Maduro estuvo solo al inicio de la reunión

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Reuters).– El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, estrechó la mano a representantes de la oposición la noche del domingo en el inicio del primer encuentro que sostiene ante facilitadores extranjeros.

Maduro, miembros de su partido y cuatro representantes de la coalición opositora comenzaban la noche del domingo una reunión en un museo al oeste de la capital, que algunos de sus adversarios temen sea una táctica para ganar tiempo, en medio de la profunda crisis política y económica del país.

La cita se produce en momentos en que la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha intensificado las protestas callejeras luego que las autoridades suspendieron hasta nuevo aviso el proceso para convocar un referendo en contra de Maduro este año.

El partido de oposición Voluntad Popular no aceptó participar en el inicio de las conversaciones con el gobierno, por considerar que no hay condiciones para iniciar un diálogo, informó el grupo político en un comunicado minutos antes.

Luego de su breve discurso, el Jefe de Estado se retiró del lugar sin declarar a los medios. 

El secretario general de la MUD, Jesús Torrealba, y los líderes políticos opositores Carlos Ocariz, Timoteo Zambrano, Luis Aquiles Moreno y Henry Falcón asistieron en nombre del resto de los partidos que adversan al Gobierno.

La MUD informó, en otro comunicado previo al encuentro con el presidente, que la reunión forma parte de la ronda exploratoria y no es el inicio formal del diálogo con el Gobierno.

Los críticos responsabilizan al presidente por la recesión económica y por la inflación que se vive en la nación OPEP -la más alta del mundo-, cuyos ingresos se han visto afectados por la baja de los precios del crudo .

Maduro culpa a empresarios y partidos opositores de promover una guerra económica para desestabilizar su gobierno y desconoce al parlamento opositor, una decisión que respalda el máximo tribunal del país acusando a los legisladores de “desacato”.

Torrealba adelantaba más temprano en su blog que su bloque acudiría a la reunión para solicitar una “solución electoral” y que se respete al parlamento, entre otras peticiones que presentarán ante los facilitadores de estas conversaciones.

Un enviado del Vaticano, los representantes del bloque regional Unasur, y tres ex jefes de Estado de España, Panamá y República Dominicana promueven el acercamiento.

“De esa reunión podrían salir importantes conclusiones que permitan “desescalar” el conflicto”, apuntó Torrealba. Pero otros líderes opositores se mostraban reacios a iniciar un diálogo con el gobierno, argumentando que Maduro se ha convertido en un dictador y sólo intenta promover conversaciones para atrincherarse.

“(El encuentro) se produce en un marco de escepticismo y desconfianza”, agregó Torrealba.

Los representantes de la iglesia católica en el país difundieron el domingo un comunicado solicitando a los dos bandos “ser coherentes” y “respetar” el compromiso de iniciar conversaciones para tender puentes y evitar la violencia.
Uno de los dirigentes del partido de gobierno, Jorge Rodríguez, que asiste junto al presidente y la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, a la reunión, dijo horas antes que la oposición tenía que ir al diálogo y renunciar a la violencia.

“Nosotros queremos que se detenga esa situación permanente de zozobra en la población venezolana por la acción de la derecha, que todos podamos esgrimir nuestra opinión”, apuntó Rodríguez en una entrevista a un canal de televisión privado.

La oposición convocó a sus seguidores a marchar la próxima semana hacia el Palacio de Miraflores, para presionar por el referéndum que revoque a Maduro, en una secuencia de eventos que recuerdan un efímero golpe contra el antecesor del presidente, el fallecido Hugo Chávez, en 2002.