Obama recibirá a Netanyahu por primera vez desde el cierre del acuerdo con Irán

Obama y Netanyahu dialogarán de las "preocupaciones compartidas" sobre las actividades "desestabilizadoras" de Irán.

Obama recibirá a Netanyahu por primera vez desde el cierre del acuerdo con IránCrédito: Michael Reynolds / EFE
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Washington, Estados Unidos. EFE) – El presidente de EE.UU., Barack Obama, recibirá este lunes al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, por primera vez desde el cierre del pacto nuclear con Irán, algo que ha acentuado las diferencias entre ambos, y con la certeza de que no verá un acuerdo de paz en Oriente Medio antes del fin de su mandato.

Será la reunión número 13 entre Obama y Netanyahu, quien visitó Washington en marzo pasado para ofrecer, invitado por la oposición republicana, un polémico discurso ante el Congreso en el que criticó directamente al Gobierno de Estados Unidos por las negociaciones nucleares con Irán.

La falta de sintonía entre los dos líderes empeoró a raíz de ese discurso y ahora, en esta nueva reunión en la Casa Blanca, será “curioso” ver cómo tratan de “retratar su relación, dado que todo el mundo sabe lo pobre que es a nivel personal”, explicó a Efe Natan Sachs, experto en Israel del Instituto Brookings.

En este encuentro “vamos a oír lo habitual sobre la fortaleza de los lazos entre los dos países y el intento de los dos líderes de señalar que las tensiones sobre el acuerdo con Irán han quedado atrás”, anticipó Sachs.

La Casa Blanca también ha dejado entrever que no saldrán grandes anuncios de este encuentro y ha detallado que ambas partes esperan centrarse en “mirar hacia adelante” para trabajar en áreas de interés común donde hay entendimientos.

Según Ben Rhodes, asesor adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Obama y Netanyahu dialogarán de las “preocupaciones compartidas” sobre las actividades “desestabilizadoras” de Irán, de la actual ola de violencia entre israelíes y palestinos por el control de la Explanada de las Mezquitas y del conflicto en Siria, entre otros asuntos.

A mediados de octubre, Obama instó a los líderes israelíes y palestinos a “rebajar la retórica” para calmar las tensiones que han generado esta última ola de violencia, que ha causado en un mes la muerte de 74 palestinos y 10 israelíes, y es la peor desde la Guerra de Gaza de 2014.

Los esfuerzos de mediación del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y del secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, consiguieron un mínimo acuerdo para instalar cámaras en la Explanada, con el fin de verificar el cumplimiento del “statu quo”.

Por otro lado, Obama es consciente de que no habrá un acuerdo de paz ni negociaciones serias entre israelíes y palestinos en los catorce meses que le quedan en la Casa Blanca, que abandonará en enero de 2017.

Obama quiere oír qué ideas tiene el primer ministro (israelí) para ayudar a estabilizar la situación sobre el terreno y dar una señal a los palestinos de que están comprometidos con una solución de dos Estados

Así, es probable que Obama vuelva a instar a Netanyahu a detener la construcción de asentamientos en territorios ocupados, porque eso “complica la confianza necesaria para avanzar en la dirección de la paz” y pone en riesgo “la viabilidad de un Estado palestino”, afirmó Rhodes en la misma conferencia.

El propio Obama ya aseguró en marzo, tras la reelección de Netanyahu como primer ministro, que no veía ninguna perspectiva de establecer un “marco significativo que lleve a un Estado palestino” mediante negociaciones directas.

“No podemos imponer una solución de dos Estados“, admitió el viernes el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

EE.UU. e Israel llevan meses dialogando sobre un acuerdo bilateral de seguridad por el que Washington otorga a ese país más de 3.000 millones de dólares de ayuda al año.

El objetivo de Israel es incrementar ese monto anual hasta los 5.000 millones de dólares, aunque no se prevé que se cierre la negociación en este viaje de Netanyahu a Washington.

En vísperas de la visita, ha generado polémica la decisión de Netanyahu de nombrar como portavoz de su Gobierno a Ran Baratz, un comentarista conservador que hace unos meses acusó a Obama de antisemitismo y que también ha criticado duramente a Kerry.

Netanyahu se ha comprometido con el Gobierno estadounidense a “revisar” su decisión de nombrar a Baratz, de acuerdo con el Departamento de Estado.