La reflexión de Almagro para los “dos bandos” en Venezuela

"Es muy importante que el efecto político de esas normas no altere el funcionamiento de la democracia".

Publicada por: el yorne16@gmail.com @NelitaAldana

Crédito: Sumarium

(Washington. EFE).- El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió hoy “absoluto apego constitucional y mucho diálogo” en Venezuela para la nueva etapa política que abrió el triunfo de la oposición en las elecciones parlamentarias del pasado 6 de diciembre.

“Los caminos que tienen que seguir los venezolanos tienen que ser absolutamente constitucionales, tienen que pegarse a la Constitución y dentro de ella tener toda su acción política. Donde existan medidas cuya constitucionalidad no sea muy coherente, entonces los venezolanos pueden llegar a entrar en dificultades“, afirmó hoy Almagro en una entrevista con Efe en la sede de la OEA en Washington.

El titular de la OEA se pronunció en este sentido después de que el presidente de la Asamblea Nacional (AN) saliente de Venezuela, el oficialista Diosdado Cabello, instalara ayer un “Parlamento Comunal Nacional”, tras la victoria electoral que le da a la oposición el control de la AN por primera vez en 15 años de dominio chavista.

La instalación de esa Cámara, que la oposición ya ha denunciado como anticonstitucional, está recogida en la Ley de las Comunas aprobada por el fallecido expresidente venezolano Hugo Chávez en 2010, pero no había sido aplicada hasta ahora.

Preguntado por el posible choque de legitimidades entre el Gobierno y la oposición en Venezuela, Almagro pidió que las nuevas leyes que impulsen ambas partes “no alteren” el funcionamiento democrático y abogó por esperar a ver qué ocurre tras la constitución de la AN el 5 de enero.

SE DEBEN ESTUDIAR LAS NUEVES LEYES

“Vamos a necesitar un tiempo de reflexión sobre esto, pero es muy importante que el efecto político de esas normas no altere el funcionamiento de la democracia, que no afecte a la transparencia y legitimidad del sistema político y de los representantes del pueblo”, afirmó el excanciller uruguayo.

“Si cada uno empieza a tironear de sus facultades constitucionales para estirarlas a ver hasta dónde llegan, con un ánimo de confrontación, entonces lamentablemente las soluciones que Venezuela necesita en lo social y económico van a quedar muy supeditadas a estos forcejeos políticos, no es eso lo que recomendamos, no es lo mejor para Venezuela”, sostuvo.

Almagro efectuó estas consideraciones generales sin entrar a valorar en concreto el nuevo Parlamento Comunal por considerar que es demasiado pronto para emitir un juicio, ya que la medida se tomó ayer y aún no se ha constituido la nueva AN.

“Las nuevas leyes en Venezuela van a ser algo que vamos a tener que estudiar en un conjunto más amplio del funcionamiento del sistema político, de la aplicabilidad de esas leyes y cómo las mismas son consistentes con futuras leyes que va a sacar la nueva Asamblea General“, señaló.

“Hoy debemos esperar un turno, porque tenemos que ver cómo estructura su trabajo la oposición en la Asamblea y cuáles van a ser las medidas del Ejecutivo. Tenemos que aguantar un turno y ver cómo baja la polvareda, porque hoy hay mucha polvareda en el sistema político venezolano”, añadió.

SU PAPEL ANTES DEL 6D VENEZOLANO

Almagro, un político de izquierda que llegó en mayo a la OEA avalado por el ex presidente uruguayo José Mujica, rompió este otoño el largo silencio de la organización sobre Venezuela para denunciar la “inhabilitación” de miembros de la oposición y “dificultades” que, a su juicio, impedían su participación en condiciones de igualdad en las elecciones parlamentarias.

“Hicimos un informe de las condiciones de la elección, tuvimos que ser claros en cuanto al marco ético que tenía que darse y tuvimos que ser claros en que ese tipo de medidas no eran admisibles y que no eran aceptables más medidas al respecto“, explicó hoy el titular de la OEA.

“Eso fue un mensaje que nosotros pasamos y que se hizo muy necesario porque todavía ninguna organización lo había hecho, incluso aquellas que pudieron participar en el proceso de observación electoral”, agregó Almagro, sin citar nombres.

Venezuela no aceptó ninguna observación electoral, ni de la OEA ni de la Unión Europea (UE), pero sí una misión de acompañamiento de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y algunos invitados internacionales como el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y miembros del grupo del Partido Popular Europeo (PPE).

A falta de esa misión electoral, Almagro expuso sus dudas sobre las garantías electorales en Venezuela en una carta de 18 páginas enviada el 10 de noviembre al Consejo Nacional Electoral que le valió un duro choque con el Gobierno de Nicolás Maduro.

“Nunca lo tomé como un enfrentamiento, nuestro lógica de trabajo es marcar el deber ser y señalar los problemas, no esconderlos debajo de una alfombra”, dijo hoy Almagro.

“Para nosotros nunca hubo una lógica de confrontación, se pueden haber dicho cosas muy feas, cosas extraordinariamente buenas. Ni una cosa me lleva para una lado, ni otra para el otro. Nuestros planteamientos los hacemos de manera profesional, seria y buscando soluciones. Eso es lo que hemos hecho”, concluyó.

Recuerda que puedes recibir las noticias más importantes al momento en tu teléfono, solo sigue estas instrucciones.