Oposición sigue luchando por el RR e insiste en que no hay diálogo

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. EFE) – La oposición venezolana inicia este lunes una semana en la que validarán las firmas con las que buscan activar el referéndum revocatorio en contra del presidente Nicolás Maduro, y mientras transcurre este proceso, la OEA y la UNASUR discuten la crisis del país caribeño.

Pese a las denuncias que ha hecho la plataforma de partidos opositores, Mesa de la Unidad Democrática (MUD), sobre los obstáculos que, aseguran, les ha puesto el Poder Electoral, la oposición se mantiene firme en su lucha por conseguir la activación del referéndum revocatorio.

Mientras tanto el gobierno de Nicolás Maduro apuesta por el diálogo que auspicia la UNASUR junto al exjefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero y los exmandatarios de Panamá, Martín Torrijos y Leonel Fernández de República Dominicana.

Sin embargo, la oposición insiste en que en Venezuela no hay ningún diálogo y que no puede darse si no se respetan los derechos constitucionales.

Uno de los promotores del referéndum revocatorio, Henrique Capriles, dijo hoy que “difícilmente” ve la posibilidad de un diálogo entre el Gobierno de Maduro y “los que apuestan por un cambio”, porque a su juicio, el mandatario sólo quiere permanecer en el poder “y por eso declara todos los días en contra del referéndum revocatorio”.

Por su parte, el político preso Leopoldo López, señaló en su cuenta de Twitter, la cual es manejada por sus allegados, que “ningún diálogo puede estar por encima del derecho constitucional a que se realice el referéndum revocatorio a Nicolás Maduro este año 2016!”.

López que se encuentra recluido en una prisión militar cumpliendo una condena de casi 14 años por los hechos de violencia durante una protesta en febrero de 2014, instó a la comunidad internacional a apoyar el revocatorio.

En ese sentido, el líder del partido Voluntad Popular pidió a los venezolanos que firmaron a favor del revocatorio asistir a partir de este lunes a validar sus rúbricas para “lograr el cambio deseado por todos”.

La alianza opositora ha invitado durante todo el día de hoy a sus seguidores a asistir a validar las más de 1.3 millones de firmas con las que solicitan el revocatorio, a la vez que ha informado sobre dónde se encuentran los puntos de validación en cada estado.

Aunque la oposición asegura que este año sí puede darse el referéndum, los oficialistas y partidarios del chavismo, sostienen que no y han acusado a la MUD de tener firmas falsas.

En tal sentido, la oposición ha pedido a los ciudadanos “demostrar” que Venezuela sí quiere cambio.

Por otro lado, esta semana se espera que distintas personalidades de la política interior y exterior de Venezuela se presenten en la OEA para exponer la situación de este país.

El presidente del Parlamento venezolano, Henry Ramos Allup, ha señalado en días anteriores que asistirá a la sesión del 23 de junio del Consejo Permanente de la OEA para presentar su visión de la crisis de su país.

Los exmandatarios de Panamá, España y República Dominicana, asistirán el martes a una sesión extraordinaria en la OEA para explicar el estado de su mediación entre el Gobierno y la oposición venezolana.

Esta intervención de los expresidentes se hará a petición del gobierno venezolano.

Sobre esto, el diputado del parlamento venezolano, Williams Dávila, señaló que con tal petición, el Gobierno busca evitar que el secretario del ente, Luis Almagro, presente su informe sobre la situación del país caribeño.

Dávila también pidió a la OEA “no darle la espalda” al pueblo de Venezuela “que está sufriendo hambre, represión, cárcel solo por exigir en la calle el derecho a comer y a tener salud”.

Pero, según una encuesta hecha entre el 7 y 15 de junio publicada por la firma Hinterlaces, 74% de la población está de acuerdo con un diálogo entre el Gobierno y la oposición.

La misma encuestadora revela que 82% de los venezolanos está de acuerdo con la “mediación internacional”.

Venezuela atraviesa una crisis política, económica y social que ha llevado a la oposición a moverse y activar los mecanismos para lograr un cambio de gobierno, porque alega que el actual ejecutivo no puede resolver la misma.