Oposición acudió a los tribunales para rechazar decisión que restringe protestas

Los opositores marchan hacia los tribunales en una veintena de ciudades para rechazar una decisión judicial que restringe las protestas frente a las sedes del Consejo Nacional Electoral.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. AFP) – La oposición venezolana se manifestaba este miércoles en las calles dentro de su estrategia de presión por un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, poniendo a prueba una vez más su poder de convocatoria en medio del creciente malestar social.

Acogiendo un llamado del excandidato presidencial Henrique Capriles, unos 300 opositores se concentraban frente a una corte del este de Caracas para rechazar una decisión judicial que restringe las protestas frente a las sedes del Consejo Nacional Electoral (CNE), ante el cual se tramita el revocatorio.

Capriles convocó a manifestaciones ante los tribunales en una veintena de ciudades. En la capital, policías y militares con equipos antimotines aumentaron su presencia en dos vías de acceso al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

“Pretender que las protestas pueden ser acalladas con sentencias judiciales es una necedad”, dijo a la AFP el secretario ejecutivo de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, durante la concentración en Caracas.

El tribunal ante el cual se desarrollaba esa movilización ordenó a la fuerza pública resguardar las instalaciones del CNE de “protestas no autorizadas”, al fallar a favor de un recurso de trabajadores de esa entidad, que según la oposición es controlada por el gobierno.

Ondeando una bandera grande de Venezuela, los manifestantes exhibían carteles con mensajes que denuncian la grave escasez de alimentos y medicinas.

Durante mayo, los partidarios de la MUD -que controla el Parlamento- intentaron dos veces sin éxito marchar hacia la sede central del CNE en Caracas, al ser bloqueados por piquetes policiales y militares, desatándose escaramuzas.

Su objetivo era exigir al CNE no dilatar la revisión de unas firmas entregadas el 2 de mayo para activar el referendo, primer paso de un largo y complejo proceso para revocar a Maduro. Esa fase culminará el 2 de junio.

Este conflicto no va a ser lo que diga Maduro, o lo que diga la MUD, será lo que diga el pueblo. Por eso estamos clamando por la convocatoria del revocatorio, porque queremos una solución construida con los votos del pueblo y no un desenlace con la sangre del pueblo”, afirmó Torrealba.




Categoría: Venezuela | Claves: Oposición venezolana