Obras asignadas a Odebrecht están “paralizadas o retrasadas”

"El Cabletren de Petare tuvo movimiento hasta diciembre, por la cuestión electoral, pero este año ha estado parado".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Paralizadas o retrasadas se encuentran las obras en Venezuela que el Gobierno de Hugo Chávez asignó “a dedo” a la empresa brasileña Odebrecht, sin que el país conozca los términos bajos los cuales se hicieron dichas contrataciones.

Según el ingeniero Eduardo Páez Pumar, el fallecido presidente venezolano, una vez reelecto en el año 2006, comenzó a hacer acuerdos directos con otros países para que se ejecutaran en Venezuela “importantes obras públicas, de inversiones cuantiosas, contratadas sin licitación”.

Odebrecht figura entre las 20 empresas brasileñas acusadas de integrar una gigantesca red de corrupción que operó en la estatal petrolera brasileña, Petrobras, escándalo en el cual ha sido señalado el expresidente Ignacio Lula Da Silva y que también ha salpicado a la actual mandataria de esa nación, Dilma Rousseff.

Los contratos que Chávez asignó a Odebrecht incluyen la construcción de la línea 5 del Metro de Caracas, el Metrocable de Mariches, el tramo ferroviario Guarenas-Guatire y la línea 2 del Metro de Los Teques. También el tercer puente sobre el río Orinoco, el Cabletren Bolivariano (Petare), el segundo puente sobre el Lago de Maracaibo, la central hidroeléctrica Tocoma, el Proyecto Agrario Integral Socialista José Inácio De Abreu e Lima y la recuperación de la infraestructura del Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, en Maiquetía.

La mayoría de esas obras están atrasadas y otras paralizadas. El Cabletren de Petare tuvo movimiento hasta diciembre, por la cuestión electoral, pero este año ha estado parado. El puente sobre el Orinoco tiene más o menos el 60 % ejecutado, y llevan 10 años construyéndolo. Tocoma está paralizada. El ferrocarril Guarenas-Guatire debió ser entregado en 2012; hicieron un show previo a las elecciones parlamentarias con una vía provisional que se colocó sobre el elevado, pero hasta ese momento hubo movimiento”, aseguró Páez Pumar.

Anteriormente, el Metro de Caracas “elaboraba el anteproyecto y luego iba a una licitación para la construcción. Separar la obra en varios contratos permitía reducir costos, pero todos esos contratos y proyectos los manejaba el Metro. Ahora no, al ser una asignación directa llave en mano, la empresa contratada es la que establece el anteproyecto general y su precio, aun cuando muchas cosas no estén definidas”, puntualizó.

Categoría: Venezuela | Claves: Odebrecht