Otto Pérez Molina y el abismo de la corrupción

Otto Pérez Molina y el abismo de la corrupciónLos integrantes de las organizaciones campesinas partieron desde cuatro puntos distintos de la capital para concentrarse en la plaza central. Crédito: EFE
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Unos 3.000 campesinos que llegaron de varios departamentos de Guatemala protestaron este miércoles en la capital y exigieron la renuncia del presidente Otto Pérez Molina, según la agencia The Associated Press (AP).

Los campesinos se unieron así a los más de 50.000 guatemaltecos que el sábado y en días pasados han solicitado la dimisión del mandatario por actos de corrupción en los que se han visto vinculados funcionarios de su confianza.

Manifestantes bloquearon las principales arterias de la capital en busca de ser escuchados.

Miguel Ixcaj, de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (CNOC), explicó que esta manifestación se sumará a las masivas marchas que se han realizado bajo la consigna “Renuncia Ya”, que llevaron a dimitir a la vicepresidenta Roxana Baldetti, el pasado 8 de mayo.

“Pedimos la renuncia de Otto Pérez Molina y su gabinete de gobierno que tanto daño le han causado al pueblo de Guatemala (…) argumentan que no hay recursos y ellos saqueando las arcas del Estado“.

RED DE CORRUPCIÓN

El 16 de abril las autoridades guatemaltecas desarticularon una red de defraudación millonaria al fisco que según la fiscalía recibía sobornos por parte de empresarios para evadir impuestos.

El caso involucra a varios funcionarios y particulares. De acuerdo con las autoridades la red era dirigida supuestamente por Juan Carlos Monzón Rojas, exsecretario privado de la exvicepresidenta Roxana Baldetti.

El escándalo le costó el cargo a Baldetti, quien renunció al verse involucrada. Luego de su renuncia, la fiscalía logró una prohibición para que la ex vicepresidenta abandone el país y pueda ser investigada.

HOMBRE DE CONFIANZA

Juan de Dios Rodríguez, hombre de confianza del presidente Otto Pérez Molina y al mando del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) desde hace dos años, está acusado de irregularidades en un contrato de prestación de servicios médicos por 14,5 millones de dólares otorgado a la compañía Farmacéutica Pisa.

Rodríguez está bajo custodia en un hospital de la capital, horas después de que la policía allanara su hogar como parte de un operativo en el que fueron capturadas otras 15 personas; entre ellos, el presidente del Banco de Guatemala, Julio Suárez; el hijo de una magistrada de la Corte Suprema de Justicia y algunos empresarios, informó el Ministerio Público.

Suárez participaba en la junta directiva del IGSS como representante del ente emisor, donde fue ascendido a presidente en octubre de 2014 tras una larga y respetada trayectoria como técnico monetario.

OLEADA DE CRÍTICAS

El presidente intenta frenar la oleada de críticas por corrupción a su administración y para ello lanzó una propuesta para integrar un frente con el cual diversos sectores que han participado de las marchas puedan unirse y aportar ideas de frente a hacer cambios en el sistema político del país y a leyes como las de partidos políticas, servicio civil, ley de probidad y de compras y contrataciones.

DESCARTA RENUNCIA

El presidente Otto Pérez Molina afirmó que se mantendrá en el cargo y que toma en cuenta las manifestaciones y protestas pero que cumplirá su mandato hasta enero de 2016.

“Voy a seguir trabajando con mucha fuerza, voy a hacer mi mejor esfuerzo por seguir trabajando de la misma manera por todo el pueblo de Guatemala. Tomo en cuenta, por supuesto esas peticiones, demandas, reclamaciones, pero yo voy a cumplir el mandato constitucional que establecen las leyes del país y hasta el 14 de enero (de 2016) estaremos entregando la presidencia”, dijo Pérez Molina en el acto público de entrega de informe de gestión de la fiscalía general.