por el otro lado, con respecto a las consecuencias de una posible salida de los británicos del bloque europeo Obama dijo: “No habrá ningún acuerdo comercial bilateral con Reino Unido. Estados Unidos necesita concentrarse primero en un acceso al mercado europeo“.

La UE enfrenta importantes retos en el tema de los refugiados, opinó el presidente estadounidense. Obama dijo que prefiere no hablar de una crisis, pero recalcó que la UE está “bajo presión”. Las fuerzas que mantienen unidas a Europa son más fuertes que las que las separan, dijo Obama tras reunirse con el primer ministro británico.

POSIBLE VISITA A HIROSHIMA

Durante la conferencia de prensa, el mandatario dejó abierta la posibilidad de convertirse en el primer presidente de Estados Unidos que visite Hiroshima. Los medios en Japón habían especulado recientemente sobre la posibilidad de una visita de Obama a la ciudad japonesa destruida en 1945 por una bomba atómica lanzada por Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embrago, dijo que esperará para dar una respuesta hasta mayo, cuando viaje a a la cumbre del G7 en Japón.

Hace dos semanas, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, realizó una histórica visita a Hiroshima, donde rindió tributo a las víctimas de la bomba atómica.

Obama también destacó a la reina Isabel II como a una de sus “personas favoritas”. El presidente norteamericano y su esposa Michelle volaron en helicóptero hasta la residencia real, que se encuentra a las afueras de Londres, para una comida privada con la reina, que el jueves cumplió 90 años. Allí fueron recibidos por ella y por su marido, el príncipe Felipe, que los condujo en coche hasta la entrada del palacio.

Obama le regaló a la reina de Inglaterra un álbum de fotos, que contiene una crónica de todas las visitas que la soberana realizó a Estados Unidos. La primera fue en 1951. En ese entonces, siendo aún la princesa Isabel, se reunió con el presidente Harry S. Truman. Desde entonces, se reunió con todos los presidente estadounidenses.

La primera visita a Estados Unidos como reina fue en el año 1957, cuando Isabel II se encontró con el presidente Dwight D. Eisenhower.

El álbum de fotos estaba envuelto en papel dorado con el sello del presidente de Estados Unidos.

Por la noche, Obama y su esposa llegaron al Palacio de Kensington, en Londres, para cenar con el príncipe Guillermo y su esposa Catalina. En la cena también estará el hermano del príncipe, Harry. Obama permanecerá en Londres hasta el domingo y volará desde allí a Alemania, donde se reunirá entre otros con la canciller Angela Merkel. El lunes regresa a Washington.




Categoría: Mundo | Claves: Brexit Reino Unido Unión Europea