Opositores marcharon con cacerolas para exigir RR contra Nicolás Maduro

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. AFP) – Al golpe de cacerolas, cientos de opositores venezolanos marcharon este viernes para exigir al órgano electoral que dé vía libre a un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, tras acusar al ente de sabotear el proceso.

Con el tiempo en contra, la coalición opositora intentó mantener la presión en las calles a nivel nacional para lograr que el referendo se celebre este año, aunque la convocatoria tuvo poca acogida.

En Caracas, medio millar de manifestantes llegaron hasta la Avenida Libertador (centro-este) junto con dirigentes de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Un nutrido piquete de policías custodió el lugar sin que se presentaran incidentes, aunque la oposición denunció que grupos armados afines al chavismo hirieron de bala a dos personas en la ciudad de Valera (oeste) durante la jornada.

“La experiencia de hoy no fue buena. Creo que la oposición podría parar por un tiempo (las movilizaciones) si considera que esto no le está funcionando”, opinó el analista Benigno Alarcón.

A su juicio, el CNE podría complicar el tramo final hacia el revocatorio, lo que desgastaría a la oposición antes de cerrarle eventualmente la puerta. En tal caso, habría un recrudecimiento de las protestas.

“Mientras más ellos se retarden (en el proceso de referendo), más uno se llena de rabia”, dijo a la AFP Robert Sánchez, un administrador de 41 años, al tiempo que golpeaba su olla con una cuchara.

CHAVISMO EN PIE

Convocada desde hace dos semanas, la protesta se convirtió en una nueva expresión de rechazo luego de que el CNE suspendiera sus labores del viernes, aduciendo “amenazas” a raíz de las manifestaciones.

Una rectora del organismo, Socorro Hernández, había deslizado la posibilidad de que este viernes se diera a conocer una fecha para la recolección de las cuatro millones de firmas (20% del padrón) que permitirían llamar a las urnas.

El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, dijo este viernes a la AFP que la marcha fue justamente una respuesta a la “ofensa” que suponía el “silencio” del CNE, al que la oposición vincula con el gobierno.

El chavismo también movilizó a cientos de partidarios, esta vez hacia la sede principal del CNE en el centro de Caracas y en la isla de Margarita, sede de la Cumbre de Países No Alineados (NOAL).

“Hoy nuevamente ha ganado la paz frente al chantaje de la derecha. Ha sido una demostración de nuestra capacidad de movilización”, destacó desde una tarima el diputado Elías Jaua.

La protesta opositora fue bautizada “cumbre del pueblo contra el hambre y por el revocatorio”, en alusión a la cita del NOAL.

En la ciudad de San Cristóbal se congregaron unas 300 personas. “Pienso que no (habrá referendo este año), aunque quiero que se dé y estoy aquí para unir esfuerzos. Ellos tienen el sartén por el mango”, dijo a la AFP Antonio González, un comerciante de 40 años.

El presidente del Parlamento de mayoría opositora, Henry Ramos Allup, proclamó el “éxito” de la jornada, matizando que no se la puede comparar con la del 1 de septiembre, cuando la MUD aseguró haber movilizado a un millón de personas en Caracas.

“Con todo y superando los obstáculos, las amenazas (…) la gente está en la calle manifestándose, defendiendo su referendo”, afirmó el dirigente.

“REVOCATORIO NO VA”

Afectada por la caída del ingreso petrolero, Venezuela sufre una crisis económica reflejada en una escasez de 80% de los alimentos y las medicinas, según estudios privados, y la inflación más alta del mundo, que el FMI proyecta en 720% para 2016.

Esta situación minó la popularidad de Maduro, elegido hasta 2019.

El mandatario descarta que el referendo se pueda celebrar este año y denunció a ese proceso por fraude en la recolección previa de las firmas que habilitaron a la MUD como promotora de la consulta.

“El revocatorio no va. Ellos hicieron muchas trampas y así es imposible”, declaró a la AFP Jesús Hernández, de 71 años, quien participó en la marcha oficialista.

Para la MUD, el referendo solo tendría sentido si se realiza antes del 10 de enero de 2017, pues si Maduro pierde habrá nuevas elecciones. En una fecha posterior, aun si el gobernante es derrotado, el mandato lo concluirá su vicepresidente.

El forcejeo se mantiene pese a que el martes las partes revelaron haber mantenido dos reuniones, hace una semana, para explorar la posibilidad de un diálogo sobre la crisis. Tanto el gobierno como la MUD advirtieron que el referendo no está en discusión.

Si el CNE autoriza, la recolección de las cuatro millones de firmas deberá realizarse en tres días continuos.

ASÍ TE LO LLEVAMOS EN VIVO