Obama y Abe escenifican en Pearl Harbor la reconciliación Japón-EEUU

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Washingtong, Estados Unidos. dpa).- Setenta y cinco años después del ataque japonés a una base naval norteamericana que precipitó la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, Barack Obama y Shinzo Abe escenificaron hoy juntos en Pearl Harbor la reconciliación entre dos países que son ahora socios y aliados.

La visita del presidente estadounidense y del primer ministro japonés al USS Arizona Memorial, una amplia estructura blanca suspendida sobre los restos hundidos de un barco destruido en el ataque en Hawai, fue un nuevo paso en la revisión histórica que ambos iniciaron en mayo en Hiroshima.

Obama se convirtió entonces en el primer presidente de Estados Unidos en visitar la ciudad en la que su país lanzó la primera bomba atómica de su historia.

Abe fue hoy el primer mandatario japonés que visitó el memorial en recuerdo de los más de 2.400 estadounidenses que murieron el 7 de diciembre de 1941 en el bombardeo de 300 aviones nipones, y también el primero en acudir al lugar en el que ocurrió junto a un presidente norteamericano.

“No debemos repetir los horrores de la guerra”, manifestó Abe. Sin embargo, no pidió perdón por el ataque de hace 75 años, como tampoco lo hizo Obama en Hiroshima por el lanzamiento de las bombas atómicas sobre esa ciudad y sobre Nagasaki.

Pero después de que Obama abogara en mayo en Japón por un futuro sin armas nucleares, Abe expresó hoy su “sincero y eterno pésame” por los militares estadounidenses muertos en Pearl Harbor, a los que calificó como “hombres y mujeres valientes”. Entre la audiencia que lo escuchaba había supervivientes del ataque.

“Estados Unidos y Japón eligieron la amistad y eligieron la paz”, manifestó Obama después, subrayando la alianza construida por los dos países tras la guerra.

Estados Unidos y Japón mantienen ahora estrechos lazos políticos y económicos. Obama aseguró que esa alianza nunca fue tan profunda como ahora, unas palabras que pueden interpretarse en el marco de la incertidumbre que sobre ellas abre la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, que ha hecho comentarios que intranquilizan en Japón.

Obama calificó la visita de Abe a Pearl Harbor de “gesto histórico” que muestra la profundidad de la relación entre Washington y Tokio. “La presencia del primer ministro Abe hoy aquí nos recuerda lo que es posible entre países y pueblos”, manifestó.

Obama, que está pasando las vacaciones de Navidad junto a su familia en Hawai, el lugar en el que nació, las interrumpió para los actos de hoy. Antes de la ceremonia de recuerdo, él y Abe celebraron una reunión en un complejo de los Marines en la zona.

El nipón será probablemente el último líder internacional al que recibe antes de dejar la presidencia de Estados Unidos en manos de Trump el 20 de enero.

Abe fue el primer líder internacional en reunirse con Trump tras su victoria electoral. El 17 de noviembre, al abandonar la Trump Tower en Nueva York, aseguró sentirse capaz de “construir una relación personal de confianza” con el nuevo presidente.

Japón alberga bases militares estadounidenses y Trump despertó temores en el país asiático por haber dicho en varias ocasiones que Japón debería pagar más por su protección.

El momento es delicado, ya que las amenazas nucleares de Corea del Norte han aumentado y el poder militar de China, otro de sus vecinos, sigue creciendo.